Crónica Slayer, Megadeth (01-04-2011) Metal de alto nivel a pesar de algunos fallos de sonido

Por , el 08 - 04 - 2011



FECHA: 01-04-2011
CIUDAD: Barcelona
LUGAR: Sant Jordi Club
GRUPOS: Slayer / Megadeth
DURACIÓN: 90 y 70 minutos
INVITADO: Angelus Apátrida (30 m.)
PROMOTOR: RocknRock

El European Carnage Tour 2011 que se “sacaron de la manga” Slayer y Megadeth, dos de los “big four” del thrash, para alegría y regocijo de sus seguidores pasó por España dejando clara una cosa que parece no haber cambiado después de 20 años: En los “grandes duelos” Megadeth/Slayer, los últimos siempre ganan la partida.

Han transcurrido dos décadas del Clash Of The Titans, evento que pasó por Barcelona en 1990 reuniendo a Suicidal Tendencies, Testament, Megadeth y Slayer; como en aquella ocasión, Tom Araya y compañía volvieron a demostrar que siguen teniendo un directo irresistible y, de paso, una vez más, dejaron en evidencia a Megadeth, cuyo sonido sin llegar a ser nefasto, no estuvo a la altura de las circunstancias.

ANGELUS APATRIDA

Los albaceteños Angelus Apátrida, respaldados por sus vínculos con Century Media, una de las discográficas más importantes dedicadas al metal y con quienes han facturado un trabajo de puro thrash sin concesiones como Clockwork, no cabían de gozo al comprobar la cantidad de aficionados que estaban listos para recibir la primera dosis de metal además de tener la ocasión de “abrir hostilidades” para semejante par de “monstruos”.

En esta ocasión, ser el grupo invitado no conllevó actuar ante escaso público. Cuando saltaron al escenario el Sant Jordi Club ya presentaba tres cuartas partes de su asistencia total, que llegó a sobrepasar las 3.000 personas.




Los españoles hicieron lo que pudieron, con un sonido algo pobre, sin embargo no faltó ni actitud ni ganas y “salieron a matar”, repartiendo el set list entre sus tres álbumes publicados, destacando una visceral “Blast Off” así como un “rush” final demoledor compuesto por “Give ‘Em War”, “Legally Brainwashed” y “Thrash Attack”.

MEGADETH

Desconozco los motivos pero, Megadeth, al iniciar el periplo ibérico del European Carnage Tour, variaron el set list, dejando fuera dos canciones que sí habían tocado en países como Bélgica, Alemania y Francia: “Angry Again” y “How The Story Ends”, reduciendo su repertorio de 15 a 13, algo que parece haber quedado establecido para el resto de la gira.

Centrándonos ya en la actuación, alguien debería comentarle a Dave Mustaine que se buscase otro ingeniero para dirigir el sonido de las presentaciones en directo. Durante el tiempo que duró su recital, y sabiendo los altibajos de producción que suelen acompañar a Megadeth, benevolente uno, perdonaba los defectos. No obstante, al comprobar luego el rendimiento de los controles en el caso de Slayer, con una puesta en escena más visceral y difícil de manejar, no queda más que pensar que algo no funcionó tras la mesa de controles.




Sin contar con la pasada gira de aniversario del Rust In Peace, donde tocaban íntegro el disco, Mustaine tiene una base de temas específicos para sus presentaciones en vivo que suelen variar muy poco. Al obligado inicio con “Trust”, le siguieron algunos clásicos habituales, entre ellos, esa maravilla que es “Hangar 18” y que nos quedamos con las ganas de disfrutar plenamente por los reseñados fallos de sonido que mutilaron parte de su característico riff.

La sorpresa estuvo constituida por una furibunda “1,320’” pieza de su último álbum Endgame, elegida en detrimento de otras más habituales como la mencionada “How The Story Ends”. Por supuesto, no faltó “Head Crusher”, ni momentos para el lucimiento del retornado Dave Ellefson como “Poison Was The Cure”, con las iniciales y sugestivas líneas de bajo.

No todo fueron desilusiones sonoras, hubo partes donde pudimos deleitarnos con los solos, como en los casos de “Sweating Bullets”, donde Mustaine “jugó” con su voz a ser el rebelde que siempre ha llevado en su interior y cuando sonó otro de los temas infaltables, “A Tout Le Monde”.

Llegada la hora de “Symphony Of Destruction”, los seguidores recurrieron a lo que se ha convertido ya en un ritual, corear “Me-ga-deth” a modo de estribillo mientras suena su contagioso ritmo. Y ya para finalizar nada como un par de categóricas canciones como “Peace Sells…” y el bis con “Holy Wars… The Punishment Due”, para dejar contentos a los fans a pesar de lo imperfecto del sonido.




En el capítulo individual, Mustaine, sorprendió apareciendo con una explosiva guitarra de dos mástiles roja y amarilla, que le duró muy poco entre las manos, cambiando a sus habituales instrumentos. Su voz, bien por los mencionados problemas de sonido, bien porque arrastra ya cierto desgaste, no se pudo apreciar lo suficiente en determinadas partes. Obviamente, estuvo impecable en lo que respecta a su manejo de la guitarra, al igual que Chris Broderick, constituido ya en la pareja perfecta de Dave, exhibiendo sus habilidades en todos los desarrollos solistas.

