Entrevista con Chila Lynn: “Quiero formar parte de la vida de la gente para que tengan mi música como su banda sonora”.

Por , el 28 - 02 - 2012

Cuando aparece una voz en el amplio muestrario de la música (y más si es comercial) surgen muchas dudas y curiosidades. La cubana Chila Lynn no es una persona que haya llegado hoy mismo a esto, pues desde muy pequeña ha trabajado en la música y su voz ya pudo escucharse en la banda sonora de la película de animación “Tiana y el sapo”. Una voz profunda y dulce con algún punto amargo (como el buen chocolate negro) que al fin se desarrolla por su propia cuenta en “Real woman” (EMI, 2012), un primer plástico que ya se posiciona como una futura revelación.

Un disco cargado de cortes de R&B, Soul… con añadidos Pop. Supongo, serás consciente del tirón que tiene esto en España.
Estoy muy emocionada con todo porque mi single [‘When love’] ha tenido una buena acogida entre la gente. Me emocionan mucho los comentarios que me dejan a diario en Twitter y en Facebook, y en demás redes sociales. De verdad me siento muy agradecida por la acogida que ha tenido el single y las visitas a mi canal de YouTube. Realmente me encanta recibir comentarios tan favorables y contestarlos, claro. Sí, me siento bien.

¿Haber hecho la versión de ‘Titanium’ [David Guetta] ha sido un plus?
De eso te puedo contar que yo oí la canción y me encantó. Me encanta lo que tiene de música electrónica. Entonces, le quise hacer una versión en mi onda, a mi estilo, al de Chila Lynn. Yo, mi piano, mi mundo… Bueno, eso fue lo que resultó. Le ha gustado mucho a la gente y eso me hace estar muy feliz.

Me gusta que digas eso de “el toque Chila Lynn”, pues también has dicho que quieres dejar huella. ¿No temes que la gente que ahora te está aplaudiendo se decepcione cuando saques un próximo álbum?
[Silencio] Miedo… no. Yo hago mi trabajo lo mejor que puedo y me lo tomo muy en serio. Siempre disfruto la música. Para mí, la música, es como respirar. Siempre doy lo mejor de mí. Pongo todo mi esfuerzo y doy mi corazón por llegar a los corazones de todas las personas. Digo “dejar mi huella” porque es llegar al fondo de las personas y que ellas me escuchen para que digan después: «esa es Chila Lynn». Quiero formar parte de la vida de la gente para que tengan mi música como su banda sonora.

¿Crees que se te puede aplicar el adjetivo “revelación”? Te lo digo porque no eres nueva en la música pese a que ahora sale tu primer disco. De igual manera que eres la “revelación” también puedes ser (comercialmente hablando) un “timo”.
Pienso que eso ya es cosa del criterio de la gente. Me he dedicado toda mi vida a esto y lo que oyes es el resultado de muchos años de trabajo y de estudio. Disfruto mucho lo que hago. Eso es lo que te puedo decir.

En este caso, “Real woman” ya muestra (y hasta reivindica) una filosofía. Como dicen algunos magos: sin trampa ni cartón.
Pues sí, así es. Elegí ese título porque una de las canciones que hay en el disco se llama así.

Canción de James Morrison, por cierto.
Sí, correcto. Una maravillosa colaboración.

Perdona que te corte, pero también es de su autoría ‘Hit & Run’.
Sí. Estas dos canciones de las que estamos hablando fueron escritas por él. Le encantó el proyecto y me escuchó cuando, como tal, entré en la Industria del disco para dedicarme a esto profesionalmente. Me escribió esas dos canciones y me las dio. Estoy muy agradecida y bendecida por esa colaboración. Tanto por esa como por todas las demás; como la canción escrita por P!nk, Nikka Costa… artistas muy importantes en el mundo que se enamoraron del proyecto tanto como yo y quisieron colaborar.

Nos hemos ido… Hablábamos del título, “Real woman”.
Eso. Decidí que esa canción le diera título al disco porque era el mensaje que quería darle. Pienso que, actualmente, la superficialidad se ha elevado un poco en el mundo. La canción ‘Real woman’ tiene un mensaje que llama a ser nosotros mismos. Que prevalezca nuestra esencia y nuestros sentimientos. No importa lo que tengas por fuera, lo que importante es quién eres. Eso es lo que realmente deja tu marca en el mundo. Pienso que todas las mujeres y los hombres pueden (podemos) ser reales.

“Real human” quedaría un poco moñas, pero “Real woman” es más guerrillero, ¿no?
Sí (risas).

