Entrevista con Francis Rossi, guitarrista de Status Quo que edita disco en solitario

Por , el 07 - 07 - 2010

 


Francis Rossi 1

 

Francis Rossi, guitarrista de Status Quo, es un inquieto profesional de la música que se pasa media vida componiendo canciones y al que se podría catalogar como de compositor compulsivo. Si no es momento de hacerlo para el grupo, lo hace por cuenta propia y, al final, reúne la cantidad suficiente de material como para grabar un álbum, como ha sido el caso de One Step A Time, segundo trabajo en solitario que aparece tras 14 años de vacío. En la siguiente entrevista Francis, con su desenfadado estilo, nos pone al corriente de esta nueva etapa al margen de Status Quo. De paso, no desperdiciamos la oportunidad de hacerle algunas preguntas acerca de ciertos aspectos de la trayectoria del popular grupo inglés, además de algún que otro punto de vista personal.

 

¿Qué diferencian las canciones de One Step At A Time de las de un álbum de Status Quo?

No creo que haya muchas diferencias, realmente. Siempre he pensado que cualquier cosa que escribo o toco, no se aleja demasiado de mi propio estilo. Aunque sí es verdad que algunas personas dirían que estas canciones son algo más pop que el estilo que normalmente hacemos. No sé decirte, sólo veo que las escribo, las canto y las toco. Realmente, las diferencias no las expongo yo, aparecen durante la grabación, no es algo preparado de antemano, la identidad del propio estilo surge mientras lo tocas, es algo bastante más espontáneo.

Es tu segundo disco tras King For The Doghouse de 1996. ¿Qué ha ocurrido para que después de 14 años hayas decidido volver a grabar en solitario?

Bueno, es una larga historia. Me mudé hace unos dos años de la que había sido mi casa durante 35 años. En la nueva casa monté un estudio de grabación adosado a ella. Cuando el estudio estuvo acabado, necesitaba probarlo para ver qué tal sonaba, así que empecé a trabajar en él, tocando estas canciones, que algunas devinieron más cercanas al estilo pop como te he dicho, aunque yo no pienso realmente que sea así, pero hay gente que lo afirma. Bueno… entonces llamé a mi manager y le pregunté si le apetecía venir y escucharlo porque, claro, yo puedo escucharme a mí mismo, y pensaré que sueno genial. Pero ya sabes, la gente te proporciona otro punto de vista en cuanto a crítica, que es lo que necesito. Así que me dijo: “genial, lo miramos y podrías empezar a trabajar en ello. Puedo conseguir un contrato rápidamente para que te pongas en la carretera pronto, ir a México…” …que es algo que me encanta hacer, desde luego. Y entonces fue cuando se convirtió en un álbum, ahí es cuando empecé a tomármelo en serio y me dije: “ups, vamos a poner un poco más de atención en esto que estamos haciendo, que salga algo de más calidad…”. Así que, después de ese punto, sólo estaba yo trabajando en esas canciones. Porque me gusta hacer eso, lo haría de cualquier manera. Escribo canciones la mayor parte del tiempo y las grabo la mayor parte del tiempo también. Pero el desarrollo de cómo empecé a “enamorarme” de esto, a ilusionarme con ello, supongo que también tuvo que ver el enseñárselo a alguien y que le gustara. Eso afectó a mi ego de alguna manera, ya sabes, la necesidad de presumir cuando algo está bien hecho, y que te lo digan. Y cuando supe que les gustaba mi álbum… Es como si fueras a tu mamá y le preguntaras: “¿mamá, soy un buen chico? –claro que sí cariño- muy bien, gracias”. Creo que en el mundo de la música abunda mucho esta especie de contradicción entre inseguridad y presunción. Por esa necesidad de cubrir la inseguridad personal presumiendo de algo, yo necesito eso todo el tiempo. No quiere decir que yo piense que el mundo sería un lugar mejor, (risas) eso sería algo muy idiota… Es más en el sentido artístico que quisiera gustarle a la gente, supongo.

 


Francis Rossi 5

 

¿Qué otros músicos han colaborado junto a ti en la interpretación de las canciones?

