Entrevista a Kapi y Joni, miembros de Ost: “Al no comprarse discos, la existencia de muchos grupos puede peligrar”

Por , el 29 - 04 - 2012


Ost-Kapi

El grupo Ost, procedente de la localidad vizcaína de Bermeo, puso en circulación escasos meses atrás un nuevo álbum titulado Bost, con la intención de consolidar su apuesta por el metal estatal de amplios horizontes después de 20 años de trayectoria. Nos pusimos en contacto con dos de sus componentes, Joni-1 y Kapi Guarrotxena, batería y guitarra y voz, respectivamente, para que nos pusiesen al corriente de su nueva grabación y, de paso, hablasen de sus inquietudes como músicos, después de tanto tiempo apostando por el rock de grueso calibre. Lo de Joni-1 es para diferenciarse del otro Joni, del grupo, el bajista a quien la han adjudicado el número 5.

¿Qué significa Bost para un grupo que lleva ya 20 años de trayectoria y cinco discos… continuidad?… cambios?…
Joni1: Significa un paso adelante, una reafirmación de nosotros mismos como grupo. Es una mezcla entre ser fieles a nuestro estilo y aportar pinceladas nuevas en cada tema. Hay continuidad porque seguimos un hilo estilístico, pero también hay cambios en algunos ritmos y riffs no utilizados hasta ahora por Ost… incluso en alguna temática, si nos referimos a las letras.
Kapi: Significa seguir dando rienda suelta a nuestra creatividad, seguir canalizando nuestra energía, tanto positiva como negativa; esa mala hostia que hay que soltar de alguna forma. Y en lo referente a las letras, seguir reflexionando acerca de todo lo que pasa a nuestro alrededor. Es obvio que también significa tener algo nuevo para salir a la carretera y compartir lo que hacemos con la gente, algo que realmente nos llena.

Cómo se desarrolló el proceso de grabación. ¿Cuál pensáis que fue la parte más difícil del trabajo en estudio?
Joni1: Nuestro principal problema es sacar tiempo para dedicarlo al grupo y poder coincidir los cuatro para trabajar en la composición y el ensayo del material. A consecuencia de esto, lo más difícil ha sido terminar los temas que llegaron “menos preparados” al estudio, “Galderak III” y “Kasualitatez”, hasta el punto de que no estaba claro si iban a entrar en el disco. Pero conseguimos resolverlo de tal forma que estos temas se han convertido en unos de los favoritos de los cuatro miembros del grupo… y también para algunos de nuestros seguidores más cercanos.
Kapi: Así es, hemos hecho de la necesidad virtud y el trabajo en el estudio ha dado unos frutos que ni yo como principal compositor del grupo me habría imaginado.

¿Qué comparaciones podéis hacer de la grabación de Bost con respecto a vuestro primer disco?
Joni1: Buff! Ha pasado bastante tiempo… Entonces éramos unos veinteañeros y ahora tres de nosotros ya hemos pasado la barrera de los 40… Éramos más pardillos… Lo que sé a ciencia cierta es que el grupo ahora tiene mucho más claro lo que quiere y se conoce a sí mismo mucho mejor.
Kapi: El primer disco la verdad es que fue fresco, nos salió de forma espontánea. Se podría decir que era una maketa bien grabada. Estamos muy orgullosos de ese disco, aunque no toquemos nada de él ahora mismo, más que nada por dificultades de encajarlo en un set-list de una hora, que es lo que podemos tocar habitualmente, pero tanto el grupo como muchos seguidores le tienen un cariño especial. Compararlo con el último no me parecería tampoco adecuado, cada uno refleja un tiempo de la banda, se grabó en sitio diferente, de forma diferente… Lo que está claro es que muchos temas de ese disco seguirían petándola en un set-list actual.


Ost-Joni

La experiencia ya es un grado para vosotros o… ¿hubo alguna canción que os costase sacar adelante?
Joni1: Como hemos comentado, “Galderak III” y “Kasualitatez”, costaron un poco más por la falta de tiempo en el local de ensayo… A decir verdad, y aunque sea un poco vergonzoso decirlo, estos dos temas no han sido ensayados ni una sola vez por los cuatro miembros del grupo al mismo tiempo antes de ir al estudio, pero el trabajo realizado allí elevó a estos temas hasta las primeras posiciones en importancia dentro del disco.
Kapi: Hay canciones que salen en una hora y otras que requieren meses, así suele ocurrir. La verdad es que con esos dos temas que menciona Joni nos hemos llevado una gran sorpresa, sobre todo con “Kasualitatez”, quizá el tema que menos podría encajar en nuestro estilo, pero es que bebemos de muchas fuentes y, en ésta ocasión, la base musical venía de Iker, por eso suena diferente. Yo le añadí los arreglos, se nos ocurrió lo de la voz femenina al final, llamamos a Izaskun Muruaga, de la banda Lights Of Eden, y salió ese final, del que estamos particularmente orgullosos.

