Crónica del Creamfields 15/08/2009 – Almería

Por , el 29 - 08 - 2009

1

El declive festivalero es un virus que contagia con gran facilidad y sin mediar palabra. El Creamfields comenzó a acumular boletos desde el momento en el que se intuyó que Tiësto sería el principal cabeza del cartel e inevitablemente la crisis también acabó afectando al evento dance sureño por antonomasia. Ningún nombre realmente potente, véase The Prodigy, Chemical Brothers o Daft Punk; tampoco ninguna sorpresa verdaderamente seductora, como por ejemplo artistas en auge tales como Moderat, la versión reducida Apparat o el brasileño Gui Boratto y taras realmente molestas como la ausencia de zona de acampada, ineficacia del gabinete de prensa y absoluta despreocupación a la hora de la comunicación entre la organización y el público. Es evidente que han querido recortar muchos gastos y eso a la larga, y no tan a la larga, pasa factura. Este año, sin ir más lejos, han perdido más de 8.000 seguidores. Veamos lo que ocurre el año que viene, si es que ocurre algo…

El Creamfields gozó de gran prestigio desde el momento de su nacimiento, logró mantenerse un tiempo pero en esta ocasión su nombre se ha derrumbado por completo y la impresión generalizada ha sido la de estafa absoluta. Yo no diré tanto porque como detallaré en las sucesivas líneas hubo grandes momentos por los que mereció la pena acudir el pasado 15 de agosto a Guardias Viejas. De modo que me centraré ya en la crónica de lo que fue el Creamfields 2009.

Medio día y tras superar un atasco infernal por la carretera costera, yo y mis compañeros de viaje nos sumergimos en ese mar de plástico llamado Almería. Llegada a la zona playera tras varios controles civiles y es entonces cuando nos comunican que hay que aparcar a un kilómetro del recinto ya que para haber cogido sitio en la zona más cercana deberíamos haber llegado hacía 24 horas. Genial. Pateada monumental sin posibilidad de echar una cabezada pasada la fiesta en otro lugar que no fuera el microondas con ruedas o el descampado costero. Al margen de esas opciones nos quedaba el abuso de sustancias ilegales, que decidimos no contemplar, o meternos a sobar en un invernadero. Lo de la organización sí que es velar por la salud y comodidad de los asistentes, desde luego. Se hacía tarde, un baño en el mar, descorche de botellas y a bailar, que para eso estábamos allí.

Comenzó la jornada con Alex Under más que digno para iniciar la descarga de bombo. Bastante ágil y aunque no sorprendió, cumplió. Éste dio paso al que creíamos que iba a ser uno de los bocaditos de nouvelle cuisine del festival, Deadmau5. Es complicado verle por estas tierras y la expectación se podía palpar en las primeras filas. Repasó sus temas más conocidos y a pesar de la lentitud de su sesión logró que fuera entretenida pero sin más. Alternó la pesadez con momentos muy bailables y abusó de subidones prolongados que acababan en la nada, sin llegar a romper como Dios manda. No obstante él, con su casco ratuno y sus cervezas se lo pasó en grande, y a nosotros no nos hizo perder el tiempo así que aprobado alto para el ratón y corriendo a ver al maestro.

2

Llegó la hora del primer plato fuerte del festival, el mago de Detroit, Jeff Mills. Conocido por su virtuosismo a la hora de cambiar platos con la destreza de un pizzero lo cierto es que últimamente no suele ofrecer algo que no le hayamos visto hacer mil veces pero en rara ocasión defrauda. Sus sesiones son un buen entrecot las mires por donde las mires y si hay un dj puntero en materia technófila, ese es el molinero. Con un comienzo que recordaba vagamente a lo ofrecido en la sala Macumba hace meses nos hizo temer una sesión insulsa pero rápidamente remontó el vuelo y francamente, estuvo inmenso. Calidad por los cuatro costados de principio a fin.

