Crónica de Coca Cola Festival Tour: Creamfields Andalucía 2011

Por , el 25 - 08 - 2011

Un año más, Coca Cola Festival Tour se lanzó a la carretera para recorrerse los principales festivales nacionales. El año pasado lo hizo a bordo del llamado Autobús de las Estrellas pero en esta ocasión prefirió penetrar en cada zona de acampada de cada recinto, gracias a una jaima con palmeras. Este año nos invitaron a vivir con ellos la experiencia en el Creamfields Andalucía 2011, así que no pudimos negarnos. De modo que un gran tenderete con camas, jardín y neveras gigantes se convirtió en nuestro hogar durante los frenéticos 13 y el 14 de agosto de 2011 que hemos querido resumir en este vídeo…

 

Al margen de lo inolvidable que fue el festival, por todos los elementos que lo compusieron (compañía, música y vivencias), lo que está claro es que poco queda ya del Creamfields original. De Almería pasó a la otra punta de Andalucía y Cuevas de Almanzora, Villaricos y Guardias Viejas, ya son agua pasada. El Circuito de Velocidad de Jerez de la Frontera fue el nuevo recinto para alojar el famoso festival. De esta forma, la arena y el mar fue sustituida por el asfalto y los matojos. Pero bueno, tampoco es que importara demasiado teniendo en cuenta lo suculento que era el cartel programado para la ocasión y que puso al Creamfields a la cabeza de los festivales de música electrónica de la Península.

Pero bueno, bien es sabido que a los festivales de verano no sólo se va a disfrutar, sino también a sufrir. La organización puso su granito de arena para que esto fuera posible, cómo no. Hay que reconocer que el recinto está mejor de lo que cabía esperar, si te gusta andar, claro. Porque lo de las distancias, en pos del consumo en las barras, sigue siendo criminal, si tenemos en cuenta los 45 minutos de pateada entre el escenario principal y la zona de acampada. Y no digamos a la playa, porque si te apetecía mojarte el culo más te valía ir andando, ya que la presencia de las lanzaderas fue prácticamente inexistente. El montaje de los tres escenarios, muy discreto, como siempre, aunque el sonido en al menos dos de ellos fue correcto. En cuanto a las letrinas y los urinarios, podían convertir el acto de la evacuación en la peor experiencia de tu vida. Y es que tanto ahí, como en el parking, como en la zona de acampada, los servicios de limpieza brillaron por su ausencia. Por lo demás, supongo que la programación la hicieron cogiendo todos los nombres, apuntándolos en papelitos y metiéndolos en un saco, porque tanto caos a la hora de definir los horarios no pudo haber salido de una mente racional. No por el hecho de que hubiera muchos retrasos, que también los hubo, sino porque la progresión de artistas fue lo que se conoce popularmente como un cortarrollos. Y creo que, más o menos, aquí están todos los contras. Cuesta creer que a pesar de todo nos lo pasáramos tan tremendamente bien, pero así fue. El mérito, como siempre, fue de la música, así que hagamos un breve balance de las actuaciones del Creamfields 2011.

El SÁBADO la masificación fue espectacular. Había tanta gente que costaba creerlo. Los responsables: The Prodigy. Tantos años después y aún siguen estando en la cresta de la ola sin nadie que les haga sombra. Gracias a su set list habitual, estuvieron muy divertidos, como siempre, pero el concierto fue más digno de una rave que de un festival que congregó este día a casi 30.000 personas. El sonido fue nefasto, el grupo resultó más carente de fuerza de a lo que nos tienen acostumbrados y el ambiente fue realmente agobiante. En cuanto a los temás, comenzarón con “Word’s on Fire”, descargaron “Breath”, “Omen”, “Voodoo People”, “Invaders must die” y básicamente todo lo que la gente quería oír hasta el último tramo, compuesto por “Smack my bitch up”, “Take me to the hospital”, “Their Law” y el tema escogido para el cierre “Out of Space”.

