Entrevista a Mike Stanne (Dark Tranquillity)- “No sé qué sería de mi vida sin la banda”

Por , el 04 - 11 - 2010

 

Dark Tranquillity está en racha, y lo mejor es que lo lleva estando desde el inicio de su carrera. Tras 21 años de idas y venidas, y con ya diez discos a sus espaldas sin contar demos, recopilatorios, dvd, etc, la banda sueca, estandarte del Death melódico de la escuela de Gotemburgo, llegó a Bilbao dentro de su mastodóntica gira europea para defender en directo su último lanzamiento “We Are the Void”, publicado en marzo de 2010 a través de Century Media Records. Nosotros charlamos un rato antes del show con Mike Stanne, vocalista de la formación, que nos desveló cómo ve el pasado, presente y futuro de una de las bandas más queridas y apreciadas de la escena internacional.

LOLA HIERRO: Buenas tardes, Mike. Otra vez nos encontramos en una gira. ¿Cómo llevas esta?

MIKE STANNE: ¿Qué tal, Lola? De momento está siendo perfecta. Llevamos solamente una semana y estamos muy satisfechos, ya que nosotros nos vemos en buena forma, llevamos unos compañeros de lujo como son Insomnium y además en esta ocasión tenemos un aliciente: estamos conociendo un montón de buenas bandas gracias al concurso que ideó Century Media para tocar con nosotros.

L.H.: Me ha llamado mucho la atención ese concurso y me parece muy generoso por vuestra parte que dejéis que grupos desconocidos puedan telonearos en cada ciudad por donde pasáis. ¿A quién se le ocurrió la idea?

MS: La idea fue de la propia discográfica. Nos preguntó si nos parecía bien y respondimos que por supuesto que sí. En cuanto pusieron el anuncio en Internet comenzaron a llegar cientos y cientos de demos de bandas de toda Europa, ¡fue sensacional!

L.H.: ¿Y vosotros habéis tenido voz o voto para elegir a las ganadoras?

MS: En parte sí. La selección se hizo desde Century Media pero ellos nos consultaron frecuentemente para saber nuestra opinión cuando había dudas sobre unas u otras. Y al final creo que hemos conseguido dar con las mejores; de lo que he escuchado en esta semana me he quedado muy agradablemente sorprendido.

L.H.: ¿Alguna en particular ha llamado la atención?

MS: Pues sí, concretamente los que abrieron para nosotros en París. Y hoy he escuchado la prueba de sonido de tus compatriotas, Crisis (ndr: banda catalana ganadora del certamen para telonear a DT en Bilbao) y me ha gustado muchísimo, tocan un thrash clásico muy duro, muy potente. Me gusta.

L.H.: En cuanto a la otra banda que os acompaña, Insomnium. Siempre pensé que quedaríais bien en una misma gira, ¿cuándo reparaste en su existencia?

MS: Bueno, les conocemos desde hace relativamente poco en persona, aunque tuvimos ocasión de estrechar lazos en el Wacken del 2010, donde tocábamos ambas bandas. No sé desde cuándo les conozco pero tienen una música increíble, muy intensa, por lo que para esta ocasión no hubo dudas en cuanto a quiénes nos iban a acompañar de gira. Además son unos tíos geniales, da gusto compartir autobús con ellos.

L.H.: Una cosa, Mike. Ya lleváis 21 años dando vueltas por ahí, los años van pesando… ¿No te cansas de tanta gira?

MS: La verdad es que no. Hay desventajas, por supuesto, como pasar tanto tiempo fuera de casa, echar de menos a tu familia, no probar una cama decente en meses… Pero seguimos divirtiéndonos tanto como cuando éramos más jóvenes. Tenemos la suerte de llevarnos todos muy bien entre nosotros, y así la convivencia, que es lo que más puede darte disgustos cuando pasas tanto tiempo seguido con la misma gente, se hace muy llevadera.

L.H.: Esa iba a ser mi siguiente pregunta: lleváis juntos 21 años y apenas ha habido cambios de formación. Sois como un multi matrimonio bien avenido…

MS: (Risas) Podría decirse que sí. Cuatro de nosotros llevamos juntos desde el origen de Dark Tranquillity, en el 89. Pero es que antes ya éramos amigos, nos conocemos desde críos y sabemos todo los unos de los otros. Nunca hemos tenido peleas importantes, es cierto que a veces hay algún roce, sobre todo cuando llevas un mes compartiendo un autobús con un montón de personas y te das cuenta de que necesitas tus momentos de soledad, pero siempre lo hemos llevado muy bien. Y cuando termina una gira y pasamos los días siguientes sin vernos, en seguida nos volvemos a llamar. Somos compañeros y amigos, tanto para trabajar en nuestra música como para salir a tomar cañas.

