Entrevista a Juan Yuste (Director Cultura Inquieta) “Nuestra programación es una celebración de la cultura y de de la fiesta”

Por , el 21 - 04 - 2014

La plataforma de la música y las artes Cultura Inquieta cada vez es más conocida, organizan desde conciertos a exposiciones o teatro, y en julio celebran un festival que cada año congrega más adeptos. Para su quinta edición han conformado un cartel donde sobresalen nombres como George Clinton, Jeff Beck, Calexico o Goran Bregovic, ¿cómo lo han hecho posible?, hablamos con su director Juan Yuste para que aporte algo de luz en estos tiempos oscuros para la promoción artística.

El festival Cultura Inquieta lleva ya muchos años creciendo poco a poco, pero para la próxima edición el cartel es tan de primer nivel que la marca Cultura Inquieta ha trascendido a los propios artistas, ¿sois conscientes de ello?
Sí. Una respuesta lacónica (risas). No considero que seamos más importantes que los artistas que traemos, podemos decir que en el mejor de los casos somos compañeros de viaje. Para disfrutar de un bolo de Goran Bregovic o Jeff Beck, para que sea un momento mágico, tienen que ir de la mano tres partes: el artista, el público y el que lo hace posible, el que alía esas dos partes, que somos nosotros, Cultura Inquieta.

El hecho del crecimiento tan exponencial no deja de sorprendernos, pero tampoco le prestamos ninguna atención, porque seguimos ocupados soñando en voz alta y construyendo. Cultura Inquieta es fantástico porque nos deja meter en el modelo muchas locuras, no dejamos de movernos y actuar, de pensar a lo grande sin ningún tipo de limitación.

Para nuestra alegría hay muchísimas personas que, al igual que nosotros, están deseando agitarse, emocionarse y vibrar con las herramientas que nosotros manejamos, que son la cultura y el arte, la educación siempre pensando en el divertimento. Es por eso que la comunidad Cultura Inquieta ha crecido tantísimo, no sólamente en España sino en todo el mundo. El modus operandi de la plataforma es totalmente internacionalista, nos movemos en una red mundial, online, y offline de momento sólo operamos en España y en Inglaterra. Seguimos hacia adelante y que sea la realidad la que nos pare los pies, si se atreve.

Lo que más se ve desde fuera es el festival, pero también estáis divulgando cultura durante todo el año, en Getafe a nivel local y luego en la red a nivel global (ndr: Cultura Inquieta en facebook tiene más de 600.000 seguidores), ¿cómo se pueden aunar ambos aspectos?
Por un lado está la plataforma Cultura Inquieta, y por otro el festival Cultura Inquieta, que pertenece a la plataforma. El festival está enraizado con la ciudad de Getafe, y le debe fidelidad. Estamos encantados de operar allí, un número de nosotros está muy vinculado a la ciudad. La gran fiesta anual que es el festival sucede en Getafe, pero luego donde más estamos atacando con actividades es, dentro de España, en Madrid y Barcelona.

Ahora mismo tenéis el ciclo Madrid Inquieta, donde ya han actuado artistas como Maceo Parker, y en los próximos meses lo harán muchos más, ¿os habéis encontrado más obstáculos que en Getafe?
Bueno, el obstáculo fundamental que hay en Madrid es el mismo que hay en cualquier ciudad española, las condiciones tan terroríficas para sacar cualquier modelo cultural, es dificilísimo sacarlo adelante con un iva del 21%, es una locura, y es muy difícil hacer la cultura sostenible con un 25% de la población desempleada.

A nivel concreto nosotros siempre movemos artistas internacionales, para nosotros es más complicado competir porque para traer un artista tenemos que ofrecer más que un promotor británico, holandés o francés, porque contamos con la desventaja de tener un iva cultural mucho mayor. Nos cuesta más dinero poder programar artistas internacionales que al resto de europa. Pero bueno, como decía el viejo Borges: a todos nos tocó vivir tiempos difíciles. Nosotros no conocemos otra cosa más que la batalla, y vamos a dar guerra hasta el final, por supuesto.

En los últimos años varios festivales han desaparecido y muchos otros se han desvirtuado, con carteles conformistas o bien peleándose entre ellos por conseguir un grupo grande para luego rellenar el resto con bandas mucho menos atractivas, vosotros no dejáis de crecer, ¿qué habéis hecho que el resto no haga?
La verdad es que nuestro modus operandi no es de combatir en ese sentido concreto, para nosotros un festival es lo que la propia palabra define, una fiesta. Los carteles de Cultura Inquieta siempre son muy eclécticos, el propósito es que cada día sea una verdadera fiesta y que tenga un sabor musical diferente. En nuestras programaciones procuramos que haya palos diversos, que se note la miscelánea, la diferencia. Además de todo esto, para hacer el festival ayuda el hecho de que cuidemos tan bien no sólo la música, también hay filmotecas, exposiciones, talleres, teatros, etc. Nuestra programación es una celebración de la cultura y de de la fiesta.

