Crónica del Extremúsika 2009. Viernes 17 de Abril

Por , el 05 - 05 - 2009

 
 

17 de Abril de nuestra era, hoy el día pinta peor, nos hemos levantado con la resaca del día anterior, pero las ganas de jolgorio nos impulsan hacia los escenarios. Y allí, con bastante sol llegamos a la actuación de Sioux, que para el tiempo que tenían tocaron unas cuantas versiones de Kaos Etílico, y cerveza en mano nos fuimos calentando. Poco después comenzaban Maggot Brain para poner las cosas en su sitio. Los cacereños venían con nuevo disco grabado, y repartiendo rock por todos lados. Consiguieron un magnífico sonido, cosas que otros muchos no supieron hacer, nos pusieron los pelos de punta a base de temazos, y nos dejaron con la miel en los labios. ¡Qué pena que esta banda no hubiera salido a otra hora!… porque son grandes, bandas como esta hacen grande la escena underground de la península.
Poco después, y apurando los últimos rayos de sol que hubo aquel día, Sindicato del Krimen conjuraban al agua. Rap de la calle salpicado a golpetazos de metal, es lo que este grupo y, bajo el canto… “bienvenido al negro paradise”, confabuló para que de nuevo la lluvia hiciera acto de presencia. Y en estas saltaban literalmente Eskorzo, dándolo todo, demostrando de lo que son capaces. Su fusión de funk, Jazz y metal nos hizo botar a todos sin poder decir otra cosa que ¡qué bien suenan estos tios!.

 

Y llegaba la hora de ponerse brutos, aparecía Joao Gordo con una máscara de lucha libre en la cabeza, y custodiado por sus secuaces de Ratos de Porao. Estuvieron enormes, no sé cómo al batería no le dio un jamacuco de pegarle a esa velocidad a los tambores. Hicieron a lo que nos tienen acostumbrados y no dejaron respiro entre canción y canción.
Después de un descanso para comer y retomar fuerzas mientras Fonzie, desconocidos para casi todo el público, hacían ver que por Lisboa también saben hacer punk rock. Dejando a los lisboetas, volvimos a nuestras tierras musicales, esta vez de la mano de Falsalarma y su hip hop de habitación. Sufrieron los percances de la lluvia e incluso se les cortó inexplicablemente el sonido. Chapó para este grupo que a pesar de los inconvenientes retomaron su actuación demostrando que lo que importaba era regalar su música a los asistentes, olvidando las pésimas circunstancias en las que tocaron. Con mucho mejor sonido en cuanto a calidad y no a cantidad salió endemoniado Jorge Salán, una de las grandes promesas de la península, un concierto el de este joven prodigio de la guitarra contemporánea, que nos recordó a ratos a Satriani o a Steve Vai. Todo un placer escuchar y ver a prodigios como este chaval. Quizá dentro de unos años digamos que nosotros estuvimos viéndolo en el Extremúsika, cuando ya sea un icono mundial en lo que a tocar la guitarra se refiere.

 

Cambiando de escenario, Avalanch luchaba contra la lluvia y el mal sonido de dicho escenario, pero haciendo las delicias de los incondicionales fans que les arroparon en algunos estribillos como por ejemplo en “Xaná”. Y casi sin descanso Skizoo de manos de su cantante, que todo sea dicho, guardaba un extraño parecido a Mickael Jacson, expusieron su metal de palo emo, pero sin llegar a contactar con el poco público que había en ese momento.
Unos instantes después llegaban los platos fuertes de la noche, a un lado Hamlet se mostraban a la altura y con sus afiladas guitarras, casi tumbando a Jethro Tull en cuanto a watios. No fue un gran concierto el de los británicos, pero aún así resistieron los achaques de Hamlet a base de épicas melodías y temas clásicos. Un placer poder ver a esta banda en este festival, pero hubiera sido mejor ponerlos en unos de los escenarios paralelos, los buenos deben estar donde están los buenos.
Unos que sí tocaron en los escenarios paralelos fueron Noi de Sucre, y ¡qué concierto!, nos gustaron. Cabe destacar el disfraz de clown del cantante, y la foto ,que casi al terminar la actuación, quemaron con las caras del rey y de Franco. Nada extraño para un grupo que obtiene su nombre del último anarquista condenado a muerte por Franco.

 

Y con el repertorio seleccionado por los fans incondicionales del grupo, Mago de Oz nos condujo hacia su fiesta pagana, presentando los temas que nos gustan a todos, los más clásicos de la banda. Un paseo por la discografía de esta banda, con la idea de hacernos bailar como hacía años que no bailábamos con Mago de Oz. Resultó un buen concierto para sorpresa del público asistente.
De un clásico de los escenarios a otro, y Celtas Cortos nos recordaron sus temas más emblemáticos. Un concierto correcto, sobrio, rebosando maneras y saber estar, pero que después de tantos años lo único que nos dejó fue esa nostalgia y morriña que te traen las canciones antiguas. Así de sentimentales y tras un descanso para agarrar alguna cerveza y algo de comer, era fácil toparse con la carpa de Transeszénica Transilium, que con su alternativa nos hizo disfrutar de su buen ambiente, de sus propuestas. Era complicado saber qué se tramaba allí dentro, pero sí podías estar seguro que te engancharían un rato, o bien a base de sus sesiones sound-system, o bien a cargo de sus percusiones africanas…. siempre tenían algo diferente.

 

 
 

Y como el punki en español y bien hecho siempre agrada, corrimos a ver a nuestro amigo Evaristo de manos de Gatillazo. Apuraron hasta el último instante, canción tras canción, parecía no haber forma de que les cortasen después de lo que pasó la última vez que estuvieron en este festival. Se aprovecharon de la situación y nos deleitaron con un buen puñado de temas cargados de punk rock, como sólo un descendiente de La Polla Records podía hacer.
El cansancio empezaba a hacernos mella, pero unos magníficos Toy Dolls, nos obligaron a saltar de nuevo al son de sus ya legendarios temas. Gran concierto el de estos veteranos, incluso a veces parecía que había más músicos en el escenario de lo bien que sonaron. Toda una lección de música la que nos dieron los británicos, dejando otro concierto memorable para el historial del festival.
Y finalizando la segunda jornada bajo la lluvia, nos enviaban a la cama otros veteranos, Def con Dos. Quizá en el público se notó la hora que era, y el desgaste de un día pasado por agua, pero aún así nos deleitaron con un excelente sonido, para enviarnos a todos a la tienda cansados, pero contentos.

 

Disfruta de las crónicas de los conciertos del día 18 aquí
Disfruta de las crónicas de los conciertos del día 16 aquí

 
 

Rubio Salas
Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.