Bel and the Boy – “A lo largo del tiempo, todo lo que empiezas a escuchar te influye.”

Por , el 28 - 05 - 2011

Bel and the Boy son Belén Arjona y John Lanigan. Después de casi cuatro años tocando juntos en el proyecto de Belén en solitario, el inglés y la española deciden embarcarse en un proyecto que ampara el trabajo de los dos. Belén Arjona, después de editar 3 discos en solitario, y una nominación a un Grammy Latino decide unir sus fuerzas al guitarra británico John Lanigan; éste en Inglaterra colaboró en diversas bandas londinenses y decide unirse a Arjona en el año 2007. A principios del 2010 comienzan a escribir las canciones que compondrán su álbum debut, y en septiembre comienzan un arduo trabajo en el estudio de grabación. “Best not to say it” será el single del EP debut del dúo. El álbum ha sido producido por Rubén Villanueva.

El largo se espera para después del verano y ha sido compuesto por los dos autores y será íntegramente en inglés, lengua nativa de John y dominada a la perfección por Belén. Su música es descrita por los autores como pop trágico-romántico con toques dance.

Os conocéis en 2006. John llega a Madrid mientras que tú estabas con los proyectos anteriores…
[Belén]: John vino a tocar con una banda a la sala Caracol. Fui a verlos porque me invitaron unos amigos, ahí nos presentaron y empezamos a hablar, vimos que teníamos cosas comunes. Desde entonces empezamos a tener contacto y John se vino a España para tocar con lo que era mi proyecto anteriormente. Estaba a punto de grabar mi tercer disco, de hecho él grabó las guitarras de aquel disco. El estuvo tocando conmigo desde que se vino en 2007 hasta ahora.

Especialmente yo me di cuenta de que no estaba contenta con lo anterior, no me sentía llena cantando lo que cantaba.

Pero incluso te nominaron a un Grammy. Aunque no es garantía, es un reconocimiento.
[Belén]: Sí, es un reconocimiento, pero lo que me jode es que me reconocieran en el otro lado del charco y no en mi país. Es muy fuerte que me nominen a un Grammy en Latinoamérica cuando mi disco ni siquiera se había editado allí y mi compañía de discos no hizo ni una nota de prensa.

Son ese tipo de cosas que te vuelan la cabeza. Vale, es muy bonito que te nominen a un Grammy, pero luego ves al final del día que sigues tocando en bares y saliendo adelante todos los meses haciendo lo que me gusta, malviviendo.

Y como no querías saber nada de discográficas, sacáis este EP autoeditado.
[Belén]: Yo rompí con la discográfica a finales de 2008 o en Enero de 2009. A partir de ahí dimos palos de ciego, estuvimos perdidos, tuvimos puntos de inflexión y como no quería seguir haciendo ese tipo de canciones en directo empezamos a componer de una forma natural. Sin pensar en hacer un disco o concepto.

Nos sentábamos, el traía una idea, yo traía otra… las juntábamos entre los dos y de repente nos dimos cuenta un día de la cantidad de canciones que teníamos. Nos gustaban porque no es algo que nos ampare a ambos.

Era un poco absurdo seguir como Belén Arjona porque no tenía nada que ver lo que estábamos haciendo, y John estaba implicado a todos los niveles del proyecto, tanto a nivel de composición, decisiones,… entonces decidimos ponernos el nombre.

John, ¿tú conocías lo que Belén hacía en España?
[John]: No. Pero es que tampoco conocía nada en España. Conocía algo de flamenco y algunas cosas más, pero no eran españolas. Algo como Shakira, Jennifer López, Santana… Pero de España no conocía nada. Inglaterra es muy cerrada, no llegan grupos españoles al público británico.

Pero es cierto que ahora hay una escena española bastante importante desde hace unos años. En la última época yo no vivía en Londres, que es donde se encuentran muchas comunidades latinas, pero que esta introducción vino desde hace unos seis o cinco años.