¿Qué podéis contar sobre Galderak III? Encuentro que es un tema bastante elaborado, con ese cambio de dinámica hacia la mitad…
Joni1: Es un tema que quizá toca la parte más dura de Ost (musicalmente), pero en ese cambio que comentas hacia la mitad (el punteo), se ven nuestras influencias de temas instrumentales de gente como Satriani o Vai… Este tema es la continuación de otro de nuestro primer disco, “Galderak” (Preguntas), en el que nos hacíamos una serie de preguntas vitales, que no tienen respuesta, conclusión a la que llegamos en “Galderak III” (Preguntas – 3ª parte)
Kapi: Esencialmente habla de lo que ha pasado todo éste tiempo y las preguntas siguen vigentes. Lo de tercera parte es porque en nuestro segundo disco ya hubo una versión de la primera, pero en acústico. El giro musical que da el tema en la mitad… pues realmente queríamos hacer un solo en el tema, pero no el típico nuestro, y salió eso. También como guitarrista me apetecía reflejar esas influencias Satriani-Vai-Petrucci y aprovechar que tengo una guitarra nueva con Floyd Rose, jejeje…

Obviamente, encajáis dentro del metal pero… ¿cómo definirías vuestro estilo?
Joni1: Es difícil definir a Ost con una sola etiqueta. Yo diría que es “rock/metal moderno” que respeta al rock/metal clásico. En Ost, como en muchos grupos, supongo, la música que hacemos es una especie de licor que se destila a partir de una mezcla de un montón de bebidas que hemos tomado y seguimos tomando por aquí y por allá, incluso fuera del metal y del rock.
Kapi: Mi tendencia sería más llamarlo metal sin más. Meter más etiquetas me lía la manta… Lo curioso es que las influencias van desde el rock clásico, al metal clásico, y hasta podrían pasar por el pop-rock, en algunas melodías. Como compositor, no me suelo cerrar, y nadie en el grupo, pero nos gusta la tralla, y las cosas salen así.


Ost grupo

Al cantar en vasco… ¿no creéis que vuestra proyección hacia otras regiones españolas queda limitada?
Joni1: No solo lo creemos, sino que es una verdad como un templo… pero seguramente cantar en cualquier idioma que no sea el inglés, limita la proyección en otro mercado que no sea el propio… y por eso la gente no deja de cantar en castellano, francés, catalán o alemán… por nombrar cuatro lenguas. Nosotros tenemos nuestros motivos para cantar en euskera; básicamente se resumen en que; primero, es nuestro idioma materno; segundo, es un idioma que intentaron (y consiguieron en gran parte) arrancar de nuestras vidas, y tercero, es una auténtica joya lingüística a nivel mundial. Es una de las pocas lenguas vivas (de milagro) que no se le conoce parentesco y cuya antigüedad (y origen) es también desconocida… y estamos orgullosos de ella… sin ningún menosprecio a nadie y con todo el respeto del mundo hacia todas las demás lenguas que existen.
Kapi: A todo esto tengo poco que añadir, sólo una cosa: es una barrera, pero no tiene por qué serlo, la gente escucha bandas en idiomas que no conoce, se lee las traducciones si le interesa saber lo que dicen…hoy en día plantear un idioma como una barrera me parece absurdo, pero hay mucha gente que lo hace. Además, el euskera suena de puta madre en el metal, ¿que no?

¿De que tratan vuestras letras, os decantáis por la realidad cotidiana, lo personal o la fantasía… tocáis el tema sociopolítico?

