Array ( [type] => 8 [message] => Undefined index: scheme [file] => /var/www/vhosts/musicopolis.es/httpdocs/wp-content/plugins/easy-add-thumbnail/easy-add-thumbnail.php [line] => 42 )

David “Rock” Feinstein – Bitten By The Beast (Niji Entertainment, 2010)

Por , el 03 - 03 - 2011

Portada

David Feinstein puede alardear de haber militado cual guitarra solista en el grupo Elf, proyecto musical del que Ronnie James Dio saldría para ponerse frente al micrófono de Rainbow. De hecho, David siempre ha tenido que vivir de alguna manera a la sombra de la leyenda de su primo Ronald, vocal que tanto se ganó el clamor popular bajo el Arco Iris de Ritchie Blackmore como convenció con su paso por Black Sabbath o su posterior carrera bajo la pegatina Dio. Feinstein, aun así, no permaneció quieto, por lo que a la postre sus The Rods neoyorquinos quedarían cual formación de culto del heavy metal más tradicionalista. Bitten By The Beast pretende recuperar aquella vena clásica que fundía el hard con el metal.

El caso es que esta visión un tanto revivalista pero en el fondo sincera ya era posicionada en oficialidad bajo su banda de 2004 Feinstein, una apuesta que editaría el analizado dicho año en nuestra revista digital Third Wish. Aquí también maneja las estructuras que les dieron sus buenas libras a los británicos Judas Priest (‘Evil In Me’), un tembleque abrasivo de New Wave Of British Heavy Metal bien llevado, al igual que chuta a puerta con un hard boogie rotundo (‘Rocks Boogie’).

David y Dio

El problema surge al tener que enfrentarnos con un disco en el que los riffs de guitarra dejan en un segundo plano a la voz de manera premeditada; y es que las delatoras cuerdas vocales de David demuestran que no está para afrontar riesgos cual cantante. Simplemente el hecho de que su querido Ronnie James ponga su sello agarrado al micrófono en ‘Metal Will Never Die’ tira por tierra las intentonas de un Feinstein que queda cojo en todo lo que no sea tocar la guitarra y el bajo. Tal vez debió recurrir para cubrir el resto del álbum a su amigo John West, que ya le salvó la papeleta en estos menesteres durante la grabación del Third Wish citado.

En cualquier caso, las composiciones, en su totalidad firmadas por David “Rock” Feinstein, atestiguan ese amor por el metal añejo que sigue poseyendo a este guitarrista talentoso. Y para el final del yantar recupera una canción incluida en el LP homónimo de Elf, escrita a pachas junto a su famoso primo: ‘Gambler Gambler’. Lástima que en esta regrabación la cante el propio Feinstein.


Sergio Guillén

Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.