Entrevista a Marcos Mantero (Imán Califato Independiente)

Por , el 05 - 03 - 2011

Mantero

“Jamás fui fan de ningún estilo en concreto… no como nuestros seguidores.”

En 1977 cuatro tipos se reúnen para montar un equipo. No, esto no es el texto de entrada para la cabecera del serial El Equipo A, me estoy refiriendo a la conjunción que hizo de los instrumentistas Kiko Guerrero, Manuel Rodríguez, Marcos Mantero e Iñaki Egaña una apuesta de futuro amante de la improvisación, como bien atestigua esa primera reunión en la sala April Disco de Rota el 2 de enero del año ya subrayado. Hoy, con el honor de poder considerarse leyendas del catalogado como rock andaluz de vanguardia, Imán Califato Independiente han asaltado los escenarios y el teclista Marcos Mantero participa cual invitado en el que será tercer trabajo del combo experimental asturiano Senogul (Senogul III). Con él charlo a continuación, recorriendo un pasado que, con las ganas de seguir reinventándose, todavía en 2011 se siente presente.

¿Cómo surge el regreso de Imán?

Surge por la iniciativa de una página Web creada por fans del grupo que acabaron de convencernos para hacer un concierto en Jerez. Nos lo pasamos tan bien volviendo a tocar juntos que nos planteamos seguir haciéndolo, adaptándonos a nuestras circunstancias actuales (muchos kilómetros de por medio entre los músicos del grupo).

Me interesa sobremanera la evolución estilística que se sufrió de cuando Manuel y Marcos actuaban como Chicle, Caramelo Y Pipa junto a Toribio hasta lo que sería la primera encarnación de Imán Califato Independiente. ¿Cuál concretarías como evolución de esa masa sónica generadora de lo que terminaría como apuesta definitiva y gracias a la que pasaríais a ser reconocidos como combo oficial?

Esa evolución fue de cada uno por separado, Manuel con Goma, yo con Gualberto, los otros no sé. En todo caso siempre con el estilo de hacer música abierta a cualquier cosa y sin conceptos previos. Todo cristalizó en aquel concierto improvisado que hicimos en Rota y que supuso el nacimiento de Imán con sus componentes definitivos.

Realiza un ejercicio de retrotracción e intenta sacar una instantánea de esos Imán que se juntan con Marcos Mantero aquel 2 de enero del 77 en la sala de Rota April Disco. ¿Podrías detallar hasta cierto punto aquella conjunción tan especial que os llevó a constituiros como banda completa? Además de improvisar en aquellas sesiones, ¿intentasteis alguna versión para calentar e ir cogiendo confianza como cuarteto?

Yo acababa de llegar de Valencia de haber estado algunos meses tocando con Eduardo Bort; me compré un sinte “de verdad” (ARP2600) y me retiré a Chipiona para aprender a manejarlo. Imán como trío actuaba en Rota y me invitaron a tocar con ellos. Todo fue absolutamente improvisado, sin utilizar la versión de ningún tema como referencia. Lo vivimos como algo tan mágico que todos quedamos embelesados… y decidimos hacer durar el embeleso.

Sé que no quedasteis complacidos con el sonido final de vuestro lanzamiento homónimo. ¿Cómo se repartieron las labores de producción en relación a Teddy Bautista? ¿En este sentido trabajasteis cual unidad o Bautista iba por un lado y vosotros por otro?

Teddy nos escuchó por primera vez en una cinta de nuestros conciertos, y le encantó. Organizó la grabación como si fuera un directo y no se metió en nada a nivel de arreglos musicales, sólo en lo técnico y en buscarme un sonido en su Minimoog para un pequeño solo en ‘Darshan‘ (el de la primera parte, no el central; éste lo hice con mi querido Farfisa Syntorchestra). Lo grabamos en una semana, incluidas mezclas, y lo llevamos a CBS para mostrarlo y escucharlo nosotros mismos fuera del estudio. ¡Nos pareció espantoso! Todo muy cargado de graves, ese sonido no era el nuestro.

Marcos y cía

Hablando de Teddy Bautista, ¿cómo consideras una obra experimental como resultó el LP “Ciclos” de Canarios?

Nunca llegué a oírlo.

Descríbeme una sesión de composición y grabación de los Imán de aquellos finales de los años 70.

Todos vivíamos juntos y ensayábamos cada día. Improvisábamos. Cualquiera de nosotros traía alguna idea y la toqueteábamos; luego arreglábamos lo que nos parecía que merecía la pena de lo que hacíamos y lo convertíamos en un tema del grupo. A la hora de grabar los dos primeros discos lo llevábamos todo muy clarito, aunque siempre con sus partes improvisadas; de hecho, el solo central de ‘La Marcha De Los Enanitos‘ (improvisado) no nos gustó como quedó, y volvimos la semana siguiente Manuel y yo a regrabarlo.

