Antonio Vega

Por , el 15 - 06 - 2009

La grandeza de Antonio Vega, el chaval que conquistó la tan ansiada movida, residía en su dominio de los sentimientos. Su capacidad de hacer estremecer construyó la leyenda de unos conciertos en los que el público contenía el aliento para escuchar su voz frágil.

 

 

Pero no siempre fue así. Al comienzo, los grandes dramas permanecían desdibujados tras canciones más supérfluas con la firma de Nacha Pop. Su primera poesía era difícil, urgentes y de llamativos títulos, para poco a poco ir derivando en la simpleza que eriza el corazón de sus temas en solitario. Lo cierto es que dejó aquella formación porque no fue un grupo de gran éxito, más un grupo de culto que barajaba un variado tipo de fans.

 

Antonio Vega es de esos artistas que logran el consenso de sus compañeros de profesión, de la crítica y el público. Nada fácil. Pero es algo que resultaba llamativo, al hablar con aquellos que le conocieron, que le admiraron y le quisieron, sorprendía la tristeza con la que hablaban de él, de esa enfermedad que fue la primera que tuvo, la adicción y la desmesura. Hay quien le reprocha que supiese detenerse a tiempo cuando vió a su amigo Enrique Urquijo acabar trágicamente en un portal. Hay, quien le ‘defiende’ o justifica pensando que quizá, desgraciadamente, ya era demasiado tarde.

 

 

La tristeza que transmitía en sus canciones, su sensibilidad dolorosa, se contagiaba a los ojos de quienes le miraban de frente. Ya lo he dicho, leyenda.

 

No le importó jugar con su repertorio, síntoma de una falta de complejos tan necesaria en un artista, llegando en ocasiones a remezclar letras de canciones anteriores para componer una nueva.

 

Sus 18 discos son su legado, son la inspiración que nos brinda para momentos de introspección, de letras que cultivan el alma. No puedo decir mucho más de su repertorio, estoy seguro de que no hay palabras que hagan justicia a algo que ya es parte de nuestra cultura, y que ya está asociado a tantas experiencias propias.

 

 

Día de luto en la música española. Con 51 años y a causa de una dolencia pulmonar, Antonio nos deja con su música.Para todos aquellos que nos hemos quedado sin compartir un directo suyo, una pérdida irreparable…

 

Tan sólo una canción suya, ‘Lucha de Gigantes’ para recordarle. Todas las demás, te están esperando

 

Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.