Entrevista a Izal – “Nos gusta experimentar siempre y cuando no perdamos la esencia de lo que somos”

Por , el 08 - 01 - 2014

Las opiniones respecto a la fama de Izal son contradictorias, pues unos no saben cómo han llegado hasta donde han llegado y otros parece que ya se lo veían venir. Bueno, a decir verdad, los chicos han sabido trabajárselo. Primero porque Mikel Izal venía de un circuito de cantautor. Segundo porque sus compañeros Alejandro Jordá (batería y percusión), Iván Mella (teclados), Alberto Pérez (guitarras) y Emanuel Pérez “Gato” (bajo) también han labrado su hueco después de haber trabajado con otras bandas. Después de estar con EPs y un primer LP, “Magia y efectos especiales” (2012), llega la hora de la verdad, de ver si son una ilusión o una realidad. Y aunque agotan las entradas y llenan, toca comprobar el efecto que produce “Agujeros de gusano” (2013), el segundo trabajo que Izal trae al mundo en medio de una montaña rusa sin límite de tiempo.

Cuando se hace un disco esperado, ¿espera el seguidor y desespera el grupo?
Mikel: Creo que esperamos ambos. Nosotros, por nuestra parte, esperemos que les guste, para que muestren esa pasión, y porque necesitamos que les guste. Y tu público, obviamente espera, tanto al que le ha gustado el primer disco como el que espera que el segundo les guste.

Álex: A nosotros, como fans, nos pasa con muchos grupos, pues esperamos que el siguiente disco del grupo que nos gusta nos dé unos minutos de felicidad. Pero bueno, al final es una responsabilidad.

Pero tenéis un público muy joven…
Mikel: Bueno, hay de todo, aunque es verdad que Facebook te da esa “maravillosa” estadística. De todas formas, es muy homogéneo desde los dieciocho asta los cuarenta. Incluso en sexos. Pero bueno, en los conciertos sí es verdad que se animan más jóvenes, aunque en Facebook sea más democrático.

Contando con que ese público joven crece.
Mikel: Ya, pero como te digo, notamos un rango de edades muy amplio. En los festivales hay una edad más marcada, pero en cuanto a impacto y a gente que nos transmite su gusto por lo que haces, te puedo decir que hay un público bastante amplio. Nosotros tenemos treinta palos y hacemos lo que nos gusta, por lo que no somos de esos tipos que su música les horroriza cuando la escuchan décadas después. Somos seres humanos que tenemos un criterio musical, como todos, y veremos qué pasa cuando crezcamos. Habrá gente que soltará el grupo hoy y más tarde lo volverá a coger, pero también vendrán otros nuevos porque su tío mayor les dijo que se escuchara nuestros discos. Todo se va renovando, incluso nosotros. Cambiaremos, seguramente, en algún aspecto.

Incluso las casualidades. He hilado ‘Hambre’ con ’28 horas’, pues en ésta última aparece la palabra “hambre” también.
Mikel: ¿Coincidencia? (Risas) No. A veces puede parecer que nos comemos mucho el tarro a la hora de ponerle título a un disco, pero en realidad nos sale de una forma muy natural. Al acabar, y en general, reviso lo que hemos hecho y veo qué imagen me puede venir a la cabeza que resuma un poco eso. “Agujeros de gusano” te da un montón de teorías, como ir al pasado o viajar a sitios de los que no vas a salir. Mira, ahora con la gira vamos a pasar por un montón de ciudades que no hemos conocido nunca, y es que lo bonito de nuestro trabajo es su poca rutina, aunque también es verdad que tiene una mecánica rutinaria, dentro de lo que es, pero es distinto a otros trabajos. Pero bueno, el título tiene un concepto muy amplio que se puede aplicar a diversos estados de ánimo. En este caso, siendo yo el que escribe las letras, pretendo no cerrarlas demasiado para que genere ideas más allá de la idea básica, que es la que he tenido yo.

¿Entonces empiezas ideando tú y se te va uniendo el grupo?
Mikel: Yo empiezo sobre una idea básica de la que quiero hablar, miro cómo quiero hablar sobre esa idea y después escribo el tema. Cuando uno de los temas que he grabado gusta a todo el mundo, decidimos entrar todos a grabarlo. Ahí empieza todo, pero ni el concepto ni la letra de la canción se toca. El resto del grupo, lógicamente, hace muchísimo después.

Eso te iba a preguntar.
Iván: Piensa que la producción que hace Mikel se queda tal cual, pero cada uno, con su instrumento, trata de darle después la mejor forma posible. Hay muchas ideas que se proponen de manera democrática entre todos, al igual que hay canciones que han requerido de más trabajo a nivel grupal.

Me pregunto cómo habrá sido el trabajo del epílogo, que está dividido en tres partes. Es algo muy conceptual dentro de algo totalmente conceptual, valga la redundancia.
Iván: Es como un disco conceptual, pero lo separas en varias partes. Las tres canciones vendrían a ser eso, pues en lugar de dejar una canción entera de nueve minutos, preferimos separarla en tres partes poniendo como título la parte de la que trata ese epílogo.