Ellefson, por su parte, da la sensación de querer recuperar el tiempo en el que estuvo ausente de la formación y se toma las cosas con impetuosa inquietud, derrochando energía como si no hubiera un mañana. Shawn Drover estuvo correcto, aunque con demasiado volumen, algo que no se le puede achacar a él sino…, otra vez, a quien se hizo cargo de mezclar el sonido.

La nota humorística la puso un trajeado Vic Rattlehead quien se paseó por el escenario durante unos minutos, recordando a su primo inglés Eddie Iron Maiden.

SET LIST

1. TRUST (Cryptic Writings)
2. IN MY DARKEST HOUR (So Far, So Good… So What!)
3. HANGAR 18 (Rust In Peace)
4. WAKE UP DEAD (Peace Sells…)
5. 1, 320’ (Endgame)
6. POISON WAS THE CURE (Rust In Peace)
7. SWEATING BULLETS (Countdown to Extinction)
8. SHE-WOLF (Cryptic Writings)
9. HEAD CRUSHER (Endgame)
10. A TOUT LE MONDE (Youthtanasia)
11. SYMPHONY OF DESTRUCTION (Countdown to Extinction)
12. PEACE SELLS (Peace Sells…)
BIS
13. HOLY WARS… THE PUNISHMENT DUE (Rust In Peace)

SLAYER

Tiempo hacia que las huestes de Slayer no arrasaban las tierras de Iberia y lo hicieron con pleno convencimiento de que tras su paso nadie osaría ponerle “peros” a su arrolladora actuación. Claro que ellos sí tuvieron detrás una producción en condiciones, rayando la excelencia, que dejaba escuchar en su justa medida cada instrumento ¡pero si se apreciaba hasta el bajo!




Ni siquiera fue determinante la ausencia de Jeff Hanneman, sustituido magníficamente por Gary Holt (Exodus). Slayer volvieron a constituirse como una máquina perfecta, sincronizada de forma casi “diabólica”. De una tacada nos abrumaron con cinco temas sin apenas respiro, pudiendo comprobar lo bien que responden los temas de su último disco: “World Painted Blood” y “Hate Worldwide”, junto a composiciones más antiguas como “Postmorten”, además de corroborar el “temazo” que es “War Ensemble”.

Una vez repuestos de la inicial sobredosis de adrenalina, los compases de “Dead Skin Mask” y su cadenciosa dinámica nos dejaron ver que “la bestia” podía dominar su furia y “regalarnos” vibrantes solos que tanto Holt como King, interpretaban como posesos, algo que sería una de las notas recurrentes hasta el final.

El repertorio, inmutable en la gira, estuvo dominado por los álbumes Reign In Blood, Seasons In The Abyss y South Of Heaven, además de World Painted Blood; dejando el resto a puntuales piezas de Show No Mercy como “The Antichrist” y la inevitable y superclásica “Black Magic”, además de una concesión a God Hate Us All, “Payback”, que no desentonó.

Dentro de un concierto homogéneo en el que, al contrario que con Megadeth, el sonido fue perfecto, destacaría la tremenda pegada que exhibió Dave Lombardo en “Americon”, con un ritmo pegadizo que contagiaba por su insistencia y uniformidad. Otra parte culminante fue cuando irrumpieron las sonoridades “a lo Black Sabbath” de “Season In The Abyss” y su paulatino aceleramiento, o el siniestro inicio de “South Of Heaven” y su desgarradora atmósfera, sin olvidarnos del frenético final con “Angel Of Death”, para dejarnos ya sin aliento.




En definitiva, otro ejemplo de que la jerarquía se demuestra en cada actuación con hechos tangibles. Mucha música y pocas palabras, las justas por parte de Tom Araya, quien, asimismo, desplegó toda su capacidad pulmonar para convencernos de que todavía puede escupir las frases con absoluta visceralidad.

SET LIST

1 WORLD PAINTED BLOOD (World Painted Blood)
2 HATE WORLDWIDE (World Painted Blood)
3 WAR ENSEMBLE (Seasons in the Abyss)
4 POSTMORTEM (Reign in Blood)
5 TEMPTATION (Seasons in the Abyss)
6 DEAD SKIN MASK (Seasons in the Abyss)
7 SILENT SCREAM (South of Heaven)
8 THE ANTICHRIST (Show No Mercy)
9 AMERICON (World Painted Blood)
10 PAYBACK (God Hates Us All)
11 SEASON IN THE ABYSS (Seasons in the Abyss)
12 SNUFF (World Painted Blood)
13 SOUTH OF HEAVEN (South of Heaven)
14 RAINING BLOOD (Reign in Blood)
15 BLACK MAGIC (Show No Mercy)
16 ANGEL OF DEATH (Reign in Blood)

 

CRONICA LOCKY PEREZ/ FOTOS HECTOR HUGO VILA (Madrid)
 

Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

    1 comentario

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.