No suele ser habitual que el cabeza de cartel sea de los primeros en actuar pero bueno, el Creamfields es así. De modo que Tiësto se subió a la tarima a eso de las 23:30 y dio comienzo una de sus famosas sesiones. Poco después de que sonaran las primeras melodías nos empezamos a preguntar el por qué son tan famosas y un rato después quisimos directamente subir a partirle la crisma por engañabobos. Tediosa remezcla de canciones de lo más insulsas y comerciales que no hicieron enloquecer ni al cuerpo más lisérgico de los allí presentes. Y así se fue sucediendo un cantado tras otro, a veces más electro-house, otras más pop electrónico pero en definitiva un auténtico desastre, incapaz de arrancar un sólo salto al respetable. No sé dónde pudo estar el problema, quizá le asesoraron incorrectamente acerca del rollo del festival, quizá se le acababa de morir el canario. O directamente, puede que tuviera el día tontorrón. Soy consciente de que puede hacerlo mejor, lo he visto en otras ocasiones, pero esta vez el sr. Maceta nos obsequió con una sesión pachanguera digna de garito de barriada. Fuimos a ver una sesión demencial de trance europeo y lo que nos encontramos fue con la posiblemente peor sesión de toda su carrera.
3
En fin, poco pintaba allí así que al rato llegó el momento de uno de los principales reyes, o reinas, del electro a nivel mundial, Tiga. Puede que sea bastante hortera, ciertamente amanerado y que la portada de su último trabajo sea la más fea de la historia de la música electrónica, pero todo eso a la hora de la verdad da bastante igual. Lo realmente importante es su estilo a la hora de mover la pista de baile y en eso es un maestro. Dos horas sin tregua en la que rompió pinchando electro como nadie lo había hecho hasta entonces en lo que llevábamos de festival. Una sesión macedónica en la que sus principales ingredientes fueron el techno y el electro, obviando demás subestilos e influencias. Durante todo el set no hubo ningún tipo comunicación entre él y el agitado público y fue acabar para levantar la mano tímidamente y largarse por donde había venido. Un grande, en definitiva.

Y la fiesta continuaba porque era el turno de 2Many Dj’s y eso es siempre sinónimo de diversión. Da igual lo que pinchen, tanto si les da por Pink o por Metallica, por temas nuevos o resobados…No he asistido a ninguna de sus sesiones en la que no hayan salido por la puerta grande y su público totalmente empapado en sudor. Comenzaron pinchando techno afín al de su colega Tiga para unir de este modo ambas sesiones pero pronto metieron la que tenían preparada y ahí comenzó la locura. Siempre es un punto negativo el que un dj se traiga la sesión de casa pero en este caso mereció la pena porque fue un tremendo despliegue musical vinculado a tantas proyecciones sincronizadas como canciones conformaron la sesión. En verdad agradecimos algo de espectáculo ya que el montaje visual dispuesto por la organización fue francamente mediocre; ni iluminación sorprendente, ni láseres, ni escenarios decentes, ni pantallas de ningún tipo. Peo bueno, centrémonos en la sesión de los belgas. El caso es que pincharon incluso más discos que el bueno de Jeff Mills y es que había remezclas de tan sólo diez segundos de duración. Pusieron tantos temas que si no hubiera sido gracias a la ayuda de las proyecciones dinámicas habría resultado francamente complicado procesar todas y cada una de las canciones. Remezclas explosivas en forma de electro de leyendas del Rock como Bowie, The Clash o Guns & Roses, su particular homenaje a Michael Jackson, bombazos impensables como “Roots Bloody Roots” se Sepultura y el que desde ese momento se convirtió en uno de los momentos clave de mi vida sobre una pista de baile, el remix  2MD del himno “Extasi Extano” de Chimo Bayo. Destacar asimismo el momento en el que pincharon un disco de Tiga y pusieron como proyección la cara del canadiense comiendo un plátano con la evidente connotación que esa imagen supone. Por lo demás, el ya clásico remix de “Kids” de MGMT, alguno de Justice y el tremendo cierre con Prodigy y un bonus de Nirvana en clave electro.

