Publicidad

Crónica de Dropckick Murphys + The Mahones, 22/01/10 en Sala Heineken

Por , el 30 - 01 - 2010

dropkick

 

Llévabamos casi una década esperando a que volvieran y al fin se hizo realidad. Desde los incidentes de Fuenlabrada en los que los Dropkick Murphys se fueron de Madrid pensando que no eran ni queridos, ni bien recibidos, no habían querido volver. Eso cambió el pasado 22 de Enero, día en el que al fin Madrid logró el perdón de los de Boston. Hasta entonces no es que no vinieran a nuestro país porque las giras se centraran en el norte de Europa, el grupo no tuviera la fama suficiente como para que alguien hiciera frente a su caché, o no hubiera promotores interesados, ya que hubo promotoras persiguiéndoles durante años, sino que se debió simplemente a aquel desafortunado concierto de hace 9 años en la localidad madrileña. En cualquier caso, la espera mereció la pena con creces ya que ni siquiera la pésima acústica de la sala Heineken logró empañar lo que será recordado por todos los que lo presenciamos como uno de los mejores conciertos de punk rock de la última década en Madrid.

 

Había ganas, muchas ganas, de este concierto. Yo personalmente llevaba muchos años esperando a verles ya que la última vez fue hace poco menos de un lustro en el GroezRock Festival de Bélgica y puedes disfrutar mucho viendo a un grupo en un festival, pero no es comparable a verlo en una sala, y menos aún si esa sala está en tu ciudad. Gratísima sorpresa cuando me enteré de que los encargados de telonearles en su gira mundial serían los canadienses The Mahones. Ya había disfrutado de su genial directo meses atrás en el Wurlitzer Ballroom y aunque era evidente que no sería lo mismo en esta ocasión, me parecen unos dignos teloneros para los Murphys, a la altura de otros grupos de folk-punk como The Real McKenzies o Flogging Molly. También se encontraban girando con ellos Sick Of It All pero éstos no llegaron hasta aquí. Qué le vamos a hacer, no se puede tener todo…

 

Desgraciadamente sólo pudieron tocar apenas media hora, aunque desde luego fue suficiente para que el carismático frontman, Finny, su encantadora mujer, Katie junto a su inseparable acordeón, y el resto de la banda convencieran a todos los allí presentes de que son uno de los mejores grupos que combinan folk y punk rock, en la actualidad. La grandísima “Drunken Lazy Bastard” para terminar y el público ya estaba caliente para recibir a los Murphys como héroes.

 

Cambio de backline, se apagaron las luces y la solemne “Foggy Dew” de los Chieftains supuso una introducción realmente emocionante que erizó el vello de toda la sala y logró un silencio casi absoluto ante el momento que llevábamos tanto tiempo esperando. Era la hora de perderse entre sonidos de guitarras, mandolinas, acordeones, bodhráns y gaitas. Y entonces todo el séquito bostoniano saltó a escena para comenzar con la primera canción de su último trabajo The Meanest Of Times, “Famous for Nothing”, un disco que aún siendo bueno es muy inferior al soberbio The Warrior’s Code. No obstante, hicieron gala de una ejecución perfecta y rebosante de energía que dio paso a una de sus odas patrióticas, y también del último disco, “The State of Massachusetts”, al igual que las dos siguientes, la particular versión de aire “bakala”, “Johnny, I Hardly Knew Ya”, de Jim Brannigan, y “(F)lannigan’s Ball”. Y cuando pensábamos que el concierto consistiría en la reproducción en directo de todo el Meanest Of Times sonó la festiva y terriblemente alegre “Sunshine Highway”. Ahí es cuando aquello se convirtió en un auténtico hervidero en el que se convinó el homenaje a las pintas y a San Patricio, a la hermandad entre Dublín y Boston y a los Celtics y a los tréboles. Y a toda esa cultura y tradición folclórica que tanto nos apasiona. Y así se fueron sucediendo himnos absolutos como “Bastards On Parade”, “Buried Alive”, “Walk Away”, “Fields of Athenry”, “Worker’s Song” o “Wheels Of Misfortune”. En realidad daba igual lo que tocaran de álbumes como The Warrior’s Code, Blackout o Do Or Die porque todos ellos alcanzan la perfección del género. Aunque tuvimos que esperar a la última parte del concierto para poder disfrutar de temas tan emblemáticos como por ejemplo “Barroom Hero” ya que es ahí cuando se dispararon los trallazos que tantos años llevamos coreando bañados en cerveza.

 

Y llegó el momento de que cumplieran con un clásico de los conciertos de los Murphys, Todas las chicas que quisieron pudieron subir al escenario a corear “Kiss Me, I’m Shitfaced” antes de que llegara el bis. Lo cierto es que ninguna se la sabía realmente y lucir palmito tampoco pudieron hacerlo debido principalmente a causas naturales…Pero bueno, la intención es lo que cuenta. Y después a reposar unos segundos y a aclamar al talentoso dúo formado por Al Barr y Ken Casey seguido del batallón de percusiones, guitarras, instrumentos tradicionales y gaitas que componen esta formación tan espectacular.
Unos cuantos “Let’s go Murphys!” y ahí estaban de nuevo para desgranar los últimos tres himnos con los que desgarramos irremediablemente lo que nos quedaba de garganta.

 

Comenzó con “I’m Shipping Up to Boston”, posiblemente su tema más conocido por haber estado nominado al Óscar por la película The Departed de Scorsese. Pogo demencial y “Skinhead on the MBTA” y “Boys on the Docks” hicieron el resto. Demenciales canciones del Do Or Die que finalizaron con la invasión definitiva de todo el respetable que se atrevió a saltar encima del escenario de la sala Heineken aquella velada.

 

Qué más puedo decir… gracias Murphys por volver y demostrar una vez más por qué sois un icono de la cultura ‘irish’ en Estados Unidos. Y un icono del Punk Rock contemporáneo. Porque nadie puede haceros sombra y porque las 26 canciones que descargasteis en la hora y media que duró el concierto nos hicieron sentir orgullosos de encontrarnos entre vuestros seguidores.

 

Hasta pronto. Ahora sí.

 

Texto por Javi JB; Foto: archivo
 

Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

    1 comentario

  • drew spirit dice:

    ¿qué pasó en fuenlabrada? aquel concierto fue una pasada

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.