L.H.: ¿No prefieres dar conciertos sólo en los macro festivales de verano? Creo que económicamente es más gratificante aparecer en cuatro o cinco eventos de este tipo al año que embarcarse en un mes de gira…

MS: Es cierto, y muy curioso a la vez, que se gana más dinero, pero también te digo que un festival es una cosa más fría, no tienes tanto contacto con el público, y sobre todo no tienes mucho control sobre el resultado final, ya sabes: el sonido nunca es perfecto, el tiempo siempre es escaso…Personalmente prefiero las giras por salas porque ahí sí puedes tener mayor control sobre todo y por tanto el resultado siempre es más satisfactorio.

L.H.: Y yo me pregunto: con el paso de los años y las responsabilidades que habéis ido adquiriendo, ¿seguís siendo un grupo de local de ensayo?

MS: Por supuesto que sí. Es algo que no queremos perder. Llevamos en el mismo local más de diez años, y ensayamos como mínimo un par de días a la semana. Cada uno de nosotros tiene una labor más concreta; por ejemplo Niklas (Sundin) compone muchas guitarras en su casa o donde sea, y luego lo ponemos todo en común en el local, probamos ideas, componemos otras cosas entre todos… Funcionamos así desde siempre.

L.H.: Pues me parece muy bonito que no hayáis perdido ese rollo. ¿Dedicáis todo vuestro tiempo a la música o tenéis otros trabajos en Gotemburgo?

MS: Algunas veces muy contadas, alguno de nosotros ha desempeñado otro trabajo, pero es que entre ensayos, grabaciones, giras e intentar ver un poco a nuestras familias, no nos queda tiempo para nada más. En concreto yo tampoco me esfuerzo en ello porque Dark Tranquillity es mi pasión, mi vida, y no sé hacer otra cosa más que cantar. Alguna vez he pensado qué haría si no tuviera esta banda y me he quedado en blanco. Creo que no sabría hacer otra cosa, que no sabría con qué llenar mi tiempo. Sobreviviría pero no sería feliz.

L.H.: Pero no hay visos de que nada de eso ocurra, ¿no?

MS: Afortunadamente no. Creo que puedo asegurar que estamos en uno de nuestros mejores momentos, y espero que, como mínimo, aguantemos otros 21 años con la misma actividad frenética de ahora.

L.H.: Precisamente el pasado año, cuando celebrabais vuestro 20 aniversario, os pusisteis a grabar “We are the Void”, el que de momento creo que es vuestro trabajo más diverso. ¿Tiene que ver la importancia del a fecha con este giro en vuestras composiciones?

MS: Pues sí, ha sido totalmente premeditado. Queríamos hacer un disco que fuera el símbolo de lo que queremos ser en los próximos 20 años, es decir, un trabajo que echara la llave a una etapa y abriera otra. Y con “We Are the Void” lo hemos conseguido. Si hay temas tan diversos es porque no todos se compusieron a la vez, como en discos anteriores, que los hacías todos seguidos. Para este hemos recuperado composiciones hechas en varios momentos de nuestra existencia. De hecho, Iridium es del año 96. Niklas (Sundin) lo compuso en esa época y nos encantó a todos, pero nunca lo veíamos adecuado para ninguno de los trabajos que íbamos publicando. Hasta que le llegó la oportunidad en éste último. En general, creo que es un disco más heavy o más pesado en algunos temas mientras que en otros nos hemos ido a terrenos muchos más atmosféricos y melancólicos. El resultado es la diversidad que andábamos buscando.

L.H.: Precisamente ha sido ahora cuando habéis publicado un montón de cosas casi a la vez: El dvd en directo “Where Death is Most Alive” en 2009, el cd de edición limitada “Yesterworlds” del mismo año, y ahora en 2010 otro disco recopilatorio llamado “The Dying Fragments” y por fin el Lp “We Are the Void”. ¿Ha sido también con motivo del aniversario? Y, otra pregunta: ¿no teméis haber saturado el mercado un poco?

MS: En cuanto a tu primera pregunta: sí, ha sido por el aniversario. Como te he dicho, queremos empezar una nueva etapa pudiendo echar la vista atrás y dándonos cuenta de que hemos logrado cumplir 20 años así de bien. Respondiendo a la segunda, la verdad es que se nos juntaron muchas cosas a la vez, pero el DVD tenía que salir sí o sí porque era la piedra angular de la celebración de nuestro aniversario, y los otros cd de edición limitada fueron más bien cosa del sello. Pero no creo que saturemos el mercado, por suerte la gente sigue respondiendo bien (risas).

L.H.: Y después de tanto trabajo de estudio, ¿os habéis puesto ya a componer algo nuevo?

MS: ¡Qué va! No hemos tenido tiempo porque hemos estado con la gira americana, los festivales europeos… Nos hemos centrado en tocar. De hecho, no hay nada compuesto ni pensado, y nuestros próximos pasos van a ir encaminados a tocar más: volveremos a Estados Unidos y quizá a Asia.

