Crónica concierto ’77 + Bullet (Barcelona 08-03-2013 – Sala Apolo 2)

Por , el 20 - 03 - 2013


'77 - Barcelona 2013 LG Valeta

FECHA: 08-03-2013
CIUDAD: Barcelona
LUGAR: Sala Apolo 2
GRUPO: Bullet
DURACIÓN: 60 minutos
GRUPO: ‘77
DURACION: 60 minutos

Los componentes del grupo catalán ’77 han encontrado unos excelentes aliados en los suecos Bullet, con quienes están compartiendo cartel en igualdad de condiciones en su gira por España, después de que ambas formaciones recorriesen Europa en un pasado reciente.

El hecho de que ’77 tocaran ante sus paisanos prevaleció en esta ocasión para que en Barcelona fuesen los suecos quienes abriesen el concierto en la pequeña de las salas Apolo que colocó el cartel de sold out.

La puesta en escena de Bullet resultó todo un atractivo para el personal femenino presente en la sala. Los dos guitarristas y el bajista se presentaron con sendos chalecos de cuero negro dejando el pecho al descubierto y sin parar de tocar y, con el ombligo al aire, no perdían la oportunidad de mostrar sus atributos adelantándose al borde del escenario levantando sus respectivas guitarras.

Quien no llamaba tanto la atención físicamente era el batería Gustav, sin embargo, se hacía notar de otra forma, con una pegada compacta y de sonido metálico que potenciaba de forma trascendente la parte instrumental.


Bullet 2012

Ejerciendo de frontman, Dag Hell Hofer, acaparaba también la atención con su oronda figura y su voz cercana a la de Udo Dirkchneider. De hecho, Bullet suenan como un híbrido entre Accept y AC/DC, una propuesta que puede no resultar innovadora pero que sigue resultando atractiva, según se pudo comprobar por la respuesta del público que no paró de gesticular ante composiciones como “Into The Night”, “Turn It Up Loud” y “Dusk Til Dawn”, que conformaron el primer bloque de su actuación junto a “Full Pull” tema que da título a su último trabajo y tras el cual abandonaron las tablas durante unos segundo, algo que repetirían de forma ritual durante su presentación.

En su retorno, el grupo sueco mantuvo las positivas vibraciones con “Pay The Price” una pieza de ritmo cadencioso donde Dag exhibió su agudo y a la vez desgarrado registro, continuando con “Rush Hour” seguida de la pegadiza y marchosa “Stay Wild” que puso a los aficionados “como una moto”.

Si bien la habilidad guitarrera de Hampus Klang y Alexander Lyrbo, incorporado en 2013, quedó patente a lo largo del concierto, fue con la interpretación de “Rolling Home” cuando adquirió una mayor dimensión al acaparar todo el protagonismo ambos músicos mientras Dag abandonaba el escenario por unos instantes, dejando que la sala se inundara de la melódica sonoridad de las guitarras de sus compañeros.

El poder de las guitarras volvió a relucir en “Higway Pirates”, que abrió el último tramo de su presentación, tanto en lo que respecta al solo aportado por Alexander como a las armonías conjuntas que desarrolló junto a Hampus, en lo que constituyó uno de los temas más vitalistas del recital.

La marchosa “Rambling Man”, en clave boogie; “The Rebels Return”, con aparición del vocalista con una llamativa roja capa regia y con Hampus haciendo malabarismos al tocar la guitarra con los dientes, así como el himno en que se ha convertido “Bite The Bullet”, con sus contagiosos matices, pusieron punto final a una hora de heavy metal tan resultón como embriagador.

’77 (SEVENTY SEVEN)

Si la música de Bullet destila residuos de AC/DC, sin duda la propuesta de ’77 remarca de forma considerable las influencias procedentes del grupo australiano. Y no solo en lo que respecta a la música sino también a la actitud sobre el escenario del guitarrista LG Valeta a quien se le nota haber pasado mucho tiempo observando los movimientos del pequeño de los hermanos Young.

Curiosamente, ’77 también está formada por dos hermanos ya que Armand Valeta se encarga de la otra guitarra y de las voces, cuyo registro, para “cuadrar el círculo” tiene ciertas similitudes con el de Bon Scott. A este respecto, se notó a faltar una mayor claridad y volumen desde la mesa de producción. Al lado de los hermanos Valeta, el impulsivo bajista Raw y el sólido batería Dolphin, completaban una alineación de lo más compacta y vitalista, sobre todo en lo que respecta a LG Valeta, que no paró de “patearse” las tablas de un lado a otro.

Sabedores de que su público no iba a escatimar en entusiasmo, el grupo catalán se entregó por completo. Ni siquiera los pequeños problemas de Armand con su guitarra entorpecieron el desarrollo de su actuación que se inició con el tema que da título a su primer álbum, “21st Century Rock” para seguir con “High Decibels”, asimismo, título de sus segundo álbum y durante el cual se rompió una cuerda de la guitarra de Armand.




Mientras LG seguía vaciándose físicamente y Raw se acercaba peligrosamente al borde del escenario, Armand tenía que cambiar de guitarra mientras sonaban piezas de innegables referencias propias de los hermanos Young como “Let’s Beat It Up” y “Since You’ve Been Gone”, está última con un ritmo algo más pausado; ambas procedentes también de su último trabajo.

La energía del grupo no decayó en ningún momento, al contrario, la sala Apolo se fue “caldeando” a medida que la actuación avanzaba, consiguiendo momentos sorprendentes cuando, en el transcurso de la interpretación de “Things You Can’t Talk About”, LG traspasó el local entre el público y se situó de pie en la barra del bar ante la aclamación de los presentes, en uno de los momentos más “inflamados” de la noche.

La rockanrolera “Wicked Girl” y “Less Talk (Let’s Rock)”, otra pieza en perfecta sintonía con los AC/DC de la primera época, mantuvieron las expectativas a un alto nivel. Ya en la recta final “Promise Land” puso de manifiesto los recursos de ’77 a la hora de afrontar composiciones con un mayor grado de dificultad al contener diversos cambios de dinámica, mientras que “Give Me A Dollar” restituyó a los ’77 más aditivos con su contagioso ritmo.

“Big Smoker Pig” fue una perfecta clausura a una noche electrizante, con LG bajando de nuevo junto a público que no dejó de alentar a la banda hasta que sonaron los últimos compases, despidiéndola con sonoros vítores y aplausos.

Sin duda, ’77 convencieron y, más allá de exhibir similitudes inequívocas con AC/DC, justo es reconocer que saben componer canciones atractivas, sin esa creatividad, por muy “sonido AC/DC” que tuvieran, no cosecharían el éxito tan fácilmente.

 

CRONICA LOCKY PEREZ

Tags: ,
Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.