Cruïlla Barcelona 2012 – Parc del Fòrum (Barcelona) – 06-07/07/11

Por , el 11 - 08 - 2012

El festival musical más ecléctico y multicultural de Cataluña, el Cruïlla Barcelona, cerró su quinta edición con un balance total de 22.000 asistentes, según cifras de la propia organización; una entrada que iguala a la del año anterior pero que se aleja de las 30.000 visitas que se preveían para éste 2012. Pese a no incrementarse la asistencia sí que se realizó una inversión superior en un 15% a la de la pasada edición, contando con un presupuesto total de 1,5 millones de euros.

Números aparte, Cruïlla 2012 finalizó su cita legando un excelente estado de satisfacción musical al público que allí se congregó. No defraudaron The Specials ni M.I.A. e Iggy & The Stooges se entregaron con la misma intensidad con la que tienen acostumbrados a sus fans. Pero no sólo los cabezas de cartel se granjearon las ovaciones de un personal que disfrutó mucho y variado con la gran variedad de artistas que pasaron por los cuatro escenarios del recinto.

Viernes 06/07/11

Con las primeras cabezas apareciendo bajo el escenario Estrella Damm, el ex Bersuit Gustavo Cordera fue el encargado de abrir el festival mientras el sol todavía brillaba sobre el recinto del Fórum. A la vez que sus ritmos hacían danzar junto al mar a los primeros fieles, Prats estrenaba la carpa Ramon LLull con unos treinta minutos de retraso sobre el horario previsto. Presentándose cómo unos debutantes, los catalanes anunciaron que su primer disco vería la luz en septiembre. Un inicio de festival tranquilo que se vio seguidamente animado con la actuación de Julieta Venegas pero, sobretodo, con la de los patrios Los Tiki Phantoms.

Mientras que la primera atraía a la mayoría de los presentes los segundos ofrecieron una división sin par a quienes optaron por su actuación. “Muchas gracias por estar aquí y no viendo el pastel de Julieta Venegas” proclamaron antes de organizar una conga con el personal (a la cual también se unieron un par de sus integrantes) y de provocar el surfeo de una chica sobre una colchoneta, peinando la ola humana que formaba la masa. Bailar, bailar y bailar fue su máxima continua, recordando a los espectadores que “…éste no es un Festival de modernos, aquí no hay bigotes ni nada de eso, así que bailad y olvidaos de preocuparos por aparentar”. Su conocida versión del “Take on me” de A-ha fue el tema escogido para poner punto y final a su directo.

Nueve de la noche y la cita más esperada del festival: Iggy & The Stooges. A sus 65 años, éste mito viviente del punk-rock saltó al escenario con su look habitual: pantalones ceñidos y pecho descubierto. El concierto fue enérgico, con un repertorio hecho para gustar, repleto de hits y momentos anhelados: el público saltó al escenario, dónde pudieron tocar con sus yemas a una de las melenas más deseadas del rock’n’roll; también existió el momento para el stage diving y con él la sangre. Sin previo aviso, La Iguana saltó sobre el foso despertando unas alarmas de su equipo técnico que quedaron calmadas tras un corte labial. Y, cómo no, antes del bis cayó la inevitable “I wanna be your dog”.

El soul de Nneka sirvió para calmar un estado de aceleración que parecía exponenciarse minuto tras minuto. Un punto de inflexión tan interesante cómo necesario teniendo en cuenta que Enge Hütz aguardaba entre bastidores con sus calzones de boxeador color bermellón y el resto de los componentes de Gogol Bordello. Los de New York llevaron su gipsy punk a la ciudad condal provocando la danza de propios y extraños y liberando de tapujos y vergüenzas a los últimos reservados.

Tiempo para las Supremes de Girona. The Pepper Pots están viviendo un momento dulce en su carrera musical. Tras su asociación con Eli Paperboy Reed, el trío femenino era una apuesta segura para el meridiano de la medianoche. Una buena actuación que tuvo su guinda con un medley de las Marvelettes que encandiló a quienes gustan de reconocer los temas en la discográfica de su memoria. Después de ellas, La Pegatina y Guadalupe Plata compitieron en interés y público mientras Parov Stelar Band ponía el punto de sofisticación a la noche. Birdy Nam Nam Live fueron los encargados de despedir la primera jornada.

Sábado 07/07/11

Con los oídos repletos de residuos musicales de la noche anterior, el sábado amaneció tardío con una doble propuesta más que interesante: mientras que la excelencia de Joana Serrat embriagaba a aquellos que se cobijaban bajo la carpa del escenario Ramon Llull, Las Migas ofrecían su flamenco multilingüe en el Estrella Damm. Después tiempo para la veteranía; Quimi Portet se erigió cómo maravilloso anfitrión y representante del rock catalán en el festival. Su pose, su carisma, su liderazgo condescendiente pero educado, muestran las tablas de alguien que se sabe veterano y se sabe respetado.

Linton Kwesi Johnson llevó su elegancia y revolución musical a la Barcelona más étnica y comprometida. Aunque también puso de manifiesto la incipiente moda generalizada entre los artistas que lideran una banda, los cuales ya no se reservan saltar al escenario tras la ausencia de un tema con la intención de generar una buscada expectación, sino que lo hacen tras relegar el protagonismo a sus compañeros durante, cómo mínimo, las cuatro primeras canciones. Algo que no repetirían The Specials, quienes sí salieron a darlo el todo por el todo desde el primer minuto. Repaso al repertorio clásico y un lleno absoluto para ver a una formación sobre la que sí que pasan los años y cuyo “Monkey Man” le viene un poco largo a Terry Hall. Pese a que existieron ciertas notas que parecían resistirse, la entrega de unos y la predisposición de otros hicieron del concierto un evento divertido e intenso.

M.I.A. ofrecía en Cruïlla Barcelona su único concierto en España, por lo que la expectación generada era una baza importante para la organización. Inicio impactante el de la londinense con origen en Sri Lanka, aunque innecesariamente largo y falto de ritmo con una videoproyección que podría haberse resuelto en menos de un minuto. A pesar del despliegue y la voluntad, su directo no acabó de convencer, y las comparaciones con el magnífico directo ofrecido el año anterior en la Sala Razzmatazz fueron inevitables. Pero cómo la veteranía es un grado, Sharon Jones y sus Dap Kings se ocuparon de recuperar la vertiente más animada del festival. A sus 56 años, éste torbellino soul nacido en Georgia demostró que está en plena forma y que su voz y su energía parecen, no sólo no haber perdido calidad con el paso de los años, sino alimentarse del calor del público en sus directos. Sin lugar a dudas, de lo mejor que se pudo ver en el Fórum éste fin de semana.

Fin de fiesta eléctrico con la interesante propuesta de Nortec Collective, una formación que ha llevado la música tradicional fronteriza (aquella denominada norteña) a niveles audiovisuales propios de las pistas de bailes más independientes. Después de ellos tiempo para la música de 2ManyDjs, quienes se encargaron de cerrar un festival que, año tras año, crece más y mejor pero que sigue fallando en temas de comunicación y prensa. Tal vez la sexta edición sea una cita en la que necesiten corregir errores y reinventar limitaciones y carencias.

Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.