La música que se conoce, principalmente, es de Estados Unidos, Alemania, grupos británicos, música escandinava… eso es lo que más se mueve en Reino Unido, pero música española… poca.

¿Encajasteis a la primera cuando se empezó este proyecto por aquello de la diferencia de estilos o filosofías?
[John]: Sí, coincidíamos bastante. Aunque escuchábamos casi las mismas cosas, Belén era más abierta. Yo venía de hacer hard-rock con una banda llamada Lazy Wall, no éramos famosos.

“Best not tos ay it” no tiene nada que ver con lo que ambos hacíais. Tiene mucha base electrónica.
[Belén]: Sí, pero bueno, mi primer disco tenía mucha base electrónica. Lo que ocurre es que la gente no se dio cuenta, pero para aquel momento estaba bien hecho.

[John]: Todo tiene su influencia. A lo largo del tiempo, todo lo que empiezas a escuchar te influye.

[Belén]: Durante estos últimos años estábamos escuchando mucha electrónica y sabíamos por donde había que tirar. Eso fue una de las decisiones fundamentales para cuando nos juntamos con el productor [Rubén Villanueva], porque sabíamos que él tenía la capacidad de hacer lo que nosotros teníamos en la cabeza. Tras hablar con él empezamos a maquetar los temas y tuvimos claro que ese era el camino que queríamos seguir.

Ya se que no tiene nada que ver con lo que hacíamos antes, ni él ni yo, pero creo que –hablando también en nombre de John- nos sentimos superseguros de lo que estamos haciendo.

¿Creéis que esto funcionará en España viendo que Belén no fue lo suficientemente reconocida?
[John]: Depende de lo que pienses que es “funcionar”. Para nosotros sí, pero lo que es de público o dinero, no lo sabemos. Es algo que me trae sin cuidado, la verdad [risas]. Yo hago lo que tengo que hacer como artista y no puedo estar pensando en lo que quiere la gente.

[Belén]: Yo he tenido la suerte de tener a gente que me sigue desde hace muchos años, una gente increíble que me ha demostrado mucho su apoyo. Pero si que es verdad que he sentido rechazo por este país en general y no se por que. Yo grabé mi primer disco cuando tenía veinte años y recuperé el rock femenino en este país, pero en lugar de vérseme por ese lado se me vio más por el lado Avril Lavigne, que no tenía nada que ver. Ni las letras tenían que ver.

Mi primer disco tenía tema político, compromiso social… obviamente hablaba de cosas que cuentas con esa edad.

Posiblemente te encontraran algún parecido estético.
[Belén]: Sí, porque llevaba un estilo así más roquerillo, pero no es que hiciera metal, hacía música para mi edad y para mi momento. Se me tachó por ahí y se me tachó también durante años de ser artista mainstream, cuando yo nunca lo he sido.

Saqué dos discos con una multinacional, pero como hacen muchos que van de indies que luego lo sacan también con multinacionales. Y más forma independiente que la que yo tengo, que tengo el culo pelado de tocar en ‘tropecientos’ mil sitios durante quince años. Eso te da la credibilidad suficiente como para saber que crees en lo que haces.

Yo vivo de la música, aunque no vivo como quisiera vivir, pero eso es como una persona que tiene un trabajo estable y cobran a fin de mes. Pero prefiero hacer lo que hago, malvivir y hacer música. Lo llevo haciendo así durante quince años y no lo voy a cambiar ahora, a no ser que tenga un problema muy grande.

Y justo ahora hay una ola de artistas femeninas del palo cantautor que dan una imagen de frágil. Por supuesto que cada uno se expresa como quiere.
[Belén]: Si que es verdad que yo no soy nada blanca cantando. Yo creo que en España gusta ese rollo de “piruletas y chicles”, gusta que las mujeres sean “piruletas y Sugus”, porque es un país que sigue teniendo un trasfondo muy machista. Y que una mujer se ponga delante de ti con una guitarra, como el par de ovarios que tiene Mürfila o Laura de Garaje Jack, y te diga que “¿de que coño vas?” pudiendo reivindicar no cantando perfectamente pero dando cuatro gritos, sorprende.