Notasteis muchas diferencias en el seno del conjunto de uno a otro disco. Me refiero a los cambios en las filas, la nueva visión de la obra, el reconocimiento obtenido, etcétera.

En el segundo ya sabíamos más de eso de grabar, y lo hicimos en dos semanas en Eurosonic con un gran técnico de sonido: Pepe Loeches. En cuanto a contar con Urbano en vez de con Iñaki, no nos supuso ningún problema; Urbano es un pedazo de músico y de bajista que se integró totalmente en Imán, e incluso aportó mucho musicalmente. No hubo ningún productor.

Hay una pregunta que vuestros acólitos se han hecho durante años. ¿Por qué se disuelve tras pasar la barrera de 1980 Imán Califato Independiente?

Porque yo decidí que me iba debido a que la relación entre nosotros ya no era como al principio… y yo en aquella época era muy “pureta”. Probaron a algún que otro teclista, pero la cosa no llegó a cuajar.

Imán

Marcos, en los 80 encontraste una vía por la que seguir en la brecha, aunque ahora más unida a la reconocida como Movida madrileña. Compartiste giras con Alaska, Luis Miguélez y compañía, los Dinarama en pleno. Creo que también hay algún lazo de unión con los Peor Impossible, aunque ya como productor. ¿Cómo resultó para ti ese reciclaje hacia un estilo totalmente opuesto a lo que venías tocando con Imán Califato Independiente? ¿Alguna anécdota digna de mención?

Cuando acabó Imán, Manuel y yo nos fuimos a Sevilla y creamos un dúo techno, Mantero & Rodríguez SL. Grabamos un single con CBS y actuamos varias veces en Andalucía y en Madrid (en el Rockola, entre otras salas). Pero no alcanzamos nunca un nivel que nos permitiera vivir de eso, por lo que decidimos trasladarnos a Madrid y buscarnos la vida como músicos profesionales.

Yo tuve la suerte de que me llamara el mánager de Alaska Y Los Pegamoides para sustituir a Ana Curra cuando ese grupo había tenido un gran éxito con ‘Bailando‘, y así conocí el mundillo de La Movida madrileña. Carlos Berlanga se había ido del grupo y estaba formando Dinarama, Nacho Canut me presentó como el teclista adecuado y así surgió mi historia con Dinarama (en su primer disco hay cinco temas míos). Yo descubrí en ellos, como en algunos otros grupos de esa Movida, una gran creatividad y atrevimiento artístico; de hecho me parece una de las mejores épocas de la música pop en España.

Ojalá hubiera ahora grupos como Golpes Bajos o Derribos Arias, realmente revolucionarios en sus conceptos estéticos. A mí siempre me han gustado las cosas hechas seriamente, y en este sentido quiero manifestar que prefiero una frivolidad seria mucho más que una seriedad frívola (como es el caso de mucho de lo que se llama rock progresivo). Jamás fui fan de ningún estilo en concreto… no como nuestros seguidores.

Con mi querido amigo Luis Miguélez sólo trabajé en la última época de Dinarama. Compartimos muchas habitaciones de hotel en aquella época, pero nada especialmente de música. Mi pasión en Dinarama fue siempre Carlos Berlanga, uno de los artistas más creativos con los que he compartido mi vida musical. Además grabé con muchos otros grupos de aquella época: Radio Futura, Pistones, Almodóvar & McNamara, Bernardo Bonezzi y otros menos conocidos; y produje a Pistones, Glutamato Ye-Ye y Peor Impossible, de todo lo cual me siento muy orgulloso. También grabé un disco doble en directo con Sabina & Viceversa y estuve tocando un año con ellos.

¿De dónde surge 30 Aniversario? ¿Cómo ha funcionado cual CD cargado de material inédito?… Por cierto, ¿por qué siempre cuatro cortes por disco?

Surge de la idea de celebrar nuestro 30 aniversario, que es lo que querían nuestros viejos fans. Y de dar una muestra de lo que hacía el grupo en directo improvisando. ¿Cuatro temas por disco? Nunca lo previmos, nunca previmos nada, tocamos lo que nos sale y los discos tienen una duración limitada, eso es todo. A lo mejor el próximo tiene doce temas, o uno solo, ¡quién sabe!


Texto: Sergio Guillén
Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

    2 comentarios

  • Rumor dice:

    Este tipo es la monda. Le da verguenza decir que la idea de volver Iman surgió del trabajo de la productora Aristillus de Jerez de Paco Barroso no de una web. Gracias a él y a muchos seguidores Iman pudo actuar en muchos conciertos.
    Le cogieron el gustillo al dinerillo y se cargaron al manager Aristillus y a todos sus fans tratándolos con desprecio. No lo invento está en su Foro todo el proceso.
    Olvido, de Alaska, lo echó de tocar con ellos. Hay que ser ruin para ocultar la verdad de los hechos en una entrevista.
    Que verguenza!

  • maluquinho dice:

    SON UNOS CARADURAS PROFESIONALES ESTOS DE IMAN

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.