L.H.: ¿Habéis notado el descenso de ventas por la crisis económica?

MS: Sí y no a la vez. Sí en el sentido de que se ha estancado la subida, o más bien, que sube lentamente, pero somos unos privilegiados por llevamos una línea ascendente en cifras. No nos podemos quejar.

L.H.: Hablando ahora de ti, Mike, en “We Are the Void” has incluido más voces limpias que nunca. ¿Cómo te sientes más cómodo: cantando o berreando?

MS: Cantar esta bien pero a mi lo que me gusta es hacer guturales, desde luego. Es lo que mejor me sale.

L.H.: Y lo de volver a tocar la guitarra… ¿Cómo lo ves?

MS: Ni en broma. Soy pésimo con la guitarra y fue un verdadero alivio el hecho de que me dejaran pasar de ella cuando Anders (Friden) salió del grupo para irse a In Flames. En ese momento me dejaron dedicarme a cantar y buscamos a otro guitarrista. Lo de tocar que lo hagan los que saben, yo me centro en las voces.

L.H.: Hablando de In Flames: siempre se compara la evolución de uno y otro grupo. Mientras que la de ellos ha sido más radical, cambiando mucho su sonido y sus composiciones, quizá adaptándolas más al sonido que gusta en EE.UU, vosotros habéis seguido un camino mucho más coherente, ofreciendo algo nuevo con cada disco pero sin saliros de las pautas que han cautivado a vuestros fans. ¿Cómo lo ves?

MS: Creo que es el resultado de que nosotros nunca nos hayamos centrado en agradar a terceras personas o adaptarnos a nadie. Simplemente nos juntamos todos y ponemos encima de la mesa las ideas que se nos van ocurriendo, seguimos tocando lo que nos gusta.

L.H.: Mike, si por algo creo que destacas es porque eres una auténtica bestia en el escenario. Eres uno de los front men, si no el que más, con mayor entrega y pasión, literalmente te dejas la piel en cada concierto. Supongo que todo es un torbellino de sensaciones allí arriba, no?

MS: Muchas gracias por tus palabras. No sé si todo el mundo lo verá a sí pero sí es verdad que me tomo muy en serio mi papel, y cuando subo a un escenario todo se me olvida y me meto de lleno en los temas, sintiendo cada palabra de sale de mi garganta. Disfruto muchísimo, sobre todo con la gente que viene a vernos, y siento un enorme agradecimiento hacia ellos porque son los que hacen que yo me vuelque al doscientos por cien. Y no obstante, hay veces en que no disfrutas igual por varios motivos, ya sea que estás acumulando mucho cansancio o que hay mal sonido y eso te cabrea… Aunque son pocas las ocasiones en las que no me siento a gusto.

L.H.: ¿Con qué temas te sientes más cómodo en directo? Así por curiosidad…

MS: Con Icipher y con Iridium me lo paso en grande, nunca me canso de ellas.

L.H.: Estaré atenta cuando las toques hoy para ver tu cara de felicidad. Por otra parte, Mike, y ya para terminar, quiero conocer tu opinión sobre la tan alabada y mitificada escuela de Gotemburgo, ya sabes, sobre la escena de Death melódico que se creó en tu ciudad desde principios de los noventa y que ha dado bandas de tanto empaque como In Flames, Dismember, At the Gates o vosotros mismos entre muchos otros. Tú que vives allí y la conocerás bien ¿Crees que sigue con buena salud?

MS: Uf, no te imaginas qué tiempos y qué recuerdos guardo de esa época, cunado éramos todos unos chavales de instituto. Evidentemente, esos tiempos no volverán, pero siempre los guardaremos en la memoria con mucho cariño. Creo que ahora Gotemburgo no es lo mismo pero sigue por buen camino. Las bandas de entonces hemos crecido y estamos siempre de gira por todas partes, no la liamos tanto como cuando éramos jóvenes… pero te aseguro que hemos dejado un buen legado y hay muchos grupos punteros de gente joven que hacen música fantástica. No es lo mismo, porque el tipo de música que hacemos nosotros fue una revolución hace 20 años, pero las nuevas generaciones han sabido renovarse bien.

L.H.: Y tú que lo veas, Mike. Esto es todo por nuestra parte. ¿Quieres aportar algo a la entrevista?

MS: Solamente daros las gracias por haber venido hasta aquí y decir que me encanta venir a España porque casi siempre hace buen tiempo. Mira qué sol tenemos hoy en Bilbao… En Suecia ya hace un frío de muerte.

L.H.: Pues muchas gracias a ti, Mike, y que cumpláis muchas décadas más con Dark Tranquillity.


Fotos: M. Bergman, O. Johansson, P. Herneheim, K. Hatoum – Texto: Lola Hierro

Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.