Mikel: En el fondo, todos los discos son conceptuales. El trabajo que un artista hace en un periodo más bien corto termina siendo conceptual porque lo más primario que hay son las vivencias que el artista ha tenido en unos siete meses, por ejemplo. En este disco escribo sobre lo que me ha preocupado, alegrado y entristecido en los seis o siete meses que ha durado la composición del disco. Hace poco nos preguntaron si alguna vez haríamos un disco conceptual, pero es una limitación un poco dura. Si lo haces bien, puede ser una maravilla, sin que se haga repetitivo ni nada durante cuarenta y cinco minutos. Pero aún así, es un corsé que te pones antes de empezar algo y porque corres el riesgo de que te salga una mierda aunque te encantaba la semilla. ¿Qué pasa si ya lo has contado todo en una o dos canciones? ¿Qué vas a hacer? Igual quedan cosas sueltas a lo largo de la carrera y al final te das cuenta de que puedes hacer algo así reuniendo ese material, pero no me veo estando así durante un año o año y medio. ¿Y todo lo demás? ¿Dónde lo meto?

¿Lo de los seis o siete meses es porque te lo marcaste como pauta?
Mikel: Ahora he echado cuentas y puede que hayan sido unos pocos meses más. Cuando terminamos “Magia y efectos especiales” dejé algunas cosas. Incluso componía para este disco durante la grabación de “Agujeros de gusano”. Siguieron los meses con la salida de “Magia y efectos especiales”… hasta que en Enero del 2013 ya pusimos sobre la mesa los temas nuevos.

Y eso que “Magia y efectos especiales” era un disco para “romper” y para que os conocieran más como banda y no por lo que Mikel estaba haciendo.
Álex: S í que fue un poco de ruptura si tenemos en cuenta el EP anterior, que se tituló “Teletransporte”. Entre ese trabajo y “Magia y efectos especiales” se pudo ver esa ruptura y que el disco algo más hecho como banda que como Izal. Era el primer disco en el que trabajábamos juntos y en el que todo tenía más sentido.

Mikel: Es que el EP fue un experimento. Bueno, más bien fue una cosa extraña.

Diría que fue un puente.
Mikel: Totalmente. Se grabó en Barcelona, solo, estábamos casi formados pero no del todo… Fue por septiembre del 2010. Estaba hecho con prisas.

Álex, tú, por entonces, estabas con Tórtel, ¿no?
Álex: No. Justo acababa de salir de Tórtel. Fue cuando me vine a Madrid.

Mikel: No sabía que iba a pasar y decidí tirar con ello. Con ese EP empecé a formar el grupo y pensé que con la banda íbamos ya a tocar. Luego hemos ido engrasándonos todos hasta formar el grupo. Pero se puede decir que el EP es anterior al grupo.

Bueno, ‘Sueños lentos, aviones veloces’ fue una vieja canción que apareció remezclada en “Magia y efectos especiales”. En “Agujeros de gusano” no hay nada de eso, pero están ‘Jenna Fischer’ y ‘Tóxica’, que ya sonaron durante la gira anterior.
Álex: Son canciones de pocas letras. Las primeras que fueron saliendo de “Agujeros de gusano”. Son como canciones que sirven también de puente.

Mikel: Esos dos temas los sacamos al escenario por pura impaciencia y por las ganas que teníamos de tocar cosas nuevas. Como te he contado, no paré de componer durante “Magia y efectos especiales”, así que algunas de ellas nos gustaron desde el principio y nos apetecía unirlas a los set-lists de los directos.

Iván: ‘Tóxica’ se ha llegado a tocar en directo con distintos estribillos. Hay vídeos en directo que lo demuestran.

Hacéis vuestras propias versiones de las canciones que ni han salido. Lo curioso es que nunca habéis hecho versiones ajenas.
Mikel: No me suena haber hecho. La verdad es que no nos motivan.

Álex: Bueno, recuerdo sí hicimos alguna de Standstill.

Iván: Es que para hacer una versión tienes que ponerle tu carácter y no limitarte a fusilar la original. Pero para eso se necesita energía, así que es mejor invertirla en una idea tuya. Es más práctico. Si no tuviéramos material…

Alberto: Pero tampoco nos cerramos, ¿eh?

Mikel: Bueno, si nos sobra tiempo, lo haríamos.

Aunque guiños sí hay. Álex me comentó en otra entrevista que se hacían homenajes a Standstill.
Alberto: Sí, bueno, pero eso es por alguna canción que no tenga estribillo o por algún riff. Más que eso que por el sonido.

Mikel: Nos gustan mucho, así que es normal que haya referencias.

¿De ahí que “Agujeros de gusano” sea un disco de dinámicas?
Iván: Hay dos o tres temas que están construidos para llegar a un estribillo, pero para darle un cierto equilibrio al disco. Creo que no repetimos ni estrofas.

Álex: Hay grandes estribillos, pero están muy abajo, como en ‘Tóxica’. La gente está acostumbrada a que se los den y suban.

Mikel: La segunda estrofa de ‘Pánico práctico’ iba a ser tal cual, pero la rompimos.

Eso se ve con ‘Hambre’, un tema muy progresivo… Aunque en el concierto en Joy Eslava el ritmo era así.
Mikel: Es un nuestra forma de entender la música. Y el mejor ejemplo es ese. Empezamos a experimentar y quisimos darle otro color.

Creo que estáis en el mejor momento para experimentar para que la gente no se “espante”.
Mikel: Ojalá. Y es buen momento, porque si lo hacemos ahora así, acostumbraremos a los que vendrán después.

Gato: Todos nos metemos en ellos. Creemos que la experimentación es cosa de nuestro sonido.

Álex: Empezamos a darle vueltas y vueltas… y vemos que ya estaba bien. Pero al final experimentamos con ello y probamos.

Alberto: Y así la gente que cree saber cómo es nuestro estilo se encontrará con algo totalmente diferente. Va a ser defraudarles en ese sentido.


Texto: Carlos H. Vázquez.

Fotos: Francisco Salguero.
Tags:
Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.