Hemos hablado de las colaboraciones. Pero no sé si todas llegaron de la misma manera. Me has contado que se enamoraron del proyecto…
Fue mediante EMI. Cuando llegué al sello discográfico empezó el proceso de este primer disco, que fue ver la selección de canciones.

¿No tenías composiciones propias?
Sí, tengo composiciones y canciones mías, pero eso lo quiero guardar para un segundo álbum. Son cositas que están ahí adelante. Pero este primer disco decidimos hacerlo con canciones inéditas de estos artistas que colaboraron conmigo. Te diré que me llegaron muchas canciones de muchos otros artistas.

¡Fantástico, tenías para elegir!
Sí, también escuché muchas canciones. También agradezco mucho estas otras aportaciones. Finalmente, las que elegí fueron seleccionadas porque iban más con mi concepto y porque yo misma me sentía dentro de esos temas. Los vi para darles mi sonido y mi sello.

Yo más bien lo veo como el cuento de La Cenicienta.
[Silencio y risa dudosa después].

Te explico. Hay muchos pies pero un único zapato con un pretendiente. En este caso son muchas canciones pero sólo unas pocas han encajado en tu proyecto.
[Exclamación de sorpresa] Sí, sería algo así (risas).

Comentas que EMI propuso una lista de canciones inéditas de artistas para tu disco. ¿Se trata eso de una estrategia de marketing para así darte a conocer (de cara a un segundo LP) teniendo el respaldo de nombres conocidos?
[Silencio] No. Estamos hablando de un proceso que decidimos seguir. Un trabajo que presentamos con estos pasos. Es lo que ves; primero estas canciones y después mis composiciones. También quería guardar mis composiciones para luego.

En efecto, también hay contar con la idea de que tú misma preferiste guardar las canciones propias para un segundo disco.
Claro. Yo siempre quise hacer eso: guardar mis canciones para un segundo álbum.

Compones también con el piano, ¿verdad?
Sí. Es muy importante en mi mundo y en mi música demostrar lo que soy. El piano juega un papel primordial en mí y en mi vida.

Destaco el single, que en este caso ha sido ‘When love…’. No sé si ha sido idea tuya la elección de este corte para que representara todo ese mundo Chila Lynn.
Efectivamente, lo elegí yo como carta de presentación. Todos los temas me gustan, me siento muy enamorada de las canciones. Cada vez que las canto me entrego. Pero elegí ‘When love…’ porque es una canción que mueve y tiene fuerza. Es una canción muy emocional. Habla de cuando el amor se volvió dolor. Nos enamoramos y luego ese amor queda ahí, por lo que es mejor quedarse con un bonito recuerdo evitando que se convierte en algo tóxico. Me gustó el hecho de que la canción mueva pero de que también fuese algo sentimental y muy íntimo.

Es una simbiosis curiosa.
Eso es. No sabía como decirlo, pero sí, simbiosis es la palabra. Una curiosa mezcla de alegría pero también sentimiento al mismo tiempo.

Te resultará chocante ver como la gente baila una canción triste.
Tampoco lo veo como algo tan triste. Es una letra más bien de liberación. Aunque se ha tornado ese sentimiento a dolor, siempre hay la oportunidad de un siguiente día y de un nuevo amor. Me siento así cada vez que la canto porque rememoro esa experiencia que tuve. Me reconforta tocarla.

No sé si has leído (y visto) la comparación que le sacan a ‘When love…’ con ‘This love’ de Maroon 5.
Lo he leído, sí [silencio].

¿Y?
Me parece bien esa comparación porque Maroon 5 es un grupo espectacular que me encantan. Los he escuchado durante toda mi vida. Pero me agrada. Que te ubiquen con artistas que siempre has oído es muy bueno. Todos tenemos ídolos y cuando ya te dedicas a esto sueñas con formar parte de ese ámbito de artistas que siempre has admirado.

Dices –de manera muy poética- que cuando te dedicas a esto ya sueñas. ¿Cuándo eres “amateur” son más numerosas las pesadillas que los sueños?
No todo fue color de rosa, porque si te digo que todo me fue bien te estaría mintiendo. Se pasa mucho y se trabaja muy duro. Ese es el concepto. Pero siempre he tenido presente eso de hacer más música cada día y de que prevalezcan las ganas de hacer música. Me siento muy bendecida por poder esforzarme y dedicar mi vida a lo que me gusta hacer. Por lo tanto, todos los momentos buenos opacan a los malos. Los he tenido malos y me han servido para mostrar que soy una persona perseverante que procura mejorar cada día.


Texto: Charly Hernández
Tags: , , ,
Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

    3 comentarios

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.