Entrevista a SCR – “No queda más remedio que gritar y que nos oigan”.

Por , el 15 - 01 - 2014

Acaba de formarse una de las bandas más efímeras pero potentes del Rock estatal. SCR no vienen a inventar la pólvora, pero puedes ser igual de explosivos. José Alberto Solís (Última Experiencia), Eduardo Molina (Pepper and The Stringalings) y Ekain Elorza (Dinero) han reunido intenciones e influencias para atestar de movimiento al personal. Sacarán un LP próximamente, pero antes de eso tocarán en la sala Siroco de Madrid el 15 de Enero junto a Kitai. Cuidado con prender una cerilla cerca de ellos.

Una banda como la vuestra, ¿se hace a base de transformaciones para encontrar la destrucción?
Edu: De vez en cuando necesitas estallar, y aprovechar eso para crear algo nuevo. Y siempre mejor hacerlo con personas que quieren lo mismo. Así sale algo nuevo y fresco.

José: Se hace porque quieres probar nuevas aventuras con cierta gente porque sabes que la mezcla es muy explosiva.

Cada uno viene de una banda, pero pese a que puede haber algún pequeño matiz sonoro que os diferencie, ¿en esencia ha importado más la actitud de cada uno?
José: Sólo tienes que vernos en directo para saber cuál es el punto fuerte de cada uno. Los pequeños matices en SCR no existen; aquí todo es Sota, Caballo y Rey.

Edu: Reventar oídos, esa es la esencia. Tampoco tiene más, como dice José, es subir el volumen al doce.

Rock and Roll sin más pretensiones.
José: Eso es. Todo viene de que no somos tres integrantes -aunque lo parezca-, sino cuatro desde el principio. Juan de Dios Martín es el cuarto mosquetero, productor e impulsor de la forma de trabajar de SCR. Él mismo fue el que en la primera reunión dijo: “Lo tengo muy claro: esto es Sota, Caballo, Rey”. Y de ahí el nombre que lo dice todo.

Aquí hay varias mentes pensantes que no se quedan en la música en sí, sino que van más allá. ¿Es entonces el Rock and Roll todavía un terreno yermo ávido de vuestra música?
José: Sí, es cierto que hay varias mentes pensantes que, además, ya vienen de este mundillo musical. Siempre queremos escalar más peldaños personales, pero seguro que no inventamos nada nuevo porque seguro que hay mil grupos por ahí que les encanta hacer este tipo de música. Pero si te soy sincero, en España no veo muchos, y menos que le den importancia los medios.

Diría que Ekain, con SCR, puede ser más bestia que con Dinero. De hecho, y durante uno de los ensayos, llegó a romper uno de los parches de la batería.
José: Sinceramente, creo que él es un “animal” de la batería en el buen sentido y me imagino que no gana para parches, toque donde toque. Los directos de Dinero, por ejemplo, son muy, muy potentes. Sí que es verdad que en SCR le dejamos que se explaye. No hay normas: llegas, descargas y te vas.

Pero vayamos por partes. ¿Cuándo surge la idea de formar SCR? Este tipo de cosas suelen darse después de algún concierto, vaya.
José: Pues la verdad, no me acuerdo, pero no fue hace mucho. Sí sé que fui descubriendo que a Edu le encantaba mi grupo favorito, The Raconteurs, y yo siempre le he visto como el próximo Jack White español. Los pasos fueron fáciles: tocamos en mi casa un par de veces y descubrí sus propios temas, así que fuimos dando forma a sus propios temas. Pero necesitábamos un batera para tocar, así que llamamos a Ekain. Tocamos, se lo contamos a Juande y ya teníamos todas las piezas del puzzle.

Edu: La verdad es que fue bastante fluido todo. Tiramos hacia delante con un ensayo, nos conocimos tocando, como quien dice, y la verdad es que salió algo bastante potente. Ahí vimos que le íbamos a dar duro, y a Juande le encantó la idea.

La verdad es que tiene que ser complicado coincidir agendas entre vosotros tres.
José: Por eso no hay problema. Todos tenemos agendas complicadas, y cuando lo hablamos, queríamos hacer un proyecto adecuado a nosotros cuatro.

Edu: Eso es, sin presiones. Vamos con calma, enganchando horarios cuando podemos, tocamos un rato, montamos temas… Todo vale para salirse de la norma en nuestras rutinas.

¿En qué momento os disteis cuenta de que la cosa iba hacia delante?
José: Hacia adelante siempre ha ido porque nos juntamos, tocamos, lo hicimos sonar, decidimos grabarlo y grabamos. Estamos muy orgullosos y ahora vamos a tener un concierto… fácil.

Si no me equivoco, en el primer ensayo ya había una fluidez entre vosotros muy bestia. ¿Cómo fue?
José: Para empezar, nunca había tocado con Ekain. Y realmente, Edu y Ekain no se conocían, así que supongo que si no hubiera habido fluidez, buenos temas y buen rollo entre nosotros, no existiría SCR.

Edu: Como te estaba contando antes, nos conocimos tocando. Fue la mejor “caña” que me he tomado. Fue meterse al lío, ver qué era lo que hacíamos, y ver que los tres estábamos en la misma onda, queriendo lo mismo. Y eso salió directamente a los dedos…

¿Pero era una idea que tenía futuro?
Edu: No queremos hacernos a nosotros mismos un “spoiler”. No nos vamos a desvelar el final de esto. Nuestros horarios son limitados, el panorama está complicado. Pero nosotros, en nuestra caverna seguimos haciendo ruido. Si un Lunes o Martes por la noche oís un zumbido, seguramente SCR estén ensayando en algún punto de Madrid.

