Entrevista a Glenn Hughes (Black Country Communion)

Por , el 13 - 04 - 2011

Glenn

“Una gran canción siempre nace de lo acústico.”

Glenn Hughes aterrizaba en Madrid para realizar la promoción de lo que será su segundo larga duración con el proyecto Black Country Communion. La obra, que tiene por título 2, dará continuidad a una puesta con miradas al futuro y a una carrera fructífera a la par que extensa. Así nos lo quiso hacer entender el propio Hughes durante una rueda de prensa organizada en las oficinas de Top Artist Promotion.

¿Por qué ha pasado tan poco tiempo entre el primero de los trabajos oficiales de Black Country Communion y este 2?

Editamos dos álbumes tan seguidos para disponer de dos discos en los que poder escoger las mejores canciones para los directos. Además, este año sacaremos para navidades un DVD, CD y Blu-ray. En cualquier caso, somos una banda que en secreto estamos planeando la dominación del mundo. (Risas)

Tocarás este año en el festival Azkena Rock con la banda; aun así, ¿ofrecerás en España algún concierto más?

Estaremos, como decías, el 23 de junio en este hermoso país. Regresaré ya en octubre con mi banda, el combo de Glenn Hughes. Pero, ya digo, se puede esperar mucho de Black Country Communion. Somos una banda real, no sólo un supergrupo.

Aunque hay una fuerte mirada rock, en ‘The Battle For Hadrian’s Wall’ nos encontramos con un posicionamiento totalmente acústico.

Kevin Shirley nos pidió a Joe Bonamassa y a mí que escribiésemos una canción acústica. Una gran canción siempre nace de lo acústico. He escrito diez canciones para este álbum con mi Gibson acústica; Gibson me envió algunas guitarras y ésta es mi favorita de dicha marca. Joe escribió ese tema con su Gibson y, todavía siendo el corte acústico del disco, tiene un sonido realmente rico en matices. Es muy setentas, en la onda de Led Zeppelin. De todas formas, lo remarco: las mejores canciones que se han escrito en el rock han sido creadas con una guitarra acústica; The Who, Jimmy Page, Keith Richards, Lennon y McCartney… Todos acústicos. ¡Fantástico!

¿Te sigues sintiendo el mismo ahora que cuando grababas con Deep Purple?

En aquellos días estaba demasiado cargado, totalmente fuera de mí. Un chico muy joven con el mundo a sus pies, como Ronaldo… Era el Ronaldo del bajo. (Risas) Excepto que Ronaldo no le da a la cocaína. Ahora soy el líder y el tipo más viejo de una banda con corazón juvenil, y además soy el compositor. Quiero llevar a esta formación a la cima del Everest, para quedarnos definitivamente allí. Somos más que un simple proyecto, pues seguramente Black Country Communion represente a la más caliente banda de rock en mucho tiempo. Estamos muy felices. Las ventas van muy bien, y eso hay que agradecérselo a todos nuestros seguidores; y en especial al público español.

Heart

Actualmente se puede encontrar en las tiendas una nueva reedición de aquel The Butterfly Ball de Roger Glover. En dicho trabajo cantabais tanto tú (el tema ‘Get Ready’) como David Coverdale o el hoy desaparecido Ronnie James Dio. ¿Qué recuerdas de aquella apuesta conceptual?

Resultó algo realmente divertido. Glover, como bien apuntas, tenía a muchos cantantes preparados: Ronnie, Coverdale, etcétera. Y lo cierto es que terminó todo de una manera muy loca. La canción es una composición netamente resultona y Roger es un tipo estupendo.

Antes hablabas de regresar a España igualmente en octubre, aunque ya con tu banda particular. ¿Será para presentar un nuevo disco de Glenn Hughes?

No, y te digo la razón. Cuando en mayo del año pasado Kevin y Joe vinieron a mi casa, me dijeron que querían que escribiese los temas para 2, pues Joe estaba totalmente ocupado. Y Joe reconoció que lo que yo había escrito para el primer álbum casaba con lo que debería oírse en el siguiente. Así que me fui al estudio con mi Gibson acústica y regresé con diez canciones, con los huesos de lo que sería el trabajo final. Joe puso luego su parte, Kevin también, pero la estructura principal viene de lo que compuse a altas horas de la noche, cuando mi familia estaba durmiendo y la casa estaba totalmente en calma. Escribí letras realmente oscuras para canciones muy duras. ¿Por qué? Porque los seguidores del rock quieren escuchar esa mierda oscura. No puedo escribir sobre mis gustos por el pop o sobre mi amor en cada disco. Vivimos en tiempos oscuros, en un oscuro mundo de mierda. Así que he escrito sobre la muerte, la soledad, sobre los incomprendidos, que al final es lo que son los rockeros.

