Crónica: Walls Of Jericho + Death Before Dishonor + Nations Afire + Final Prayer

Por , el 29 - 04 - 2009

Fecha: 22 de Abril de 2009
Sala: Sala Live, Madrid
Aforo: 2/3
Promotor: Freak Producciones

 

No pintaba nada bien la noche cuando a las 20:00, hora anunciada de apertura de puertas, no éramos más de cuarenta personas las que esperabamos fuera de la Sala Live para poder ver el lado más salvaje de la gira Vans Tour. Lo mismo debían pensar los músicos de Walls Of Jericho y Death Without Dishonor que terminaban de sacar cosas de la furgoneta que les había llevado a la sala y que hacían puerta junto al resto de nosotros esperando el momento de subir a escena.

 

Lo que íbamos a ver era una parte del cartel del VANS TOUR, una iniciativa de la marca de zapatillas que consistía en tres “festivales” distintos tanto en tiempo como en planteamiento. Ya habían pasado por nuestro país No Use For A Name y No Fun At All como cabezas de cartely por fin le tocaba a la parte más agresiva, más animal, liderada por Walls Of Jericho.

 

 

Abrieron Final Prayer con una sala todavía muy desangelada, sin apenas público, pero eso no echó para atrás a estos alemanes que venían a presentar Filling The Void y lo hicieron mostrando algo de nerviosismo escénico. Habían sido una incorporación de casi última hora para suplir la baja de Born From Pain, quienes estaban anunciados para la apertura del festival, y tenían que jugar con la presión de hacerlo bien para justificar el por qué habían asumido esa responsabilidad. Al final lo lograron con buenos temas como “Wartime”, “Out Of Content” o “In Denial” (quizás su mejor baza), con una actitud escénica que fue cambiando a lo largo del show (olvidando el nerviosismo) y con un vocalista, Stephan, que supo mover bien a un público que apenas sabía nada de ellos.

 

Del Hardcore más metálico pasamos a la parte más “blanda” del cartel con Nations Afire, una superbanda formada por miembros de Ignite, Rise Against y Death By Stereo, creada a principios de año, y que venía a presentar su EP The Uprising, su única referencia hasta el momento, y una propuesta mucho más melódica que el resto del cartel.

 

 

Saltaron al escenario atacando directamente “Exit Strategy”, abriendo de la misma forma que abren su EP. Con un Punk Rock Melódico muy elegante, con ciertas dosis rockeras, supieron ganarse a la gente aunque ésta no conociera temas como “Falling Faster”, “The Once Forgotten” o “Curtain Call”. Lo que sí conocían era la versión del “Territorial Pissing” de Nirvana con la que sorprendieron a mitad de show. Ojo a esta banda porque puede dar muchas sorpresas en el futuro.

 

Acabado el turno de los angelinos Nations Afire llegaba el de Death Before Dishonor una banda de Boston (ciudad de Blood For Blood o Slapshot) formada en el 2005 que ha visto como su legión de fans se ha ido volviendo más y más grande con cada trabajo y con cada show. Y no es de extrañar después de comprobar el salvajismo y la violencia con la que encaran el show Bryan y cia y ver como han ido progresando trabajo a trabajo. En el cartel eran la parte más old school. Verles a ellos era recordar viejos conciertos de Sick Of It All en la gira del Call To Arms, con Indecision y Ensign abriendo, era prepararse para una batalla arrolladora de moshings y “circles pit” que te dejaría los huesos destrozados pero un sonrisa en la cara. Saltaron arrollando e increpando y se fueron de la misma forma.

 

 

En el camino dejaron un buen puñado de canciones memorables (“Break Through It All”, “Friends Family Forever” o “Born From Misery”) soltadas con una fuerza brutal y momentos de auténtico hermanamiento como “Boston Belongs To Me” con todo el público cantando al unísono.

 

Pero si una banda acaparaba la atención en el cartel esa era Walls Of Jericho, cabezas de cartel para la cita después de que H2O suspendieran toda la gira una vez comenzada ésta. En muy poquito tiempo se han hechoun hueco más que importante en la escena internacional. Quizás eso se haya debido a que no es muy usual ver a una chica comandando un grupo de Hardcore Metal o quizás porque siempre han estado muy bien apadrinados. Sea como fuere, y después de asistir a su show, uno sabe que están donde tienen que estar.

 

 

La histeria se apoderó de la sala, en esos momentos con un aforo considerable de unas doscientas personas, cuando saltaron encima del escenario Chris Rawson, Mike Hasty, Dustin Schoenhofer, Aaron Ruby y, como no, Candace Kucsulain. Desde el segundo uno los de Detroit salieron a demoler al personal con Candace avalanzándose contra las primeras filas para que éstas cantaran e incitando constamente a la locura colectiva la cual llegaba a cada grito de la cantante. “The Prey”, “Trigger Full Of Promises”, “Welcome Home”, “There’s No I F**k You”, “Famous Last Words”… cada una era una bala lanzada por la banda que veía en el público una respuesta impresionante. Debió quedarse alucinada Candace cuando al caérsele el micrófono la gente le hizo los coros (a nosotros también nos dejó ella alucinados pues sus gritos se oían sin amplificación) o cuando toda la sala al unísono se puso a corear “oh, oh, oh” en vez de cantar la letra del último tema tal y como se hace cuando Pennywise tocaban “Bro Hymn” en directo después del fallecimiento de Jason.

 

Walls Of Jericho dejaron convencidísimos a unos asistentes que presenciaron un concierto brutal y salvaje y en donde quedó demostrado que Candace Kucsulain es una de las mejores frontwoman del momento y que va a ser capaz, después de ver cómo se mete a la gente en el bolsillo, de llevar a la banda muchísimo más lejos.

 
 

Screwed Mind (texto y fotos)
Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.