Entrevista a FreedomB

Por , el 01 - 06 - 2012

FREEDOM B

“A mi juicio, ya no sólo en la electrónica, sino en general, se ha perdido el buen gusto por la música.”

La marca Coca-Cola, por medio de la campaña Robertus Fanta, ingenió hace dos años una suerte de historia ficticia sobre un tipo inconformistas que revolucionó su tiempo. Tomando esa premisa de base crearon un concurso de vídeos para DJs, amantes del surf y futuros comunnity managers. Entre todos los participantes de cada categoría se elegiría a unos pocos que podrían desplazarse a San Francisco junto a un tutor puesto por la empresa, un profesional representando cada uno de los medios que durante el verano 2010 terminaría de preparar a los aspirantes para su futuro profesional. Nosotros hemos contactado con el madrileño Alberto Arranz, o lo que es lo mismo, FreedomB. Él fue uno de esos participantes que supo dar con el camino idóneo. Hoy vive en Berlín y sus sesiones son requeridas tanto en nuestro país como en las mejores salas de Centro Europa.

FreedomB no sale de la nada y durante estos últimos años has estado pinchando de manera profesional en diversas salas nacionales. Creo que inicialmente lo hacías firmando como Beto, ¿verdad? Cuéntame esa mutación en el nombre y tu experiencia al toparte con el campo profesional.

La verdad es que desde pequeño me han llamado de distintas formas, pero desde que empezó mi carrera universitaria tomé el apodo de “Beto”, el cual he usado como nickname en mis primeras actuaciones. FreedomB salió de una forma un tanto especial. Eran alrededor de las dos de la mañana, hace ya unos cuantos años, cuando estaba creándome un perfil de usuario en Beatport, una de las páginas de música electrónica más demandada. En ese momento decidí pensar en un nombre oficial para mi posible futuro y dio la casualidad de que me encontraba escuchando ‘Freedom‘ de George Michael, y fue en ese instante cuando se produjo, por así decirlo, un “momento mágico”. Personalmente concibo fundamental la libertad para todo, puesto que es lo que permite al ser humano decidir, poder equivocarse, y así lograr aprender de sus errores. La “B” fue por no olvidar al bueno de Beto, y por dar un homenaje a unos artistas alemanes, Forma:B, los cuales han influido mucho en un momento determinado de mi corta pero intensa vida musical.

¿Has notado rivalidades o hay una buena química entre los diferentes DJs en cada sesión?

De momento he tenido muy buenas sensaciones cuando he compartido escenario, tanto con DJs no conocidos, como con grandes estrellas del panorama electrónico actual. Sí es cierto que he pasado algún momento difícil, sobre todo cuando uno empieza, en el sentido de no ser valorado; pero bueno, soy de las personas que piensan que de todo se aprende y que cada contratiempo te hace más fuerte y, sobre todo, sabio.

¿Cuál es tu forma de programar o estructurar una sesión? ¿Te planteas un plan de ataque con los discos que van a sonar perfectamente organizados o prefieres ir mezclando cosas según sientas el ambiente en cada momento?

En general, me gusta combinar en mi vida espontaneidad y planificación a partes iguales, y por ello, quizá sin darme cuenta, lo extrapolo a la mis sesiones. Mi trabajo como DJ residente de Nature (Sala Changó) ha sido fundamental para mí, pues es donde he aprendido mucho, ya que abriendo la sesión se debe trabajar de una manera especial; es totalmente distinto a pinchar a otras horas de la noche, puesto que requiere un “tempo” más pausado, y, como dicen muchos, “un saber estar”. Suelo tener un estilo fijo combinando house/tech-house/techno. Antes de cada sesión suelo escuchar tranquilamente en casa las novedades, para posteriormente probarlas en sala, ya que es totalmente distinta la percepción de un tema sonando en tu casa que sonando en la sala. Siempre me intereso por saber el estilo de los DJs con los que voy a compartir cabina para poder un poco encaminar la sesión. No estoy sujeto a ellos ni mucho menos, pero sí me gusta saber el color que va a tener la noche.

