Crónica Riverside. Sala Live!. Madrid. 05/10/2011

Por , el 08 - 10 - 2011

Mucho ha llovido desde la primera vez (y única hasta ayer) que había podido ver a Riverside sobre un escenario. Tampoco es que fuera muy significativa aquella cita, ya que fue en el Festival Monsters Of Rock de Zaragoza en el 2007, abriendo la segunda jornada en un horario insufriblemente tempranero y bajo un sol de justicia. Con poco más de media hora de actuación poco pude valorar su buen hacer, por lo que la cita de anoche llevaba marcada en rojo en mi calendario desde hacía tiempo.

La Sala Live! de Madrid es un sitio coqueto, pequeño y acogedor, para un aforo de no más de 500 personas. Lamentablemente, viendo el escasísimo público que allí nos congregamos, poco más de 100 amantes del buen prog, hasta se les quedó grande en espacio. Pero solo eso, en espacio. Porque en alma, en ganas, en calidad y en actitud, estos cuatro polacos deberían estar abarrotando recintos de muchísima más capacidad. Visto con el egoísmo que todo fan atesora, en cierto modo, lo que la gran audiencia niega a grupos como Riverside, nos lo regala a quienes finalmente podemos disfrutar de un show en familia, como el de ayer, donde la comunión entre banda y público fue total. Calor y apoyo incondicional, a cambio de cercanía y entrega.  ¿Qué más se le puede pedir a esta banda?

El sonido, salvo ligeros desajustes iniciales que hicieron que la guitarra sonara muy baja, fue bueno. Arreglado el defecto, cada instrumento sonó cristalino durante todo el concierto. Cada cosa en su sitio. Ya desde el arranque, con la ambiental ‘After’, los polacos se empeñaron en conquistarnos con una entrega de las que tardan en olvidarse. El papel principal es acaparado por Mariusz, que se comió el minúsculo escenario el solito, con su presencia, comunicación y receptividad para con la audiencia, pero también Piotr (Grudziński) y Michał, que dada su reducida ubicación (el primero con apenas un metro cuadrado de asueto, y el segundo encajonado entre su imponente set de teclados) interactuaron en la medida de sus posibilidades, más allá de su gran ejecución instrumental. El damnificado en ese aspecto visual, que no musical, fue Piotr (Kozieradzki), quien se vio relegado a un rinconcito, enterrado por su kit de batería. Pero se le oía. Vaya si se le oía. Bastó únicamente continuar con las metaleras ‘Artifial Smile’ e ‘Hyperactive’, este último de gran acogida, para demostrar que su técnica y precisión no están en absoluto reñidas con su contundencia.

Es con motivo de su 10º aniversario que les teníamos en Madrid, presentando además su reciente EP, ‘Memories In My Head’, compuesto de tres temas y de los cuales tuvieron representación dos. El primero de ellos fue la tremendísima ‘Living In The Past’. Sabor clásico, setentero, que si bien anoche cayó muy pronto en el set, tiene madera más que suficiente para ir escalando posiciones en el papel, hasta ocupar su lugar junto los clásicos del grupo, hacia el final del show. Tiempo al tiempo. Igualmente celebradas, por no citar todas, fueron ‘Conceiving You’, que hizo las delicias de los más marillion-adictos, o esa joya que aúna sinfonismo, hard rock y metal, a base de Hammond y guitarrazos espectaculares, que es ‘Left Out’.

En la recta final no podían faltar sus himnos particulares, ’02 Panic Room’ y ‘Second Life Syndrome’, que sonaron brutales, antes de acometer unos bises iniciados con la también reciente ‘Forgotten Land’, donde Mariusz literalmente se deja la voz, desgarradora, aunque a mi parecer menor en calidad que la ya comentada ‘Living In The Past’.

‘Reality Dream III’ puso la sala patas arriba y, como cierre, la por momentos pinkfloydiana ‘The Curtain Falls’ se encargó de esclarecer lo grandísimo guitarrista que es Piotr Grudziński, quien pese a su fría y distante apariencia, no paraba de regalar sonrisas y guiños al foso. Uno a uno, los polacos fueron desapareciendo del escenario, la música se apagaba y las luces se encendían. Una hora y tres cuartos a solas con Riverside es lo que hicieron falta para abandonar la sala extasiados, con esa sonrisa tonta en la cara que aun hoy por la mañana permanecía ahí, ante el espejo, como recuerdo de que el espectáculo que presenciamos anoche no fue un sueño, sino una de esas experiencia que se recuerdan por años.

Setlist:

01. After
02. Artificial Smile
03. Hyperactive
04. Living In The Past
05. Ultimate Trip
06. Loose Heart
07. Conceiving You
08. Egoist Hedonist
09. Left Out
10. 02 Panic Room
11. Second Life Syndrome
Encore:
12. Forgotten Land
13. Reality Dream III
14. The Curtain Falls


Fotografías y texto: Javi Moreno Vega
Más noticias y crónicas sobre Rock progresivo: www.portalesquizofrenia.com
Tags: ,
Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.