Entrevista a Jesús Espinosa, guitarrista de Brigantia: “Lo más difícil es compaginar nuestras vidas fuera de la música con la actividad de la banda”

Por , el 22 - 01 - 2011



El grupo cántabro Brigantia, en activo desde 2006 publicó al pasado 2010 su primer disco de larga duración, Anima Vitae, del que ya informamos en estas páginas. Ahora, un contacto con uno de los dos guitarristas de la banda, Jesús Espinosa, nos permite descubrir más a fondo las particularidades del álbum así como la idiosincrasia de la banda.

Anima Vitae es vuestro debut discográfico. Contarme el camino que habéis tenido que recorrer hasta poder editarlo. ¿Cuál consideráis que ha sido el aspecto más difícil?
Desde que Brigantia nació allá por finales de 2006 el grupo ha ido definiéndose poco a poco, tanto en su estilo como en su método de trabajo. Los problemas y los momentos de entusiasmo han sido numerosos. Estamos muy contentos de lo hecho hasta el momento. El camino hasta la edición de “Anima Vitae” ha sido duro: cambios de componentes, de locales y demás desventuras. El proceso de composición ha sido concienzudo y también lo ha sido el de ensayos y el de búsqueda de conciertos. Creo que hemos llegado a un punto en el que hemos aprendido mucho tanto en lo musical como en todo lo que se refiere al método de trabajo. Lo más difícil durante esta aventura creo que ha sido compaginar nuestras vidas fuera de la música con la actividad de la banda, además de los escasos recursos que en Cantabria se aportan a todo lo que es cultura musical, un problema que por desgracia muchas ciudades y grupos sufren hoy en día.

Cuando muchos grupos apuestan por lo extranjero en la parte de producción vosotros os aventuráis totalmente por lo nacional. ¿Cuestión económica, confianza en los medios de aquí… contactos…?
Por motivos económicos es complicado poder ir a grabar al extranjero y en las condiciones ideales que uno desearía. Pero creo que es importante destacar que en ocasiones es crucial que durante la grabación estés rodeado de las personas que sabes que trabajan de manera profesional y con las que te entiendes de una manera que quizás con otras no conseguirías. Nuestra decisión no ha estado tan motivada por lo económico, en ocasiones es preferible optar por virtudes que influyen de manera muy positiva en el resultado, aunque los medios sean más modestos. Estamos muy contentos con el disco porque el trabajo en el sonido de Raúl Serrano (nuestro productor), junto con el de Javier Prieto en la masterización, ha sido muy bueno. Efectivamente, hemos tenido una gran “confianza en los medios de aquí”.

¿Habéis quedado contentos con el resultado, cambiaríais algo, visto ya desde una perspectiva fuera de los estudios?
Nosotros como músicos nos exigimos mucho y por eso somos conscientes de multitud de detalles musicales prácticamente imperceptibles para quien no ha estado involucrado directamente en el proceso de grabación. En ese proceso tenemos que desechar algunos giros, ideas y tomas ligeramente diferentes unas de otras, para quedarnos con las que más nos convencen, y por eso siempre queda la duda de haber elegido correctamente algunas cosas, porque podrían haber sido ejecutadas de distinta manera y todas ellas podrían funcionar. Sin embargo, la sensación que ha quedado en Brigantia es la de que hemos hecho un buen trabajo y estamos muy orgullosos del resultado obtenido, y nos alegra coincidir con las críticas que los medios han realizado sobre el disco, que han destacado los aspectos musicales y también han hecho una especial valoración sobre el sonido.

Háblame del proceso de grabación, ¿cómo se desarrolló?, ¿quien lleva en la banda la mayor responsabilidad en cuanto a composición? Y, dentro del estudio ¿cuál fue la parte más complicada? ¿Era vuestra primera vez o ya teníais alguna experiencia anterior?
El trabajo de composición en Brigantia ha sido prácticamente de todos, aunque en algunas canciones haya habido más o menos responsabilidad compositiva de cada uno de los miembros del grupo. Para algunos no era la primera vez que nos enfrentábamos a grabar en un estudio, como sucedía con Armando Herreros, Juan Torre o yo. Pero aún así, para todos fue nuestro primer disco, y resultó bastante novedoso, ya que lo hicimos en condiciones altamente exigentes. Asumimos el hacerlo lo mejor posible y trabajamos para intentar lograr un resultado de calidad. En general, el proceso de grabación fue intenso, pero a la vez estimulante y llevadero, ya que, entre todos, y también gracias a Raúl Serrano, nuestro productor, creamos un ambiente muy positivo y de buen rollo. La capacidad de generar ese ambiente es una de esas virtudes que son imprescindibles para nosotros.




En mi opinión, la música de Brigantia cuenta con influencias de diversa procedencia. Me gustaría que definierais dónde encaja vuestro estilo para que la gente se haga una idea de lo que hacéis.
Como bien has afirmado, nuestro estilo bebe de muchos subestilos del metal. En nuestro caso es difícil definirlo en una etiqueta. En Brigantia practicamos un heavy metal melódico que se intenta alejar en parte de elementos clásicos para introducir motivos más modernos y a su vez pinceladas power e incluso progresivas en momentos puntuales. Intentamos combinar potencia y melodía, y no caer ni en la uniformidad ni en una cadencia similar en todos los temas. La variedad es algo que buscamos a la hora de conformar el conjunto de canciones de “Anima Vitae” porque creemos que aporta un mayor dinamismo a los temas.