Y cuál dirías que es la razón de que regreses a las manos de Kevin Shirley.

Me encanta, es el mejor productor de rock de su tiempo. Alguien que ha producido a Rush, a The Black Crowes o Journey, a Iron Maiden, en fin, es lo que yo consideraría un buen amigo al que acercarse. Kevin Shirley es un gran tipo y debe ser él el que conduzca tu coche; a mí me gusta ir detrás cuando el pilota el coche, pues le respeto y sé lo duro que es producir un álbum. Hay que dejarle producir, está claro. Me dijo: «Tú eres el puñetero cantante y compositor. Yo produzco».

Glenn andI

Glenn Hughes firma a Sergio Guillén las portadas de los CDs Medusa (Trapeze) y California Jamming (Deep Purple)

¿Tienes intención de convertir Black Country Communion en un proyecto duradero?

Sólo tienes que pensar en los que ahora están en la banda. Joe Bonamassa, posiblemente el más grande intérprete de blues con vida. El nuevo estrellón. El hijo de Bonzo, Jason, que lleva tocando de una manera increíble los últimos cinco o seis años. Y qué decir cuando Derek interpreta en Dream TheaterPull Me Under’; yo directamente pienso en un nuevo Jon Lord. En cuanto a mí, soy un auténtico superviviente del rock. Me gusta la música funky, el r&b, la música negra en general, pero, si a vosotros os sigue pareciendo bien, continuaré como La Voz del Rock… y pienso rockear. Siento a Ronnie James Dio y a Dios, cada uno por un lado, pellizcándome el trasero y diciéndome: «Dale al rock, rockea puto rockero».

Aun así, quiero matizar algo. Yo no me considero La Voz del Rock, pues sería estúpido. Hace algo así como veinte años, cuando participé en el proyecto The KLF (‘America: What Time Is Love?’) todos decían: «La Voz del Rock en KLF». Así que la prensa me lo llamaba y los seguidores también; pero no penséis que yo me creo eso, pues estamos rodeados de grandes cantantes: Rob Halford es el dios del metal, Ronnie era la voz del metal, Tony Iommi es el padrino del metal, Ozzy es el… (Risas). Alguien tenía que ser La Voz del Rock, por lo que siento un gran honor de serlo para vosotros.

¿Cómo te afectó personalmente el reciente fallecimiento de Gary Moore?

La noticia me pilló en Los Ángeles. Me desperté por la mañana en un hotel de la ciudad y tenía una llama de mi oficina de promoción. Me dieron la noticia de que Gary había fallecido. Nosotros habíamos hablado el año pasado, discutiendo la posibilidad de trabajar nuevamente juntos. No sabíamos si él tocaría en uno de mis discos o yo cantaría en uno de los suyos. Nos volvíamos a considerar amigos una vez más. Así que cuando me enteré de su defunción fue todo un golpe para mí, al igual que me imagino que lo fue para vosotros. Resultó algo realmente triste.

Tras colaborar con Heaven And Hell, ¿hay en el horizonte algún otro concierto ya confirmado?

Aquel concierto en Londres con Tony y Geezer fue algo muy, muy triste, difícil. Wendy estaba en un lateral, mi esposa en el otro, el agente de Ronnie también estaba allí, sus seguidores no paraban de llorar… Y yo sólo intentaba cantar como homenaje a mi amigo. Conozco a Ronnie desde 1973, y hasta llegamos a compartir casa en el 79… Wendy, él, mi esposa y yo. Éramos como una familia. Ronnie y yo éramos grandes amigos. Cuando Wendy me pidió que cantase en el High Voltage, por supuesto que le di un sí, pero eso no quiere decir que fuese fácil pues no puedes remplazar a Dio en Heaven And Hell. No importa lo bueno que seas, y lo buenos que sean Robert Plant o Chris Cornell… Al igual que no es sencillo sustituir a Ozzy en Black Sabbath.

Ahora parece que, y aunque se supone que es un secreto, Tony y Geezer han hablado de que Ozzy regrese a la banda. Yo ya fui parte de los Sabbath y no tengo intención de hacerlo de nuevo pues Ronnie James Dio era el único capaz de poder enfrentarse a eso. Es el único que hacía bien el signo de los cuernos con los dedos; cuando ponía así la mano parecía el Demonio y yo sólo parecería un puñetero idiota. En fin, sería un sacrilegio.

Una vez terminada la tanda de preguntas, y aunque llevaba todo el día de promoción en Madrid, Glenn nos ofreció a la guitarra una de las canciones que aparecerán en el segundo CD de Black Country Communion. El tema se titula “Cold” y aquí os lo ofrecemos.


Texto: Sergio Guillén. Fotos y vídeo: África Paredes
Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

    6 comentarios

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.