FREEDOM B

Las salas de baile parece que han tomado al asalto las fórmulas radiofónicas pop gracias a nombres como el del parisino David Guetta, en gran medida por sus colaboraciones con la banda The Black Eyed Peas, la artista Kelly Rowland o el cantautor hip hop Kid Cudi. ¿Cómo ves a este tipo de profesionales? ¿Tiene valor su propuesta a tu forma de entender la escena?

Es la gran pregunta del millón. La verdad es que está muy de actualidad todo el tema este de hacer pop electrónico, que alcanza puestos número uno en diversas emisoras del mundillo y engorda la cuenta de productores y asociados. A mi juicio, ya no sólo en la electrónica, sino en general, se ha perdido el buen gusto por la música. Es posible que muchos me tachen de radical, pero solo hay que mirar y comparar. En la década de los 60, 70, 80 y 90 te topabas con gente de la facha de The Rolling Stones, Dire Straits, Michael Jackson, The Beatles, etcétera, y te dabas cuenta de que, aparte de ser realmente músicos, querían, deseaban, buscaban y lograban que su estilo aportara algo, ya no sólo en el terreno musical, sino también en el social. En lo que a electrónica se refiere, todo el mundo recurre a gente como Kraftwerk, Aphex Twin, o todo el movimiento de Detroit, para nombrar a referentes de la electrónica sin saber muchas veces quiénes son y cual ha sido su aportación a todo esto que hoy conocemos como electrónica.

David Guetta es, en la actualidad, un artista consagrado que en la década de los 90 –aconsejo escuchar sesiones suyas– manejaba un house que ni se acerca a lo que pincha ahora. David se encontró hace un par de años en la tesitura famosa de: “Sigo con mi rollo y no triunfo tanto, musicalmente hablando, manteniendo una personalidad firme y abarcando un publico más reducido, o tiro por lo comercial, abandonando todo aquello que realmente amé, y me vendo a los gustos marcados por una sociedad que en un plazo de dos o tres años me llenará los bolsillos de pasta, fama y gloria”. Muchas veces me he intentado poner en esa tesitura, y sé que no debe ser para nada fácil, pero creo que en esta vida se puede llegar lejos en el terreno de la electrónica, o en cualquier otro, sin tener que juntarte con gente consagrada de otros ámbitos para poder venderte, convirtiendo tu figura en la de un empresario que busca el beneficio fácil por encima de todo. Esta figura está muy alejada de lo que David fue en un principio.

FREEDOM B

Y hablando de cabezas visibles del movimiento, sé que te gustan las hazañas de Fat Boy Slim. Dime qué es lo que te atrae de sus remezclas.

Es siempre un placer dedicar unas palabras al bueno de Norman. La verdad es que es un tipo que no convence a muchos debido a su mal carácter –o eso dicen las malas lenguas–, y a su estrafalaria y alocada música, pero el tío tiene una trayectoria envidiable por la que muchos firmarían ahora mismito. Me gusta su desparpajo ante el público, sus inseparables camisas hawaianas y su chulería inglesa. Todo esto le ha llevado a donde realmente se merece. Fatboy es capaz de combinar un tema ochentero con electro-house actual, y hacer una transición de temas impecable. He tenido la oportunidad de verle en directo en una visita que hizo a la capital hace un par de años, y la verdad es que cubrió las expectativas. Escuchar a Norman no es como escuchar a otros. Él es parte del público y crea un vínculo idóneo con los seguidores en cualquier actuación. Si tuviera que definirle con una palabra, sería genio.

Finalmente, y volviendo a tu carrera profesional, ¿perteneces a algún colectivo de DJs o similar?

Empecé siendo parte de un colectivo llamado Interstate 94, pero la verdad es que hace tiempo que no hacemos nada juntos, ya que cada uno vive en un lado. Mis primeras actuaciones en sala fueron junto a ellos y ciertamente guardo un grato recuerdo de toda aquella época. De momento, solo me las he apañado bien gracias a los contactos que he ido haciendo durante todos estos años, pero siempre ando abierto a colaboraciones con gente que tenga ganas e ilusión por hacer algo serio.

Tags: ,
Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.