0
Tras refrescar un poco el gaznate corriendo a ver a Trentemöller. Conocía sus virtudes como productor, era la hora de ver qué tal se defiende en directo. Empezó bien pero pronto empezó a rallarse en exceso y llevó la experimentación hasta un punto bastante tedioso. Una sesión plagada de adornos e intervenciones efectistas en cada subida armónica que hizo que a ratos fuera divertido y a ratos un auténtico coñazo. El tío sabe lo que se hace, de eso no cabe duda, pero debería graduarse un poco y que la música fluyera en mayor medida. Mientras tanto Kevin Saunderson estaba pinchando en el otro escenario y con lo poco que pude verle y alguna opinión que me dieron no creo que su sesión sea siquiera digna de mención.

Tras éste, comenzó a repartir zapatilla el artista más duro de todo el cartel, Dave Clarke. En su línea, no bajó el ritmo a pesar de no encontrarse en un festival puramente techno como por ejemplo el burgalés Electrosonic y descargó su dureza a los platos como bien sabe hacer. Sin embargo, no estuvo tan acertado como en otras ocasiones a pesar de dividir su sesión en una hora de electro oscuro y otra de techno crudo. Eso sí, poco se puede criticar a este mago de los scratches y loops salvajes ya que el desarrollo total estuvo muy bien ejecutado, al margen de algún que otro error y el exceso de efectos. Lo que es verdaderamente incomprensible es por qué razón no cerró él y tras éste cogió el testigo Mauro Picotto. Comenzaba a amanecer y la banda sonora de ese momento debería haber sido una sesión trallera como la ofrecida por el inglés. Pero no fue así ya que el recinto fue inundado por un set cargado de minimalismo y simpleza mediática. Una sesión francamente aburrida que obligó a muchos a irse a dormir a ritmo de tech-house pasteloso y lineal. Desde luego, no es ni la sombra de lo que fue. Al mismo tiempo estaba pinchando Brodinski, un francés que debería haber sido la revelación del festival pero que en lugar de eso igualmente fue un auténtico muermo.

4
El cansancio comenzaba a hacer mella y deshacer nuestras entrañas pero aún así había que ser testigos del cierre, de lo contrario sería como ir a una boda e irse antes de emborracharse con el cava. Misstress Barbara no está mal, pero tampoco es un nombre digno de cerrar un festival. No nos quedó otra que optar por el conformismo. Con ella y su techno femenino o con Rex The Dog. Tras vacilar unos instantes nos inclinamos por el perro y no nos equivocamos. No es un gran dj y estamos hartos de verle en clubes pequeños como el Low, en Madrid, pero lo que sí sabe hacer es divertir al personal. Una sesión exenta de demasiada calidad pero muy entretenida, que es al fin y al cabo lo realmente importante. Y así, saltando y riendo terminamos cantando la música de los Cazafantasmas.

El sol estaba ya alto cuando decidimos arrastrarnos camino de la salida. Era la hora de apalancarse en alguna cuneta. Compramos una cervecita y un bocadillo rancio de panceta y fuimos invitados al after-rave de la playa. Bastante chumba-chumba habíamos tenido así que declinamos la invitación y decidimos darnos un baño homeopático en el Mediterráneo y que las olas se llevaran la resaca. La sensación en el cuerpo era confusa y lo cierto es que tampoco teníamos la cabeza como para meditar en exceso. Fue una chapuza de festival, de eso no cabe duda. Web caída, horarios mal puestos, montaje cutre, sello en vez de pulsera, multitud de cláusulas abusivas, personal incompetente y un cúmulo de despropósitos tan grande que se me antoja innumerable. Pero bueno, me lo pasé en grande…Y no recuerdo mucho más.