José: Muchas de mis bandas favoritas o discos favoritos son así, tengan mucha o poca vida.

¿Tan en secreto se mantuvo el proyecto? ¿Por qué?
José: En principio porque no sabes las expectativas y ni siquiera tenía forma. Luego, por seguir una forma de trabajar en la que nos sentíamos cómodos, así que lo dejamos fluir.

¿Y cuándo se os ocurre grabar el EP? ¿Tenían que funcionar primero los ensayos?
José: Siento decirte que estás equivocado. Es un LP. Al final fuimos un día a Reno sin saber nada más que funcionaban los ensayos, que nos encantaban lo temas y que Juande estaba apasionado por grabarnos, como dice él, sin overdubs y a la vieja usanza. Así que montamos, empezamos a tocar antes de comer. Mientras Juande ya mezclaba, nos escuchábamos como un tiro y grabamos. Al final de la tarde teníamos ocho cañonazos que decidimos sacar en formato LP.

La verdad es que las grabaciones que se hicieron con el iPhone ya sonaban potentes. ¿De quién fue la idea de registrar los ensayos?
José: No sé, pero creo que Edu y yo nos poníamos a grabar con el móvil. Y la verdad, grabábamos todos los ensayos porque realmente no teníamos más referencia de cómo quedaban los temas para poder trabajar.

Edu: Eso es un poco obsesión mía: archivar y archivar. La mejor manera de ensayar es grabarte y escucharte. Ensayo y error. Sobre todo nosotros, que nos vemos menos que un grupo normal. A veces se te olvidan detalles que habías pensado, y ahí lo tienes para recurrir a ello siempre que quieres.

¿Siempre fuisteis vosotros tres o hubo algún nombre más, además del productor, que se pensó para el proyecto?
José: Somos cuatro integrantes. Juande es una parte de este proyecto fundamental.

Edu: Fluyó así desde el principio. Hubo otros nombres antes de la formación final, pero no se llegó nunca a eso. SCR somos nosotros cuatro.

¡Y todo hecho “a mano”! Vaya, que es autoedición.
José: En estos tiempos no conozco otros medios para nosotros.

El disco se grabó en un día y Edu acabó con la voz tocada…
José: Porque lo puso todo, como debe ser, y así queda reflejado en el disco. Como debe ser también.

Edu: Twist and shout, baby! Si a Lennon le aguantaron las cuerdas vocales después de esa sesión, a mí también. Hubo algún que otro susto de desmayo durante la grabación. Fue algo bastante duro para todos los implicados. Pero si no peleas con tu instrumento, si está todo medido, esta crudeza no sale por sí sola.

Una de las canciones que se mostró como muestra fue ‘Hipnosis’. Su letra habla de lo que hace el Rock and Roll aunque… ¿se podría extrapolar, cómo no, a una mujer?
Edu: Mujer y Rock & Roll… Pregúntale a cualquier músico. Pocos te dirán que no son sinónimos. Es una época en la que están apareciendo cosas nuevas en mi vida, vuelvo a creer en cosas que había olvidado. Y este tema es para agradecer ese sentimiento.

José: Todavía seguimos hipnotizados por este cañonazo y espero que hipnoticemos a la Humanidad.

Este tema tiene, además de una guitarra muy característica, un momento instrumental al final. ¿No se pensó en dejar algún corte sin letra?
Edu: No está medido, vamos cortando y pegando a cada ensayo que pasa. Los temas van con nuestro estado anímico. No están clavados. Además, hay mucha improvisación, cosa que no siempre nos deja incorporar una letra en el momento.

José: SCR, la verdad, es que piensa poco. Si no, no sería Sota, Caballo y Rey. Es lo que hay.

Y ya que hablamos de letras, creo recordar que había una que hablaba de salir a la calle. Aún así, ¿queréis dejar claro que vuestro grupo es un grupo de Rock y no uno panfletario? Se corre el peligro de que os llamen oportunistas.
Edu: El Blues, el Rock, la música… Está hecha para gritar lo que no te dejan decir. No somos un grupo de crítica social. Así como tampoco somos un grupo de desamor. Pero de vez en cuando necesitas gritarle algo a lo que te rodea, y tendría que hacerlo todo el mundo. Gritar para que te oigan. Salir a la calle.

José: ¿Panfletario? Sinceramente, teniendo un arma de destrucción masiva en nuestras manos y ganas de explotar por todos lados, no queda más remedio que gritar y que nos oigan.

Sin olvidar las referencias que hay a Jack White, Queens Of The Stone Age, Led Zeppelin y Black Sabbath. Éstos últimos (junto a Wolfmother), sin duda, han marcado mucho algún que otro tema más. ¿Se pretendía enseñar de dónde venía cada uno y su propio gusto?
José: Desde el principio hemos tenido claro, cada uno, los gustos personales y qué no es SCR. Supongo que se han juntado los gustos que los temas demandan. Y afloran, por supuesto. Nuestras influencias, y a mí, personalmente, me encanta que lo hagan.

¿Cómo se compuso, por cierto? ¿Uno aportaba la idea y el otro la melodía o eran cosas que estaban hechas desde casa?
José: Edu es un crack se deja influenciar, y le damos forma y fuerza, pero él trae unos riffs y unas ideas brutales que hace todo muy sencillo.

Edu: Nada, nada. No me pasan ni una. Traigo veinte temas y se quedan dos. Pero es lo que me gusta. Si no es un tiro, no nos lo quedamos. Y luego, entre todos le damos forma y lo convertimos en SCR. Tiro tras tiro.


Texto: Carlos H. Vázquez.
Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.