Sois una banda cuyas letras pueden apreciarse claramente pero, en cambio usáis un lenguaje indirecto… ¿Es solo poesía, experiencias personales o pura fantasía? En todo caso… ¿cuáles son los temas que soléis tratar?
En las letras intentamos aportar un lenguaje lo más poético posible. Además, aunque escribimos con un sentido, proponemos que el lector saque su propia interpretación de las letras porque de este modo podrá interiorizarlas mejor y dejar volar su imaginación. También pretendíamos que la música acompañara emocionalmente al apartado lírico, que fuera una prolongación del mismo. Las letras se mueven entre la fantasía y las propias experiencias personales de cada uno, pero no existen mensajes evidentes. En el disco el tema de la muerte está muy presente, por eso decidimos titularlo “Anima Vitae” (“Aliento de Vida”). Este título también puede ser interpretado de distintas maneras, pudiendo cada uno leer las letras y el contenido lírico del disco como lo sienta. Creo que es interesante que el oyente haga un esfuerzo creativo interpretando nuestra propia creación musical, haciéndole más participe y activo al escuchar nuestro disco. El álbum no es conceptual, ya que existen otros temas como el desamor, y algunas reflexiones sobre el ser humano. Aun así, fundamentalmente “Aliento de vida” es un canto de esperanza ante algo tan terrible como es la muerte.

En líneas generales, las guitarras y los teclados tiene un sonido moderno pero, hay un momento en “Atrapado” que las guitarras suenan muy “Deep Purple” y encima metéis un órgano Hammond. ¿Es vuestra manera de reflejar las influencias del pasado con el presente?
Esa parte de la canción surgió de manera improvisada mientras componíamos en el local y nos gustó ese cambio tan radical. En Brigantia existe una gran variedad de gustos musicales entre los miembros de la banda. Ese momento del tema es un buen ejemplo de ello. Aunque intentemos escapar de elementos clásicos del heavy metal en la base musical de los temas, si que nos gusta meter detalles musicales variados que puedan tener un aire de lo más “vintage” o de lo más moderno, inclinándonos más por lo segundo. La frescura es nuestro objetivo principal y aunque parezca paradójico, puede conseguirse con matices musicales en apariencia más alejados en el tiempo.

¿Cómo surgió la idea de iniciar Placer/Dolor con ese bajo funky?
La idea fue del bajista, David Guerra. La canción fue compuesta fundamentalmente por él y por Nacho Sistal (teclista). La introducción a esa canción es una prueba más del carácter ecléctico que buscábamos en el disco. Son detalles que aportan sorpresas al oyente. Pretendemos que nuestra música huya de lo monótono, porque a nosotros mismos es lo que más nos atrae.

¿Hay alguna canción del álbum de la que os sintais más satisfechos por algún motivo especial?
“Por ti” es una de las canciones de la que más orgullosos estamos, es muy especial para nosotros y para nuestro cantante. Su letra es muy personal. La gente también parece haberla acogido entre sus favoritas y es la más coreada en los conciertos. Sorprendentemente, es uno de los primeros temas que compusimos, y para muchos es el himno más carismático de Brigantia.




Pienso que “Vacio y Luz” y “Soledad”, definen todas las cualidades del sonido de Brigantia. ¿Qué me puedes contar acerca de estos dos temas?
“Vacío y Luz” era para nosotros ideal para empezar el disco tras la intro “Despertar” porque es una canción rápida, muy potente y afilada. “Soledad” fue de las últimas que compusimos, es muy melódica y es una de las canciones más cantadas por el público en los directos. Como bien has señalado, las dos son ejemplos muy paradigmáticos de lo que cuidamos en los temas: una melodía trabajada, tanto en las estrofas como en los estribillos bajo una base musical potente que en conjunto conformen temas lo más frescos posibles. Intentamos que las canciones tengan fuerza y a su vez un aire melódico que enganche y se meta en la cabeza, pero sin caer en melodías empalagosas y repetitivas.

Partiendo de la base de las excelentes condiciones vocales de Juan Torre, ¿no os habéis planteado en un futuro cantar en inglés? Seguramente vuestro sonido, con esa estupenda instrumentación general, podría tener una buena acogida a nivel internacional…
Es un halago para nosotros esa valoración. El idioma con el que mejor nos expresamos es el castellano y damos mucha importancia a que las letras sean apreciables y entendidas por el tipo de público al que vemos que va a llegar nuestra música. El apartado lírico es casi igual de importante para nosotros, creemos que debe de formar un todo en coherencia con la música. Pero esto no significa que nos cerremos a la posibilidad de grabar versiones en inglés de futuros discos, en una edición diferente, si se diera la posibilidad o la oportunidad de hacerlo, y si viéramos que hay condiciones favorables para ello. El metal español tiene dificultades de poder promocionarse en el extranjero, salvo en ocasiones puntuales (como es el caso del grupo Dark Moor). Solo en Sudamérica hay un público para eso, en países de habla inglesa por desgracia no hay la demanda ni la promoción sufcientes. Creo que eso irá cambiando con el tiempo.

Finalmente, ¿algún aspecto o comentario adicional sobre el disco que te gustaría resaltar?
Lo primero darte las gracias por la oportunidad de poder expresarnos en este medio y así hacer llegar nuestra música a más personas. Añadir que algunas de las canciones de “Anima Vitae” pueden escucharse en nuestro myspace www.myspace.com/brigantiametal y que puede comprarse escribiéndonos a brigantiametal@hotmail.com o en tiendas a nivel nacional como Tipo o Fnac. Por último queremos mandar un saludo a todos los lectores y esperamos que os guste nuestra propuesta.

Saludos y gracias por tu tiempo.
Muchas gracias a vosotros.

 

ENTREVISTA REALIZADA POR LOCKY PEREZ
 

Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.