Barato y muy dañino – “Ya tú sabe. ¡Es el electro-latino!”.

Por , el 08 - 10 - 2012

¡Venga! ¿Cuánto le debe la música a las drogas? Joder, podemos pensar que los esperpentos que la historia de este arte ha parido han sido por experimentos perdonables. Sin pioneros, no hay descubrimientos. De acuerdo, pero alguien tiene que pasar por la quilla por haber dejado escapar a Juan Magán (por ejemplo) de su cueva. Lo conocerán por haberle puesto banda sonora a “Tadeo Jones” con Belinda. Y bueno, España no suele destacar por su gran cultura musical. No hay más que ver la lista de ventas copadas por recopilatorios del verano. ¡Sin olvidar la catársis de ‘Paquito el chocolatero’! Todo lo que sea fiesta… bienvenido sea, ¿verdad?

El término “electro-latino” lleva años partiendo las infectas pistas de bailes españolas. Esas en las que lo más granado de la sociedad se reúne para debatir, entre otras cosas, profundos temas sociales y hasta filosóficos. Pero vayamos por partes: ¿qué diablos es el “electro-latino”? Pues nada más y nada menos que la mezcla de ritmos latinos (y letras “pegadas”) con el dance. O sea, auto-tune por un tubo, bases con salsa, merengue, bachata, reggaetón, cumbia…

El anteriormente nombrado Juan Magán es su precursor, según dicen los “especialistas”.

Básicamente es lo que vienen haciendo gente como Pitbull, Wisin & Yandel, Fuego, Yandar y Yostin, Gusttavo Lima, Don Omar o Cali & El Dandee, que no es más que poner cara de pena mientras cantas (sic) cosas como “eres la princesa de mi sueños”, “mamita loca, cosita linda, con ese cuerpo es que tú te ves muy linda” o “bon, bon, bon, dale cosa rica. Bon, bon, bon trae a tus amiguitas”. Vaya, que Leonard Cohen al lado de estos genios de la lírica es un simple mindundi.

Los textos de absolutamente todas estas canciones se nutren de fanfarronadas y tríos amorosos. Evidentemente, todo bajo un toque que va a caballo entre el victimismo de perder a tu chica y lo hostil de partirle la cara al que te la ha quitado. Cualquiera que viva en la periferia de una gran ciudad sabrá mejor que nadie que esta clase de escenas suelen darse los fines de semana a altas horas de la madrugada.

Lo lamentable de esta gente no es que existan, sino que haya público que consuma su música. Como ya he dicho, España no se caracteriza por tener mucha idea de cultura musical, pero es que copiar lo peor de la música latina es delito. De hecho, todavía salen feminazis censurando ‘La mataré’ de Loquillo mientras menean el culo con ‘Danza Kuduro’. Será que el rollo “putas y barcos” no denigra a la mujer…

El culto a la ostentosidad es lo que marca la pauta: coches lujosos, trajes caros (pero muy horteras), gafas de sol XXL (Carrera, para ser más exactos), yates, casas grandes… y mujeres, muchas mujeres.

Eso es. Hay que mostrarse triunfador. ¿Que haces Reggaetón? Vas a ser un “fucker”, amigo. Es más, si le añades seseo y acentazo caribeño, el estilo gana en credibilidad.

No pasa nada si has nacido en Jaraíz de la Vera y tu inglés es nefasto, pues con decir “mamita” o “let’s go” varias veces tienes ya un éxito asegurado. ¡Pero todavía hay más! A esta amalgama de talento rebosante se le puede dar un toque más callejero si colocas al cani de tu barrio haciendo freestyle. Recuerda que el toque callejero le da más empaque.

Eso sí, no olvides que debes mostrarte como un ricachón con pose dura. Cualquier “empresaurio” hispanistaní que se enriqueció con el ladrillo puede servirte de ejemplo: incultura + Porsche Cayenne = winner.

¿Ejemplos? Por supuesto. Acompañados de grandes dosis de vergüenza ajena.

Cabe mentar a Juan Magán, que naciendo en Barcelona, habla como si fuese oriundo de Santo Domingo. Efectivamente, es el mejor ejemplo, tanto por la estética Paquirrín-Style como por música.


Cali & El Dandee son otros que tienen tela. Gracias al auge que tuvieron con “la canción del Mundial” (‘Gol’), empezaron a subir como la espuma. Cara de pena de uno con el contrapunto de la dureza del otro.


En realidad, el siguiente vídeo ha sido un descubrimiento de última ahora mientras se gestaba este artículo. ‘Cripy Cripy’ es la pieza de Yandar y Yostin (con Shako) donde aparecen tres muchachuelos en plan mafioso cantándole al mundo sobre las drogas con imágenes de una mujer en lencería. Anonadado me hallo. “100% humildad”, dicen.


No podían faltar Wisin & Yandel, otros clásicos del género. Atención a la pose de los tipos y la letra. Rollo underground y bailes epilépticos. Resulta curioso que se autodenominen “leyendas”.


¡Tenía que entrar Don Omar (con Lucenzo) y el ‘Danza Kuduro’! Sobran las palabras. El vídeo lo tiene todo: mujeres en bañador, coches lujosos, casas grandes, yates, ropa hortera,… y vergüenza, mucha vergüenza ajena.


No diga Pitbull, diga estafa. ¿Cómo es posible que este tipo haya llegado a donde ha llegado haciendo remixes o añadiendo repetitivas estrofas? Pues fácil: su público.


¿Sigo? Mejor no.

Se quedaron otros más en el tintero, pero todo está en navegar por “el tubo” para dar con cientos y cientos de estos temas donde el auto-tune es la pauta principal. Vaya mañana de primavera la que están teniendo ahora los DJs de palo en este terruño con una certera habitación en un panorama que se degrada cada vez más como el cuchillo en la mantequilla. Los palos de la música no conocen otros métodos más que los del show-business.

Sean felices, ya tú sabe.


Texto: Carlos H. Vázquez.
Tags:
Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

    2 comentarios

  • Sergio dice:

    Opino que no tienes ni idea amigo. Obviamente no es la mejor música ni letra del mundo. Pero todos esos que nombras y criticas han sabido hacer una canciones que algo tendrán cuando han hecho que las baile toda España y parte de fuera de ella.
    PD: Charly , vigilas tus faltas de ortografía si te dedicas a escribir en la web…

    -Un internauta cualquiera-

  • LEADER dice:

    Genial articulo!!! A toda esta banda lo unico que les interesa es la pasta y meter el pizarrin. ¿Que tiene para para que lo baile media España y parte de fuera? Pues salir a bailar a ver si follan. Ni mas ni menos….

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.