Diario alcohólico del FIB 2009. Capítulo III. “Show must go on”.

Por , el 22 - 07 - 2009


Si me dicen una profesión que no me gustaría haber sido este año en el FIB no hubiese elegido el de chico de la limpieza, hubiese sido el de organizador de los conciertos y los horarios. El sábado corría como el viento del día anterior la noticia de la caída del cartel de otro de los platos más interesantes del festival, Lily Allen, una tía con talento, que seguramente nunca iría a ver a razón de pagar 40 euros por una entrada suya pero que sí que me llamaba mucho la atención al ponerse en bandeja a un horario genial del sábado, pero se puso malita y por si fuera poco se confirmaba la salida de los Kings of Leon rumbo a Suiza donde seguirían con su gira sin haber puesto la x en el festival de Benicassim (muchos eran los que creían que KOL tocaría el viernes, es más, la organización avisó que intentaría recolocar a todos los grupos algo que no consiguió con los americanos pero sí con bandas como Planetas que tocaría el domingo y Maximo Park que tocó el sábado).

Maximo Park no acabaron de convencerme, probablemente porque vendría de escuchar el concierto más sincero de los cuatro días que forman el FIB, el señor Josele Santiago comenzó la orquesta con un “Viva San Fermín” que urgaba aún más el sentimiento que uno tenía de desubicación de la música del “enemigo” dentro del ambiente festivo-marchoso del festival…pero le da igual. Puede que no andase muy motivado, al comienzo del show éramos unos 400 los que estábamos delante del escenario Vodafone pero la cosa se fue calentando de la misma manera dentro del escenario que entre el público y terminó con un “Ole papa” poco a poco acelerado por la banda, con cuerda rota incluida, que fue uno de los grandes momentos del festival.

No puedo decir lo mismo amiguetes de lo poco que alcancé a ver a la “sweet and beautiful” Lourdes Hernández ya que un concierto de Russian Red con las horas de sueño que llevaba acumuladas podría haber provocado en mi una somnolencia que ni la Bella Durmiente. Es guapa, sí, es dulce, sí, canta muy bien, sí, es un coñazo, también.

Menos mal que nos queda Portugal decía la canción y menos mal que a los fibers siempre les quedarán los Franz Ferdinand o lo que se podría denominar como “fiesta parda toque como toque, donde toque y delante de quien toque”. Es increíble la cantidad de canciones infalibles para el baile que han editado los escoceses en esta década; lo que no es tan increíble es que con semejante repertorio se armase la que se armó el sábado en el escenario verde. 50.000 personas sin parar de cantar, bailar y disfrutar de una banda que es verdad que tocan cada dos por tres en España pero qué más da. No les pidan que hagan un “Revolver”, es un grupo hecho por y para bailar y demostraron que en su estilo son los auténticos números 1 mundiales.

El aura festiva que rodeaba a todos y cada uno de los asistentes al festival fue aprovechada por 2 many DJ’s, un dúo de pinchadiscos belga que supo rentabilizar las ganas de fiesta que habían dejado los Franz Ferdinand atacando donde más duele…pinchando a Michael Jackson, locura general garantizada que continuó con la estupefacción nacional al oir que comenzaba un viejo estribillo conocido por todos los hijos de la patria España, algo así como “arriquitauntauntaunquetumbanbanquetequetequetetan”…oh yeah, el mismísimo Chimo Bayo y qué coño…aquello era una fiesta para bailar¡¡¡

Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.