Joni1: Yo dividiría nuestras letras en tres grupos:
Las reivindicativas o que denuncian injusticias, es decir, las que tocan temas sociopolíticos. Aquí estarían “Loteria beltza” (Negra Lotería), que habla de los llamados “daños colaterales” en las guerras y enfrentamientos armados, o “Tentelak Garela” (Que somos gilipollas), que habla de que los políticos piensan eso, que el pueblo es gilipollas.
Las reflexivas o “pseudofilosóficas”, o que intentan dar nuestro punto de vista en temas variados. Aquí estarían “Errespetua” (El Respeto), que dice algo así como “respeta para ser respetado”, o “Kasualitatez” (Por casualidad), en la que se pone en entredicho la existencia del destino entendido como algo inevitable y fuera de nuestro control, o “Nongoak?” (¿De qué lugar?), en el que se plantea que uno no es de donde nace o de donde pace, ni de donde su DNI indica, sino de donde se siente ser.
Finalmente están las menos serias o más frívolas, que hablan de las tribus urbanas nocturnas como en “Ilargiarenak” (Los (hijos-as) de la luna), o de que “si quieres caña, Ost te la puede dar en forma de patada en el culo (musical)” en “Ostikada”, que puede traducirse como (Patada) o (Coz).
Sobre todo esto, me gustaría comentar que por falta de espacio, no hemos metido las traducciones en el libreto, como suele ser costumbre en nuestros discos, pero que pensamos colgar las traducciones, al menos al castellano, en nuestra web www.ost-taldea.eu.


Ost-Kapi

Después de una larga carrera como la vuestra… ¿Qué sensaciones os invaden cuando os ponéis a trabajar en un nuevo disco, sabiendo cómo está el panorama actual para el artista que crea algo y luego está disponible para cualquiera en Internet sin pagar por ello?

Joni1: Es bastante jodido. La gente debe saber que la existencia de grupos como nosotros puede terminar si no se compran nuestros discos. No es cuestión de “no hacerse millonario”, es cuestión de “sobrevivir como grupo”. Internet viene muy bien para difundir la música de grupos de nuestra talla, pero de eso no podemos vivir. Y no hablo de vivir en el sentido de sacarnos un sueldo para comer, sino en el sentido de cubrir los gastos derivados de la difusión de nuestra producción musical.
Kapi: Particularmente, no pienso en cómo está el panorama actual a la hora de acometer un nuevo disco, es básicamente un proceso en el que lo único que me come la cabeza es hacer buenos riffs, melodías, solos, arreglos… El tema de Internet tampoco me mata, no tenemos un nivel de descargas de nuestro material que nos deba preocupar, de hecho las ventas tampoco nos preocupan en cuanto a cifras absolutas; por supuesto que, si no vendemos discos, merchandising y demás, nuestra existencia corre peligro, pero no andamos pensando “¡hostia, no hemos vendido 25.000 discos ésta vez!”, porque jamás hemos vendido 25.000 discos, lo que nos preocupa es vender lo suficiente para sobrevivir como grupo, como dice Joni. Básicamente lo que hacemos es intentar sacar jugo a la parte positiva de la red: darnos a conocer e intentar que la gente venga a nuestros conciertos, y eso sí que es preocupante, lo poco que va la gente a los conciertos digamos “underground”.

¿Cómo observáis el panorama actual del metal estatal? ¿pensais que evoluciona de forma positiva hacia un futuro mejor o es una utopía?
Joni1: Yo creo que estamos a años luz de los grupos de primera división mundial, pero que hay muchos grupos en el Estado español que tienen poco que envidiar a muchos grupos americanos-ingleses-nórdicos que están muy pero que muy sobrevalorados. Sin menospreciar a nadie, nombraría como grupos de gran nivel a gente como, Koma, Sober, Skizoo, Berri Txarrak, Angelus Apátrida, O’Funkillo y S.A. entre los “consagrados” y a Vita Imana o Cobra entre los que he descubierto ultimamente. Pero hay muchos más…
Kapi: Yo diría que parece que se está fraguando una importante escena… grupos como, Violent Eve, Vita Imana, Childrain, Gamora, Cobra, Crisix, Clockwork… gente que tiene muy claro lo que quiere hacer y que patea culos como los foráneaos. También están Angelus Apatrida, que para mí ya han hecho esa evolución de forma positiva y han subido un escalón respecto a los demás. Y están Su Ta Gar, S.A., Koma, Skunk DF, o Sôber, grupos consagrados, pero que conservan la fuerza y el poder para seguir pateando culos sin piedad. Pienso que con un poquito más de apoyo podemos hacer una escena estatal muy potente. Falta que la gente se anime a los bolos, no todo va a ser ahorrar para ver a los “grandes”. Hay bolos de grupos de mucha calidad en el Estado español, que te dan noches inolvidables por 10 euros y la gente los ignora, quizá porque hay exceso de información en la red…

 

ENTREVISTA REALIZADA POR LOCKY PEREZ
 
 
 
 

Tags:
Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.