Black ‘n Blue: Hell Yeah!

Por , el 30 - 06 - 2011



Creados en 1981 en Portland, Black ‘n Blue formaron parte del movimiento hair/glam metal en la década de los ochenta. Publicaron cuatro álbumes, Black ‘n Blue (1984), Without Love (1985), Nasty Nasty (1986) e In Heat (1988), con los que se ganaron un puñado de seguidores y un relativo éxito que se fue por la alcantarilla cuando las neuróticas aguas del depresivo grunge inundaron la escena estadounidense.

Después de 23 años de silencio, que se dice pronto, vuelven a la actualidad con una formación que incluye a casi la totalidad de la formación original, es decir: Jaime St. James (voz), Jeff Warner (guitarra), Patrick Young (bajo) y Pete Holmes (batería), completándose con el guitarrista Shawn Sonnenschein en sustitución de Tommy Thayer, como se sabe, ahora formando parte de Kiss en una relación que data de cuando Gene Simmons se encargó de la producción de los dos últimos discos de Black ‘n Blue.

Precisamente, estamos ante un trabajo que absorbe y mimetiza muchas de las características procedentes de los “monstruos de Nueva York”, sobre todo en lo que se refiere a estribillos pegadizos. Añadamos el desenfado guitarrero de unos Mötley Crüe y algunos perfiles rítmicos propios de AC/DC y obtendremos la filosofía musical de los actuales Black ‘n Blue, que tampoco difiere mucho de la que instauraron desde sus orígenes.

Hell Yeah!, contiene un poco de todo. El comienzo con “Monkey” es sumamente trepidante, con unas líneas de bajo acompañadas de una marcada batería y una agresiva irrupción de las guitarras que arropan con certera habilidad la voz desgarrada de Jaime. La vitalidad se mantiene presente en “Target”, pieza que fusiona con descaro las mencionadas influencias de AC/DC y Kiss, con un Jaime forzando su garganta y unos injertos guitarreros de incisiva presencia. En una línea parecida se mantiene “Hail Hail”, formando una trilogía inicial de lo más atractiva.

La energía y los vibrantes fraseos de guitarra siguen presentes en canciones como la rockanrolera “C’Mon” y la más trabajada “Angry Drunk Son Of A Bitch”.

El lado más comercial y accesible, lo aportan medios tiempos en clave de balada como, “Fools Bleed” o “So Long”, pero nunca abandonando el buen gusto por el riff embriagador o los fraseos sugestivos algo que también se puede comprobar en la más agitada “Falling Down”.

“Hell Yeah!, es otra energética muestra de su camaleónica capacidad para asimilar sonidos ajenos y readaptarlos en su propio beneficio. Asimismo, pueden acometer un corte tan excitante como “Candy”, con cierto regusto a Aerosmith, y salir airosos.

El buen humor que les ha caracterizado permanece impregnado a lo largo de la grabación con curiosidades como, “Jaime’s Got The Beer”, divertimento insustancial de guitarra acústica y voces guasonas que no llega al minuto y “A Tribute To Hawking”, también de escasa duración que, como su nombre indica, tiene que ver con el científico Stephen Hawking, voz cibernética incluida.

También aportan un pequeño homenaje “zeppeliniano” con la acústica “Tripping 45” e incursionan en la psicodelia progresiva con “World Goes Round”.

Un álbum variado, sin excesivas pretensiones, pero con canciones que, además de gancho, exhiben frescura y nervio, arropadas por un óptimo entramado de efectivas guitarras.

CALIFICACION: 07,75

GRUPO: Black ‘n Blue
TITULO: Hell Yeah!
DISCOGRAFICA: Frontiers
AÑO: 2011
PAIS: Estados Unidos

 

CRITICA REALIZADA POR LOCKY PEREZ
 
 

Tags:
Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.