DCode Festival – Ciudad Universitaria (Madrid) – 24/06/2011

Por , el 27 - 06 - 2011

Arrancaba la primera edición del DCode Festival bajo el sofocante sol que servía de escenario a la banda inaugural del acontecimiento. Toundra y su contundencia instrumental eran la banda sonora del pequeño infierno ubicado en la Ciudad Universitaria de Madrid. Los madrileños (que también abrieron el Primavera Sound Festival de este año) desplegaron un rock con reminiscencias de los primeros Mogwai para dar paso al indie-folk de The Low Anthem ya colocados en el segundo escenario. Quizá –y a priori- el conjunto menos apropiado para un festejo tan grande. No por vistosidad, pues la colección de instrumentos que portaban era de antología, pero si por sonido, pues requiere de un acercamiento totalmente intimista. Jeff Prystowsky, Ben Knox Miller y sus chicos presentaron su último trabajo discográfico, “Smart flesh” (Bella Union, 2011) grabado en una vieja fábrica abandonada y que este pasado fin de semana era defendido ante un público que poco a poco iba “invadiendo” la explanada.

El elenco de grupos que figuraban en el cartel de la primera jornada tendría dos vertientes en lo que a gustos por parte de los asistentes se refiere. Un público más joven (en su mayoría) acudía a las instalaciones para asistir a los shows de Sum41 y My Chemical Romance. Mientas que otro sector más maduro esperaría a las actuaciones de Eels y Band of Horses, entre otros.

Más que fructífero fue el trueque ofrecido por Nothink de “cantar a cambio de agua” con su público, los cuales se ganaron a pulso gracias a las aguerridas guitarras y a la rasgada voz de su cantante, Juan Blas.

Apremiaba el tiempo, las actuaciones se sucedían casi de manera seguida compaginándose entre los dos escenarios principales. The New Raemon era un aperitivo más que consistente con un set-list de diez cortes, entre ellas ‘Verdugo’, perteneciente a “Libre asociación” (BCore Disc, 2011), último álbum de los barcelonés. El plato fuerte de un menú variado y de extraña digestión. Las distorsiones de The New Raemon eran la antesala de Autum Comets, sorpresa agradable la que dieron estos jovencísimos madrileños sustituyendo en última instancia a All Time Low, debido a las vicisitudes y problemas de las distancias en la carretera y el tiempo. No por ello cancelaron, pero retrasaron su propio espectáculo para la media noche. Electrónica y electricidad se daban la mano bajo esta prometedora banda de la capital que con apenas la veintena de edad ya auguran una provechosa carrera.

Warrant’, ‘Miss you’ o ‘Houdini’ significaron el pistoletazo de salida de Foster the People actuando bajo el astro rey que ya comenzaba su descenso para conceder protagonismo a la tarde-noche y al resto de bandas que se presentaban en este primer día del DCode Festival. Durante el recital de los angelinos, el siempre sombrío Mark Oliver Everett (Eels) se paseaba por el backstage organizando una algarabía entre los fotógrafos allí acreditados. Mientras tanto los más fervientes fans de Sum41 esperaban impacientes la salida a las tablas de los canadienses encabezados por Deryck Jayson Whibley. Se fraguaba la espera con el encuentro de los nuevos iluminados del pop-rock nacional en el escenario 2.0 patrocinado por Eastpak y Mondo Sonoro. Allí enlazaron con el resto de conciertos los mallorquines L.A., congregando un considerable número de adeptos.

Y ahora sí. Los principales cabezas de cartel hacían acto de presencia bajo los focos. Sum41 desfilaron con su repertorio más conocido haciendo sonar desde ‘Reason to believe’ hasta ‘Over My Head (Better Off Dead)’ pasando por ‘Enter sandman’ de Metallica. Una hora de espectáculo entre gritos, saltos y algún que otro desmayo. Quién no ocasionaría desfallecimientos pero sí muchísima atención sería el barbudo norteamericano con Eels. Esperadísimo momento de la noche que no defraudó con la estridencia de ‘That look you give that guy’ o el cabaret de ‘Novocaine for the soul’. Un repertorio más luminoso que depresivo. Un acierto, sin duda. Mr. E se sentía feliz, y así lo hizo saber al respetable mostrando descaro acompañado de sus siete músicos de estética similar. Esto es: frondosa barba y gafas de sol.

Estos avezados escuderos protagonizaron los mejores momentos de la noche junto a Band of Horses y su sobrecogedor ‘The funeral’, sin olvidar el asedio de Lori Meyers una vez entrada la madrugada.

Por otro lado, My Chemical Romance despegaron puntuales y no se hicieron esperar. Gustaron a sus seguidores y desesperaron a los amantes de Band of Horses. No obstante, tampoco engañaron. El cuarteto de Nueva Jersey funcionó de manera engrasada sin mostrar síntomas de flaqueza. Destacable el abanico de estilos que se citaron sobre el campo de rugby de la Ciudad Universitaria, dejando hueco para conocer nuevas bandas, sonidos y hasta dar más oportunidades. Ben Bridwell, Creighton Barreto, Rob Hampton y Joe Arnoneotro protagonizaron otro momento cumbre de la madrugada una vez acabó el rock de My Chemical Romance en el primer escenario. The Band of Horses eran una apuesta segura, desde el conjunto sonoro hasta el adorno escénico agradaron vista, oídos y cualquier otro sentido que uno tuviese puesto sobre aquel océano de belleza. Pedal steel, guitarra acústica y una delicada Les Paul negra fueron “las armas” precisas para crear la paz haciendo estallar ‘Infinite arms’, ‘Ode to LRC’ o la antes mentada ‘The Funeral’.

Para los granadinos Lori Meyers fue una noche triunfal. Llegaron, convencieron y arrasaron. Incluso se permitieron dedicarle ‘Dilema’ al Granada C.F., recientemente ascendido a primera división.

Por último y bajando el cierre hasta el siguiente día, el caos de The Zombie Kids produjo la indiferencia general y el entusiasmo de otros pocos que aun se mantenían despiertos alcanzando buena parte de la madrugada. Se terminaba la primera jornada del DCode Festival con una media entrada. Algo desalentador, pero con esperanza.


Texto: Charly Hernández
Fotos: Juan Rodríguez Talavera/Archivo DCode Festival
Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

    2 comentarios

  • Astaroth dice:

    Me ha gustado la crónica, por fin una página que se digna a reconocer la consistencia y contundencia del concierto de MCR sin centrarse sólo en críticas sin sentido a la edad de su público o al pelo del cantante. Porque, pese a quien pese, fue de los que más movieron al público el viernes, y desde luego a los que los seguimos de cerca nos pareció un conciertazo.

  • Juan thebackstage.net dice:

    Esas fotos de http://www.flickr.com/juanrodrigueztalavera ;) Gracias

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.