Entrevista a Luismi Villarrubia (coprogramador sala Rockitchen, Madrid)

Por , el 02 - 03 - 2011

“A los equipos técnicos y a los artistas hay que cuidarlos y darles facilidades.”

El negocio de la música en directo emplea a muchísimas personas, pero la gran mayoría de ellas son invisibles para el público habitual que va a un concierto. Luismi Villarrubia, actualmente programador de la sala Rockitchen de Madrid, lleva muchos años trabajando “en la sombra” y hablamos con él acerca de sus experiencias y recuerdos:

Siempre has estado trabajando detrás de los escenarios, ¿a qué te has dedicado exactamente?
¡Pues he hecho de todo!. Empecé de backliner en los 80 con bandas de metal, luego fui road-manager con grupos de pop y rock, más tarde hice algunos festivales como stage-manager, con algunas bandas de tour-manager y con un artista de personal-manager.

Cuéntanos un poco en qué consisten esos trabajos de producción que la gente que va a ver a un concierto normalmente no ve.
Todos estos trabajos son, en definitiva, cuidar a la banda, tanto en el plan técnico, como de logística o en plan personal. Siempre tiene que haber alguien que afine instrumentos, haga el check-in de los hoteles, organice a la gente de montaje de equipos, o se preocupe de que la banda tenga la cena a su hora, que el transporte esté listo en su momento, etc. A los equipos técnicos y a los artistas hay que cuidarlos y darles facilidades, esa es nuestra funcion.

Durante varios años fuiste programador de una de las salas más importantes de Madrid, la sala El Sol, por dónde pasaron gran cantidad de bandas importantes, ¿cuáles te gustaron más?
Pues sí, estuve programando El Sol desde 2000 a 2007, ¡una bonita experiencia!, luego comencé a programar la ya conocida sala Boite hasta la actualidad. Las bandas más sorprendentes para mí fueron The Strokes, una banda que llenaba estadios y que tuvieron el antojo de hacer una presentación en El Sol, Alanis Morissette, que lo organizamos de un día para otro, y he de decir que a nivel personal es un encanto, los Buzzcocks, por la increible energía que derrocharon en el bolo y The BellRays….esta banda me mata…. en el escenario, unos fieras, y fuera, una gente genial.

Has trabajado con varios de los mejores músicos de este pais Loquillo, Bunbury, Amaral. ¿qué trabajo hiciste con ellos?
Pues con cada uno he trabajado de una cosa diferente, de production-manager con Loquillo y Bunbury, y de tour-manager con Amaral.

¿Qué recuerdo tienes de ellos cuando no están sobre un escenario?
Loquillo es un crack, buenas charlas delante de una botella de Jack Daniels, siempre ha sido una persona muy comunicativa. Con Bunbury, una relacion muy personal, compartimos el amor por el buen vino y por el arroz bien hecho. ¡Y por los Dry Martinis del Palace!. Mi tiempo con Amaral fue muy intenso, una gira de las que ya no se hacen. Juan y Eva tienen una gran capacidad de trabajo.

¿Con qué bandas estás trabajando ahora?
Actualmente trabajo con La Fuga. Es como trabajar en una pandilla de colegas, trabajo duro pero muy estimulante y agradable. Todo es buen rollo, tanto en el escenario como fuera, estoy muy contento de trabajar con ellos.

Además has colaborado grabando coros para su último disco, ¿no?
(risas) ¡Cierto! hice coros en un tema ‘Arde el Viernes‘ de su nuevo disco Raíces, que sale a la venta en marzo, junto con parte del equipo técnico de la gira. Fue una tarde memorable en los estudios Sonido XXI de Pamplona. Bueno, tarde….¡¡¡y noche!!!.

¿Qué estilos musicales son tus preferidos?
En cuanto a gustos musicales soy bastante abierto. Me gusta mucho el metal industrial, como Die Krupps, Ministry, Fear Factory… también me gustan mucho Jeff Buckley, Kings of Leon, Muse, Juno Reactor, Suede, Korn, Parálisis Permanente, Kaiser Chiefs, The Killers…. como ves, de todos los palos y bien mezcladito.

Además eres el programador de la sala Rockitchen, antes existía con otro nombre, ¿no?
Estoy de coprogramador con Miki Camacho. Estamos los dos haciendo que sea una sala de conciertos como cuando era la Universal Club, todo un mito en Madrid. Despues se llamó Katedral, y se hicieron otros conciertazos memorables como el de Marilyn Manson.

La verdad es que la sala cayó en el olvido sin saber porqué, o porque cambio de dueños y no apostaron por los conciertos, realmente no sé el motivo. Lo cierto es que, después de estar de programador en el arranque de la sala Penélope durante año y pico, contacté con Miki, que había trabajado en la Joy Eslava, y nos embarcamos en esta aventura. ¡¡Lo nuestro es programar!!.

¿Cuáles son las características de la sala?
La sala realmente es una pasada, tiene un aforo de 900 personas, aunque con 400 ya se ve animada debido a cómo está distribuida. En cuanto a sonido, no tiene nada que envidiar a ninguna sala de Madrid. Se acaba de instalar un equipo Nexo Geo S12 con mesas digitales Yamaha, y es otro mundo en relación al que teníamos antes. Pura calidad.

¿Qué bandas han actuado en la sala desde que se llama Rockitchen?
En la sala ya han tocado bandas como Atari Teenage Riot, Madball, Sick of it All, The Soundtrack of Our Lives, Mudhoney, Redd Kross, Hoodoo Gurus, La Habitacion Roja, Cycle, Digital 21, Delorean, Lou Barlow, The Jim Jones Revue, Tierra Santa, Boikot, Rulo y la Contrabanda, Toot and the Maytals, Peter Hook, Stiff Little Fingers, God is an Astronaut, The Blasters, Treat, Heat, Sínkope, The Master Plan, etc…

Entrevista realizada por Pointer

Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

    3 comentarios

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.