Javi JB

Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

    2 comentarios

  • Darío dice:

    Me parece que la opinión que le merece la sesión de Tiesto a Jabi JB no concuerda con la realidad. Y el respetable si que se depegaba del suelo. Yo con mis ojos lisérgicos lo pude comprobar. Pensaba lo mismo antes de asistir. Donde van con este…pues si este es el gordo como será el flaco… No hay ni camping… Pero al final y despues de 5 Creams resumo que:

    – 2 escenarios en vez de 5= mucho mejor
    – Pocos pesos pesados o ninguno= asustó pero no importó
    – No camping= MAL
    – Accesos y parking= FATAL
    – Servivios, agua, aforo= MUY BIEN
    – Precio 35 EYPOS= bien
    – The Requesters= Muy Temprano
    – Mendetz= Genial Gala Cover Final Song
    – Tiesto= Sorpresa. Mubien amoldado y buen Dj (odio la musica maxima)
    – DeadMau5= A lo que mol. Como el resto excepto Dave C, JeffM y pocos más.
    – Tiga= a lo que mola. Y viviendo del cuento.
    – Trente= Bueno pero inapropiado pa tanta droga.
    – Arradio Soulwax= Muy Buenos en todos los aspectos
    – Brodinski= mu bien.
    – Dave Clarke= Escuche poco pero parece que se le iba la mano.
    – Rex the Dog= No me gusto. Pero es culpa mia.
    – mAURO pICACHU= Joe, menos mal que era resumen.

  • REBECA dice:

    ME RATIFICO EN TODO LO DICHO POR JAVI JB, FUE UNA CHAPUZA DE FESTIVAL. QUE DESILUSION! Y COMO BIEN DICE MI ABUELA: “UNA Y NO MAS, SANTO TOMAS”. ES EL PEOR FESTIVAL EN EL QUE HE ESTADO Y OS ASEGURO QUE PUEDO COMPARAR.”ORGANIZACION CUTRE”. PERO HABÍA ORGANIZACION??? BUENO, VISTO LO VISTO SE PODRIA DECIR QUE EL CREAMFIELDS LO ORGANIZABA LA GUARDIA CIVIL. PORQUE MENUDA ENCERRONA!Y DESPUES DE SORTEAR LOS CONTROLES UNA MARCHA DE 2 KM. SI LO SE ME LLEVO UNAS CHIRUCA.Y YA LLEGAS PAGAS 75€ Y TE HACEN ALQUILAR UN VASO, INCREIBLE!
    LOS DJS DEJARON EN GENERAL MUCHO QUE DESEAR, PERO BUENO, COMO DICE JAVI COMO TIENES GANAS DE PASARTELO BIEN…Y HABLANDO DE LA “IMCOMPETENCIA DEL PERSONAL” QUE FUE LO QUE MAS NOS INDIGNO:MIENTRAS AMANECIA Y VEIAMOS A MRS BARBARA SE MONTO UNA PELEA Y HASTA 10 MINUTOS DESPUES NO APARECIO NADIE DE SEGURIDAD O DE ESOS PERSONAJILLOS QUE IBAN VESTIDOS TODOS IGUALES HACIENDO QUE HACIAN ALGO. PERO DIOS MIO, SI EN CUALQUIER OTRO FESTIVAL TE LOS TIENES QUE QUITAR DE ENCIMA!MIS AMIGOS Y YO YA NO PUDIMOS MAS Y NOS FUIMOS, QUE MAL ROLLO!!!CONCLUSION: PATETICO. Y ESO ES LO QUE DIGO A TODO EL QUE ME PREGUNTA. PATETICO SEÑORES! POR FAVOR Y POR RESPETO A LOS QUE NOS HICIMOS 500KM PARA IR DE FESTIVAL Y NO NOS QUEDAMOS EN EL PARKING HACIENDO BOTELLON, NO ORGANICEIS PARA LOS DEMAS ALGO QUE NO QUEREIS PARA VOSOTROS QUE HAY QUE TENER UN POCO DE ORGULLO Y CIERTA AUTOESTIMA Y NO SOLO PENSAR EN LA CAJA!!!

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.