El Día de la Música en el Matadero de Legazpi

Por , el 26 - 06 - 2009

matadero1

Lo primero que hay que hacer es reconocer el mérito de una jornada maratoniana de música gratis, desde las doce del mediodía hasta las doce de la noche. Una jornada que se celebraba en distintas ciudades españolas, Madrid, Barcelona, Valencia y Orense, y que reunió a una parte considerable de lo más granado del indie patrio, Vetusta Morla, Josele Santiago, Antonio Arias, Lori Meyers o Sunday Drivers.

 

La fiesta en Madrid se celebró en el antiguo matadero de Legazpi, un lugar perfecto para este tipo de eventos. Tres escenarios distintos, uno principal al aire libre, llamado Heineken, que para algo patrocinaba el evento, otro más pequeño de Radio 3 y uno a cubierto, llamado el mercado, pues también había puestos donde algunas compañías independientes vendían su material. La jornada se abría con un caballo ganador, Vetusta Morla, el grupo del momento. A las nueve de la mañana ya había gente haciendo cola para ver a los madrileños, que se convirtieron en los grandes triunfadores de la jornada. Y es que si después de triunfar ante los 2.500 afortunados que consiguieron entrar en el escenario del mercado para verles en Madrid, fueron también los encargados de cerrar la fiesta en el Maremagnum de Barcelona. Parece claro que siguen cabalgando la ola del éxito después de que su disco de debut se haya convertido en un pequeño clásico de nuestra música. En ambas actuaciones les acompañó Cristina Rosenvinge en la versión de “Chicago” de Sufjan Stevens. Canción que han grabado conjuntamente para un disco que conmemora este Día de la Música y que sonó repetidamente en la megafonía del Matadero.

 

La jornada continuo en el escenario de Radio 3, que retransmitió el evento en directo, con las actuaciones de CatPeople, JF Sebastián o Klaus & Kinski entre otros, para volver al escenario cubierto, lo que se agradecía sobremanera dado el sol de justicia del que “disfrutábamos”, para una serie de conciertos acústicos. La encargada de abrir boca fue Le Mot, el proyecto acústico de Malela, ex de Nosotras y Grande Marlaska, pero toda la atención estaba congregada en el siguiente artista, Josele Santiago. El ex enemigo nos regaló un breve pero apasionante concierto acústico en el que repasó su carrera en solitario y donde destacaron “Serrín” del imprescindible Las Golondrinas etcétera y una versión del “Nocturno de Princesa” de Morís en el que emuló al Dylan folkie.

 

La noche nos reservaba dos de los platos fuertes del día: Russian Red y Sunday Drivers. Primero actúo la madrileña que reconoció que nunca había actuado delante de tanta gente, y es que la multitud de gente congregada en el Matadero era similar a la que abarrota los festivales veraniegos. En cuanto al concierto en sí he de reconocer que fue aburrido. Se que lo que acabo de decir a muchos modernetes les sonará a sacrilegio. Bórrenme de todas las apuestas a tipo más cool del año, pero es que esta chica tan mona a mí me deja un poco frío. Sí, tiene una bonita voz, aunque a veces suena como Cindy Lauper, un bonito estilo, que recuerda a Kristin Hersh, pero le faltan canciones. Eso sí la chica tuvo el suficiente buen gusto para cerrar su actuación con una versión de la maravillosa “All my little words” de Magnetic Fields.

 

Por último actuaron los toledanos Sunday Drivers que presentaban su reciente disco “The end of maiden trip”. El concierto fue un paseó triunfal en el que la mayoría del público se conocía al dedillo los temas más conocidos de la banda como “Only in the dark days”, “On my mind”, “Do it” o “Sing when you´re happy” y acogió con gusto las nuevas canciones. Eso sí la banda tuvo que lidiar con unos molestos acoples que llevaron a Lyndon a estar más pendiente del técnico de sonido que del público.

 

Los horarios se cumplieron a rajatabla y, en general, la organización estuvo bastante bien. Sólo la gran afluencia de público trajo algunos problemas, como las enormes colas de por la mañana o el hecho de que para los últimos conciertos el aforo se completase dejando a mucha gente fuera. Pero es que siendo un evento gratuito, y con la maldita crisis azuzándonos, esta jornada se convirtió en algo muy goloso para los aficionados a la música en directo, que ya está bien de pagar 30 € de media por concierto.

 

Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.