Air – La Riviera, Madrid – 17/01/2010

Por , el 20 - 01 - 2010

air

 

Que la receta de Air resulta bastante sencilla es algo conocido por todos. Su complejidad sonora, melódica, lírica, las estructuras de las canciones, no se caracterizan por una gran sofisticación, y sin embargo cuentan con un ingrediente secreto que los convierte en prácticamente irresistibles: su música es un ejercicio de estilo. Y ésto puede otorgarles la medalla de pretenciosos, pero nada más lejos de la realidad, ya que sin ser carne de radiofórmula (aunque en los buenos tiempos de los 40 se podían escuchar “Sexy boy” y “Cherry blossom girl”), resultan ser muy accesibles. Y así se mostraron en la presentación en directo de su último álbum, más una buena retahíla de grandes éxitos, por supuesto.

 

El show comenzó con una telonera llamada George Pringle (su nombre artístico) que básicamente se dedicó a aturdir al público con su intento de electro-clash, una voz insuficiente y atacante y, por si fuese poco, destrozando ese atemporal clásico que es “I feel love” de Donna Summer. No es por ser cruel, pero la chiquilla (muy guapa, eso sí) nos obligaba a irnos en busca de una cerveza o lo que se fuese para escapar de aquel tormento. Después de esta decepción del todo incomprensible (¿en que estaban pensando Air cuando la escogieron?), salieron al escenario el dúo francés con ganas de agradarnos la velada. Y sin duda lo consiguieron. Abriendo fuego con “Do the joy”, continuaron con varios temas más de su último disco (que, como siempre, sigue la línea de sus antecesores), y que por increíble que parezca, el público recibió mejor de lo esperado. Apunte a tener en cuenta por cierto, ya que el ambiente era muy animado para tratarse de un concierto de esta índole, sin olvidar que además era domingo (y ya sabemos todos como estamos los domingos). Como era previsible, cuando más entregados estuvimos fue en el momento de desenfundar sus clásicos. Poco a poco fueron dejando a un lado las novedades y recrearnos con su delicadeza innata y buen gusto para embarcarnos en paisajes sonoros donde perdernos durante hora y pico.

 

Ayudados por unas proyecciones de estilo psicodélico bastante sencillas (pero efectivas), el momento álgido fue el revival de su enorme Moon Safari, del que tocaron una buena parte, destacando la siempre espacial y deliciosa “Kelly watch the stars” y la intensa “La femme d’argent”, con la que finiquitaron el concierto. Salvo de su Pocket Symphony, nos regalaron canciones de todos sus discos, incluida la banda sonora de Las Vírgenes Suicidas. Talkie Walkie, su otra gran obra, contó con la representación de la omnipresente “Cherry Blossom girl”, posiblemente su canción más pop, o la divertida “Alpha beta gaga”. Así que nos quedamos realmente satisfechos con un concierto muy completo, donde Air se mostraron muy cercanos y hasta graciosos (escuchar su ‘muchas gracias’ con vocoder no tenía precio). Un último apunte: quien diga que la Riviera cuenta con una acústica pésima, le informo que en este caso Air sonaron cristalinos (supongo que las reformas al cerrar la sala sirvieron de algo).

 

dyorch
Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.