Depreciation Guild + His Majesty The King / Teatro Lara / 23-09-2010

Por , el 26 - 09 - 2010

 

Para los que no conozcan a Depreciation Guild, les diré que se trata del grupo paralelo de dos de los componentes de The Pains of Being Pure at Heart, una de las bandas revelación del pasado año. Aunque parezca increíble por la cantidad de conciertos que celebran (he perdido la cuenta de las veces que nos han visitado), aún les queda tiempo para girar alrededor del mundo presentando su nuevo trabajo. Y los que creáis que se trata de un proyecto secundario os equivocáis, ya que cuentan con más material de estudio que con The Pains y la fundación de la banda data de un par de años antes. Depreciation Guild destaca por sus tintes de The Jesus and Mary Chain o My Bloody Valentine, que junto a unos envolventes arreglos electrónicos transforman el shoegaze en una experiencia más cercana al dream pop.

 

Hablando del concierto, como teloneros nos encontramos His Majesty The King, un dúo madrileño que lanzaron su primer EP hace un año y que están recibiendo críticas muy positivas. Su estilo entre el folk, el pop-rock o el country de raíces más bien norteamericanas resulta cercano y acogedor, y su buena actitud sobre el escenario ayuda a conectar fácilmente con su música. Sin duda supuso un buen aperitivo antes de que la banda neoyorkina salieran a la palestra. Con una puesta en escena sobria, comenzaron poco a poco a desgranar Spirit Youth, sin olvidar su debut In Her Gentle Jaws. Si en los álbumes a veces es complicado diferenciar canciones, en directo este aspecto se acentúa de manera aún más evidente, ya que el sonido se vuelve más homogéneo. Esto se debe a que prescinden de bastante elementos electrónicos que en el disco tienen más peso (especialmente de sus aires 8 bits). También influyen las guitarras distorsionadas, que ganan protagonismo, volviéndose algo más crudos pero generando las mismas sensaciones envolventes.

 

Con “November” acertaron de pleno, con ecos de los Joy Division más atmosféricos; “Blue Lily” resultó tan preciosa y conmovedora como en el disco; en “Crucify you” demostraron quienes son los que están detrás del sonido de The Pains; “My chariot”, posiblemente su tema más popular, decepcionó ligeramente por la perdida de cierta delicadeza de la original en detrimento de un guitarreo excesivo. Fue en este tema fue donde más se evidenciaba la comentada carencia de su faceta electrónica. Pero siendo justos, tampoco supuso un gran trauma, ya que saben defenderse más que bien en directo, destilando pasión juvenil, urgencia en su mensaje y esa incertidumbre de los tiempos en los que nos ha tocado vivir. Es, como también les sucede The Pains, lo que les hace tan especiales.


dyorch
Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.