Diario alcohólico del FIB 2009. Desenlace y Epílogo. “Bye bye love”.

Por , el 22 - 07 - 2009


El ser humano tiene una capacidad de superación absolutamente espectacular…si perderse un fiestón está en juego. Con una sensación vital indescriptible, tras 4 noches que acaban por convertirse en días y que no encuentran descanso, el “Comando Madrid” se dirigía a la despedida de este FIB 2009 con más ganas que el primer día si cabe. Era el día de Calexico, Killers, Pete Doherty, Rinocerose e incluso los colegas más electrónicos que nos habíamos encontrado coincidían en que no podíamos perdernos a Laurent Garnier. Tenía muy buena pinta la cosa…

…pero nosotros, infectados por el virus de la playa de la Torre, empezábamos a confundir las coordenadas espacio-temporales y solo llegamos a ver un par de temas de Calexico, una pena ya que teníamos ganas de ver a Jairo (DePedro) tocando los temas de la banda fronteriza entre Méjico y California.

Tras la decepción de no haber llegado a tiempo a Calexico intentamos quitarnos la espinita en otro escenario y nos encontramos una “extrañeza” de dúo capitaneado por David Kitt, que con su guitarra, un teclado y su Mac era capaz de convencer a un público con melodías pop pegadizas que de primeras tenía que aguantarse la risa de las trazas de su compañero tocando las teclas. Enhorabuena David Kitt, el pop de toda la vida, aunque sea con la ayuda de un ordenador, tuvo su hueco en el FIB.

Más tarde llegaba el plato fuerte del día y por lo que pude comprobar el grupo al que realmente el FIB le debe el éxito de este año, The Killers. Es verdad que mi imparcialidad y subjetividad es evidente pero mi pequeña encuesta festivalera de “¿a qué grupo vienes a ver realmente?” era la mayoría de las veces contestada con esas dos palabras “The Killers”.

Y ya que hablamos de ellos podríamos hacer un análisis de su música. Sé que esto me va a suponer unos cuantos odios pero seamos sinceros. Todas sus canciones suenan demasiado a lo mismo, una parte marchosa de inicio, hacemos un parón melódico para que Brandon Flowers se luzca (porque puede, mención especial a la voz de este tipo) y luego empezamos a subir revoluciones para acabar en éxtasis cada tema con un estribillo más o menos decente. No están mal, pero dan una sensación de prefabricación que a mi personalmente no me gusta, y sí es verdad que tienen canciones magníficas (su final con “Bones”, “When you were young” y “All these things that I’ve done” fue brutal), que tienen cierto soniquete a U2 que está muy curioso pero aún así crean en mí cierta sensación de repetición que con otras bandas como Franz Ferdinand no me pasa…ahora que esto es una opinión personal y siempre podrás decir que soy un alcohólico.

Como uno vive de sensaciones y la mía es la que os acabo de contar Rinocerose no hizo más que confirmarme que la música del FIB podría denominarse como música “anfetamínica”. No es una música de degustación, es una música de consumo rápido, el “fast food” de la música, Rinocerose, una banda que pone el ojo del público en su imagen  para que su oído pierda importancia, pintas espectaculares, con rubia carnosa al bajo, monos de colores a lo 2001 a juego con los instrumentos, con vídeos en la pantalla, pero musicalmente son un encefalograma plano. Una mezcla de guitarras duras y electrónica que no tiene más intención que la de hacer botar a la gente, ese ímpetu por crear un estado de excitación que haga que la cosa no pare nunca pero amigos ¿nos vamos a conformar con eso?, ¿me he equivocado de festival?, ¿Cómo es posible que Oasis sean a mi modo de ver los triunfadores del festival sonando como sonaron?. Pues creo que es porque tienen canciones, ya sabéis melodías, guitarreo, rock an roll tíos¡¡¡. La adrenalina es una parte muy importante de esto pero por qué centrarnos en ella. Pattie Smith puede ser la cantante más punky de la historia pero sabe ponerte los pelos de punta con una canción acústica. Apostemos por algo más de variedad señores o haremos del FIB una “rave” de 5 días. Russian Red a mi no me gustó pero había miles de personas viéndola y eso os aseguro que no da ninguna fiesta y en las carpas lagente bailaba con The Specials, y con Little Richard, y Jerry Lee Lewis y con The Cure, Blondie, New Order. Eso significa que se puede probar a meter ese tipo de artistas.

En fin, es hablar por hablar y sé que en mi estado de embriaguez no soy nadie para juzgar nadie. Puede que estéis de acuerdo conmigo, puede que no, pero esta ha sido mi visión alcohólica del FIB 2009. Podría haber ido a la grada VIP y hacer un buen resumen de cada concierto…pero al FIB no se va a picar piedra precisamente.

Nos vemos allí el año que viene¡¡¡

Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.