Hace unos meses Cultura Inquieta participó en eShow Barcelona, una feria de ideas y marketing, donde defendisteis que la cultura y el arte pueden ser económicamente rentables sin tener que asfixiar a los últimos destinatarios, ¿cuál es vuestro modelo de negocio?
Nosotros entendemos que los mecenas del siglo XXI tienen que ser las compañías, los grandes emporios económicos. Pensamos que hay que pagar por la cultura, defendemos que hay que pagar por bajarte una película, por bajarte una canción, pero lo que nos parece un despropósito es que haya que pagar las cifras que se pagan en España. En otros países del mundo el concepto de piratería no existe, básicamente porque lo que pagan por acceder a la cultura es infinitamente inferior a lo que pagamos nosotros. Si en España pagas por un libro digital 15€, ¿cómo esperas que no te lo pirateen? pon un precio razonable.

Queremos que la gente pague un precio mucho más adecuado, que les posibilite acceder a la fiesta, a la cultura, y que de la otra parte del gasto se ocupen las compañías. Es complicado, y máxime en modelos culturales vinculados a occidente por la consabida crisis económica, hay mucho miedo en los mercados y las compañías destinan menos que nunca a los departamentos de marketing.

Ya hemos comentado las buenas sinergias que tenéis con el ayuntamiento de Getafe, ¿es imprescindible el apoyo de las instituciones?
Sí claro, es muy importante, el de las instituciones o de quien sea. El festival cuenta con el apoyo del ayuntamiento de Getafe y para nosotros es vital, es por su apoyo que posibilita el cartel que tenemos y que el abono para los 6 bolos cueste 65 euros, que es un precio ridículo. De otra forma sería imposible.

Decenas de miles de personas se han peleado por gastarse más de 100€ en una entrada para los Rolling Stones, muchos de ellos llevan años sin asistir a un concierto, ¿nos hemos acostumbrado a la cultura cómoda, la que nos ponen justo delante?
En el caso concreto de los Stones, no sé cuánta gente va a ir por ser un evento cultural. Es más una cita en el calendario, un evento social, y punto pelota. Sé que si ponen esos precios es porque lo tienen que hacer para que les salgan las cuentas, no hay trampa ni cartón aquí, las producciones son increíblemente caras, fliparíamos si supiéramos el precio de una producción de estas características, pero me parece que son precios pornográficos, me parece un disparate total. Personalmente no me lo puedo permitir, pero me parece perfectamente loable que la gente llene hasta arriba el Bernabéu para ver a los Stones.

Es muy notorio lo que cuidáis la música negra, desde traer a Maceo Parker hace unas semanas pasando por George Clinton en julio, hasta grupos de aquí como Freedonia o Sweet Vandals, ¿es el funk tu música favorita?
A nivel personal para divertirme sí, aunque de hecho me gusta más la clásica. La música afroamericana es una referencia constante, aunque este año dentro de ese ámbito sólo tenemos a George Clinton, a Moreland & Arbuckle, que hacen rhythm & blues y son poderosísimos, y a Jeff Beck, muy rockero, muy blusero. Este año creo que es muy ecléctico el festival, y en clave de funk lo único que es funk a tope es Mr. George Clinton que viene con Parliament y Funkadelic, que más funky es imposible, claro.

¿Fue muy complicado traer a George Clinton?
Sí, casi con todos es una batalla de fondo, de pico pala, pico pala. Hablas con muchos artistas y finalmente algunos salen y otros no. Con Clinton al principio fue como muy complicado pero luego al final lo resolvimos todo en 3 o 4 días

¿Os tratan diferente los artistas o sus agencias cuando conocen vuestra filosofía y ven que tenéis tantos seguidores?
Depende, a veces sí influye pero otras veces no. La verdad sea dicha, para ellos es un tema de business, estás en gira y punto, quieren saber el espacio del que dispones, cuántas personas entran, a cuánto vas a poner los tickets y ya está. Pero sí es cierto que, para tu alegría, tantas otras veces sí que comprueban la información que les facilitas respecto a quiénes somos y afecta muy positivamente para que finalmente acudan, porque les gusta, se sorprenden y, es más, se enganchan a Cultura Inquieta.

Vives en Londres, ¿cómo consigues liderar el proyecto sin estar aquí?
Hace un par de siglos sería complicado, pero ahora podemos estar hablando tranquilamente tú en Madrid y yo en Londres (ndr: la entrevista se realizó por skype), y viajar es cuestión de un par de horas. Londres me parece la ciudad más interesante del mundo, creo que es la única ciudad donde se da la mano la tradición (que pueda tener Madrid, París, Viena, Berlín) y el new thinking, que sólo se da en Nueva York, San Francisco, Chicago, Tokio… y en Londres. Para mí Londres es la capital del mundo, me pone las pilas y me ayuda a pensar en grande.

¿Os queda algún sueño por cumplir?
Todo son sueños, nuestro trabajo es soñar y hacer ese sueño realidad. Ya estamos trabajando en 2015, y podemos avanzar que va a ser muy movido, no voy a decir ninguna banda ni nada, pero sí decir que vamos a hacer mucho ruido, muchísimo ruido. Nosotros sólo conocemos un camino que es hacia adelante.

Entradas a la venta para Cultura Inquieta en taquilla10.com


Texto: Rafael Mozún
Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.