Tras ellos, Tiga desgranó su set electro fresco y festivo que cerró con “Sungglasses at night”, hasta que 2manydj’s, siempre en el pódium de los que más te hacen bailar, compitan contra quien compitan, subieron al escenario principal para volver loco al personal. Mashups y confeti en un live que es más de lo mismo, pero tan rematadamente divertido que nunca llegas a cansarte. Bien es cierto que clavando temas de Guns n’ Roses, Mötorhead o Nirvana es complicado. Por su parte, Eric Prydz, se puso demasiado pasteloso y aunque temas como “Muranyi” o “Pjanoo” fueron disfrutables, no estuvo a la altura de lo que esperábamos. Llegado el turno del maestro Paul Kalkbrenner confirmamos lo que ya sabíamos, está muy loco. Ponerlo después del subidón de 2manydj’s no fue una decisión muy inteligente, pero aún así disfrutamos ampliamente de su magia. Sin una progresión bien definida, el estandarte de BPitch puso temas de un modo bastante azaroso, pero que tratándose de joyas como “Since 77”, “Jestrüpp”, “Altes Kamuffel” o el siempre emotivo cierre “Sky and Sand”, qué más da, si lo que importa es volar. Tras él, el Creamfields retomó la caña con Paul Van Dyk. Desde luego supo mover al personal, pero mostró el lado más zumbón del trance con una sesión excesivamente cargada de subidones, en la que casi todos los temas rompieron como toros desbocados. Uno de nuestros grandes de la electrónica patria, Marc Marzenit, fue el encargado de clausurar el sábado con un set impresionante. Contundente y rebosante de clase al mismo tiempo, con un emocionante y paradójico “Trocitos de Navidad” con el que nos fuimos a descansar a la jaima.

El DOMINGO nos levantamos con un calor tan sofocante que tuvimos que pasar todo el día a remojo en las caldeadas aguas de Valdelagrana. Una vez se escondió el sol, los graves volvieron a atronar el Circuito de Jerez y nuestros pies se pusieron en funcionamiento. El adalid de la Border Community, James Holden, dio una lección de saber hacer, con sus más y sus menos, pero sin caer en derroteros excesivamente comerciales, como viene haciendo últimamente. Mucho más desahogados debido al 50% menos de gente que acuidió al circuito respecto del día anterior, nos encaminamos a la principal para gozar de The Bloody Breetroots Death Crew 77, los primeros en poner el escenario principal bocabajo y los que lo hicieron con más ímpetu en toda la jornada. Con la actitud de un grupo de Rock, facturaron su poderoso electro guitarrero de forma enloquecida y temas como el “Second Life” de Vitalic sonaron realmente espectaculares. Tras ellos, corriendo al otro escenario para gozar con la excelencia personificada, el maestro de maestros Laurent Garnier y su proyecto LBS. Y es que el francés juega en una liga distinta a la de todos los demás. Extrañamente, apenas un millar de personas presenciamos las cuatro horas de genialidad techno que dispuso como ningún otro en el Creamfields. Si bien es cierto que hubo leves momentos de flaqueza y que no sea el artista más apropiado para un festival de esta índole, sólo por su actuación hizo que mereciera la pena haber recorrido los 650 kilómetros que tardamos en llegar a Jerez. La noche siguió su curso, Richie Hawtin más de lo mismo y sin suscitarnos mucho interés. Por su parte, Henry Saiz decepcionó con una sesión agonizantemente lenta, totalmente fuera de hora y con un sonido bastante mediocre para más inri. Eso sí, la calidad de su materia se encuentra fuera de toda discusión, pero qué le vamos a hacer, se equivocó y no supo conectar con el público. El que sí acertó de lleno fue otro grande del trance, Armin Van Buuren. Entregadísimo y efectivo, desplegó una soberbia sesión plagada de melodías, muy bien llevada y perfecta para contemplar el amanecer. Con la popular “In out of Love” puso punto y final a esta última sesión del Creamfields 2011 y despidió un año más un fin de semana de agosto para el recuerdo.


Texto y vídeo: Javi JB & Pat Blanco

Tags: , ,
Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

    3 comentarios

  • Tomás Alonso dice:

    Completamente de acuerdo con vuestros comentarios, todavía estoy atónito con el impresionante derroche de talento del maestro Garnier.

  • Pepo dice:

    Buen resumen si señor. Lo que está claro es que Laurencio no tiene rival. Y el calor que hizo en Jerez fue insoportable. Que el CREAM vuelva a Almeria!!!!!

  • xRayDMDx dice:

    hasta la polla acabe de tanto viaje de aqui palla. Y lo de las lanzaderas de vergüenza. Pero lo pasamos de puta madre aun asi. Un saludo!!!

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.