El rock produce daños morales…

Por , el 19 - 10 - 2009

trent-reznor-nin-marilyn-manson

 

“… en cinco aspectos: sexo, droga, rebelión, crea una falsa religión e influencia diabólica.”

 

Así comienza una Carta con respuesta que me hace sentir cercano a Rafael Reig, pues servidor tiene que aguantar tonterías casi a diario en los comentarios de los artículos sobre Marilyn Manson y la religión (el de bulos que se han dicho sobre Manson tampoco se queda atrás). Volvamos a la carta que le envían a Reig. El atacado en este caso es el rock en general aunque supongo que por ignorancia supina omite el indie-rock que hacen grupos como Franz Ferdinand, los Strokes, U2 (este último es broma, hablamos de rock de verdad, jeje) y se refiere como de costumbre a esa herejía guitarrera que se compone de Heavy, Metal, Rock industrial, etc. Ese que, según la mujer que da la voz de alarma, quiere desarraigar a los jóvenes de la “familia, Dios y sociedad, para entregarlos a una ideología más o menos satánica” y envolverlos en una locura involuntaria rebosante de “odio, ira, envidia, venganza y sexualidad”.

 

¡Ah!, si muchos supieran que el rock les abrirá de par en par las puertas de la sexualidad me parece que ni por equivocación irían a los conciertos de Carlos Baute sino que acudirían como diablos a la lujuria y el desenfreno sexual que gobierna en los directos de Nine Inch Nails, Marilyn Manson o Sunna, que hay mucha necesidad en el mundo. Lo malo es lo de tener que degollar una gallina y quemar un par de crucifijos para que te dejen entrar, ¿o creéis, pobres e ingenuos infieles, que se puede entrar en esos conciertos comprando una entrada en una tienda, pasar el rato escuchando la música y luego marcharte de rositas para casa? No, no. Allí hay mínimo un demonio hambriento de almas por persona, faltaba más.

 

A ver si queda claro de una vez: ¡el rock es pecado! Numerosos estudios pichicientíficos así lo indican. Alejáos, no leáis cosas como que el disco Two Minute Terror de Sunna es de lo más notable de 2009, que luego vienen las tentaciones y yo no quiero ser el responsable de vuestras rupturas con la sociedad. De hecho, ¡salid de esta página y no me volváis a leer u os corromperé la conciencia con música oscura y de calidad! En los 40 Diales encontraréis la paz y estaréis a salvo de nueva música que nutra vuestra biblioteca musical pero pudra vuestra humana condición.

Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.