Dark Tranquillity (07-10-2010 Barcelona) Una lección de eficacia apoyada por un sonido impecable

Por , el 12 - 10 - 2010



FECHA: 07-10-2010
CIUDAD: Barcelona
LUGAR: Sala Razzmatazz 2
GRUPO: Dark Tranquillity
DURACIÓN: 90 minutos
INVITADOS: Insomnium (50m.), Vrademargk (-)
PROMOTOR: RocknRock

Dark Tranquillity demostraron, en su visita a Barcelona, que el preciso ajuste del sonido puede realzar una actuación que podría haber resultado menos convincente. De esta forma, la efectiva labor detrás de los controles fue un apoyo adicional para que el grupo sueco consiguiera el respaldo de sus seguidores. Eso, y la personalidad de Mikael Stanne, quien, sin excesivos “acaloramientos” transmitió pura amabilidad y se exhibió como un frontman de lo más competente, conectando con los seguidores a pesar de las barreras del idioma.

Cuando los “roadies” comenzaron la puesta a punto del equipo sonoro, ya fue evidente que no iban a faltar decibelios. De hecho, la batería no tenía nada que envidiar a los orgullosos Manowar. Quizá ese fue el único inconveniente para que sobre el escenario se alcanzara una mayor perfección ya que, en ocasiones prevalecía sobre el resto de instrumentos, sin embargo tampoco fue algo decisivo y resultó toda una gozada presenciar las evoluciones de Anders Jivarp dándole a tambores y bombos.

Por otro lado, las partes vocales siempre estuvieron completamente diferenciadas, sin confundirse con la brusquedad de los ritmos y la agresividad de las guitarras manipuladas impecablemente por Niklas Sundin y Martin Henriksson, acometiendo las armonías sin inmutarse y personificando la sobriedad más absoluta.




Incluso, el bajo, elemento “sufridor” en los entornos metálicos, pudo oírse con precisión y nitidez en ciertos momentos. Sin olvidar los teclados de Martin Brändström (el hombre en la sombra), que terminaban por definir las referencias sonoras propias de Dark Tranquillity.

El inicio del concierto provocó el entusiasmo de los fans, llevados más por la propia inercia emocional que por las canciones que lo abrieron: “At The Point Of Ignition” y “The Fatalist”, ambas de su último álbum We Are The Void. Tanto así, que la continuación, con “Damage Done”, aumentó considerablemente la efusividad del público que, en líneas generales mantuvo un mismo nivel de júbilo, salvo en instantes puntuales como cuando tocaron “Icipher” y “Misery’s Crow”, en esta última con Mikael saltando al foso de los fotógrafos para cantar en las mismas “narices” de los alucinados de las primeras filas. Ya en los bises, la exaltación se incrementó con unas desequilibrantes, “Final Resistance”, “The Sun Fired Blanks”, “ThereIn” y “Terminus (Where Death Is Most Alive”.

El repertorio fue un auténtico viaje por su “vida discográfica”, solo dejaron de lado el ya lejano Skydancer (1993) y The Mind’s I (1997), el resto, en mayor o menor medida tuvo su representación, con predomino lógico de su último álbum, del que tocaron, “Shadow In Our Blood (otra de las más celebradas), “Iridium”, (que dio el toque más oscuro y denso de la actuación) y “Dream Oblivion”, además de las mencionadas anteriormente.




En conclusión, un concierto que aparentaba un relativo interés debido a que We Are The Void no es precisamente lo mejor que ha grabado en su trayectoria Dark Tranquility, resultó de lo más ameno y vibrante. Obviamente, sus acérrimos seguidores disfrutaron alborozados y, desde una perspectiva más neutral, es justo reconocer que en directo convencieron de que su death metal melódico todavía resulta atractivo, sobre todo, expuesto con un apoyo sonoro de calidad.

INSOMNIUM y VRADEMARGK

Los finlandeses Insomnium dispusieron de 50 minutos para convencer de que son una apuesta con futuro. Aunque sus esquemas siguen las premisas del death metal melódico, su música es mucho más densa y cerrada que la de Dark Tranquillity. Sus composiciones destilan una oscuridad donde prevalecen los desarrollos instrumentales concisos. Contaron con un puñado de seguidores, lo que demuestra que su música ya ha traspasado las heladas fronteras de su país. No obstante, les falta algo más de ingenio para que sus composiciones resulten más desequilibrantes.




Abrieron el concierto los catalanes Vrademargk; quienes aportaron un sonido muy compacto y contundente, en la línea general del evento. Lo suyo también es death metal, aunque menos melódico y sí más abrupto, con un vocalista que derrocha un caudal de voz impresionante.

SET LIST

1) At The Point Of Ignition (We Are The Void)
2) The Fatalist (We Are The Void)
3) Damage Done (Damage Done)
4) Lost To Apathy (Character)
5) Monochromatic Stains (Damage Done)
6) The Gallery (The Gallery)
7) One Thought (Character)
8) The Wonders At Your Feet (Haven)
9) Iridium (We Are The Void)
10) Shadow In Our Bood (We Are The Void)
11) Icipher (Fiction)
12) Dream Oblivion (We Are The Void)
13) Misery’s Crown (Fiction)
14) Haven (Haven)
15) Punish My Heaven (The Gallery)
BISES
16) Final Resistance (Damage Done)
17) The Sun Fired Blanks (Projector)
18) ThereIn (Projector) esta no es segura
19) Terminus (Where Death Is Most Alive) (Fiction)

 

CRONICA LOCKY PEREZ/FOTOS LOLA HIERRO

Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

    4 comentarios

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.