Yo no he llegado a ese extremo de rockerismo, a lo mejor en su momento si que fui más “agresiva”, pero ahora he encontrado un punto en el que estoy muy tranquila. También es un binomio entre lo que hace John y lo que hago yo, entonces si que me he suavizado un poco, pero no me he suavizado en lo que digo.

Este es un disco que tiene mucha electrónica, pero tiene letras de búsqueda e inconformismo, de cómo se siente uno… son unas letras oscurillas.

[John]: Yo siento que este país es muy machista, incluso en la lengua. Hay palabras como “coñazo”, que significan algo aburrido, y en cambio “ser la polla” es algo bueno. ¿Por qué?

De hecho los textos son en inglés porque tú te sientes más cómoda componiendo así, e incluso le viene mejor a John porque no se sentía bien escribiendo en español.
[Belén]: Él no entiende el castellano y eso era algo que le tiraba para atrás de mi música. Es que éramos casi un grupo ya, pero yo le veía que no le molaba cuando tocaba mis canciones. Yo tampoco me sentía llena tocándolas. Cuando hacíamos una versión se divertía más.

No reniego de lo que he hecho hasta ahora, pero no me llenaba y no me movía por dentro. Cuando me subo a un escenario es fundamental sentir algo. Estaba apática, pero cuando ahora toco esto que hacemos ahora me bajo más feliz que una perdiz [risas].

¿Veis que os puedan comparar con grupos que utilizan el formato dúo?
[Belén]: Está bien que nos comparen con otros grupos, también estaría bien que nos compararan con Roxette, que no tenemos nada que ver [risas].

[John]: Es natural que nos comparen, la gente siempre busca la comparación. No me importa que me comparen con ciertos grupos mientras sean buenos [risas].

El contenido de este EP consta de dos canciones y un remix. ¿Se queda así o es una presentación de un long play?
[Belén]: El disco está grabado, pero creíamos que sí era conveniente hacer una presentación ya que íbamos a darnos a conocer como dúo y que yo tengo una carrera en este país. En esto están las dos vertientes del disco: ‘Best not to say’ que es la parte más trágica, y ‘Become one’ que es el lado más bailable, aunque la letra no sea para echarse unos bailes.

Optamos por hacer un remix porque también vimos la manera de moverlo por radios o por discotecas. Aparte de que conocíamos a Ed is Dead, nos gustaba mucho lo que estaba haciendo con Void Camp, se lo propusimos, le enseñamos que ese iba a ser el single y se interesó en hacer el remix.

Hay tres vías claras ahí…
[Belén]: Sí. Está la vía más dance con el remix del single para darle un poco accesibilidad a otro tipo de público que no se mete a buscar un estilo de música, simplemente a escuchar una canción. También nos apetecía escuchar como quedaba una canción nuestra en remix.

Luego, la otra parte que es ‘Become one’, más electrónica, incluso canta John en esta canción. Tiene un estribillo muy pop, aunque hace el contrapunto con la letra que habla de unirnos y desunirnos.

Esas son las dos vertientes. Pero en el LP también están las canciones como ‘Best not tos ay it’, como ‘Feel like a clown’ o ‘Feel nothing’. Las letras son bastante trágicas, la verdad. También está ‘Stars’, que habla de unos cuernos horribles de una pareja que está a punto de romperse.

¿Las letras son tuyas?
[Belén]: Son de los dos, al igual que la música. Ha habido bastante participación. A lo mejor una idea estaba enteramente desarrollada por uno, pero siempre la intentábamos hacer mejor entre los dos para cambiar la letra o enriquecerla musicalmente por otro lado.

¿Vivencias personales, pues?
[John]: Si que son experiencias personales o sensaciones, pero no basadas en nuestras vidas.


Texto: Charly Hernández
Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.