Las canciones las he escrito todas junto a Bob Young, que ha estado conmigo todos estos largos años. Luego se unió otra persona más, Carl Johnson, con el que compuse otras dos canciones. Además, una canción está compuesta por mi segundo hijo, Nicholas. Conseguí que Andy Bown tocara el piano en unas tres canciones. Luego en una canción llamada “Sleeping on the job” toca otro bajista… y así; el resto somos, o yo, o mi hijo, tocando el bajo, básicamente. Yo toco casi todo en el disco. Pero la cosa es que esto no lo empecé como un “firmamos aquí y tú y yo hacemos un álbum”, no joder! (risas). Simplemente me puse con las canciones y las cosas iban surgiendo. No había ningún trasfondo de presión, ninguno de esos males que se sufren porque… “hey, estamos haciendo un disco”. Me gusta el hecho de, simplemente, hacer las canciones y terminar siendo, eso “un álbum, yujuuuhhh”, pero sin todo ese desarrollo bajo presión.

¿Por qué la necesidad de hacer una versión del tema Caroline?

Bueno, todo empezó con una charla con Robert Plant. Estábamos hablando y él me contaba sobre su nuevo disco… Y mi manager vino a verle así que hablamos de algunas cosas, yo le conté lo genial que es hacer un disco en solitario, y me dijo que sí, que efectivamente era genial, opinamos lo mismo. Entonces, mi manager fue a verle y, al parecer, tocó dos o tres temas de Led Zeppelin. Y me dijo: “deberías tocar un par de temas antiguos, de los clásicos, y bla bla bla”. Entonces recordé cuando estaba escribiendo “Caroline” con Bob. Fui al estudio, cogí la guitarra, me puse el tema, y me encantó como sonaba y dije: “tengo que poner esto en el set-list”. Me encantó porque es una de las cosas que no debes hacer, y bueno, mucha gente opina que nunca debería hacerse una versión de “Caroline”, pero a mí me encanta hacer todo lo que se dice que no ha de hacerse. Supongo que tiene algo que ver con el carácter, con ese rebelde que aún llevas dentro, aunque yo ya no creo ser un rebelde. Todos tenemos nuestra época y luego nos volvemos estables, la vida va así. Luego haces algo salvaje y pareces volverte rebelde otra vez, en contra de lo establecido, porque es algo que nadie haría a tu edad, nadie mayor. Y los mayores, son lo establecido (risas).

¿Puedes comentarnos el contenido del disco, un breve repaso a las canciones, cómo fueron surgiendo…

Bueno, cuando Bob y yo empezamos con el proyecto, quizá llegamos a tener unas 20 ó 30 canciones, de las cuales sólo 4 ó 5 acaban utilizándose, las otras se desechan, y esas eran las canciones en las que yo estaba trabajando. Pero la cosa es que yo no me senté con la guitarra y dije: “vale, ahora tengo que hacer un álbum”, no había esa presión sobre el tiempo, ni parámetros ni reglas acerca de cómo lo tenía que hacer. Digamos que me limité a hacer las canciones y otras cosas que normalmente no haría en las armonías. Cuanto más tiempo pasas con las canciones mejor te acabas llevando con ellas, o mejor te suenan y, al final, incluso llegaron a pasar seis meses y no había cambiado una sola cosa. Y todas esas canciones no encajarían normalmente en un proyecto normal. Supongo que el modo en que las mantengo es como me gustan… y si le gustan a mamá, no hay más que decir. (risas)

 


Francis Rossi 6

 

Después de tantos años de actividad ¿Qué momento de tu trayectoria te ha llenado más de satisfacción?

Buena pregunta…. Creo que entre todos ellos, si sólo tuviera que escoger uno sería muy triste. Pero, por ejemplo, un momento genial es cuando te oyes por primera vez en la radio. Fue un gran momento cuando “Pictures Of Matchstick Men” alcanzó en número 7 del top ten. Y el primer éxito que tuvimos con un disco, con Piledriver, que alcanzó el número 1, ése fue otro gran momento. Después tuvimos “Down, down” en el número 1; “In The Army Now” fue también número 1… Los momentos de éxito al fin y al cabo! Creo que estos momentos tienen que abundar, que apreciarse y perseguirse, porque de otra forma no tendrías una banda, no la trabajarías… Lo comparo con el momento en que una mujer tiene un hijo; es algo que una vez lo has pasado piensas que no volverías a tener un hijo en la vida (risas), pero algo te dice: “vuelve y hazlo otra vez”. Y esa es la razón de ser de estos preciados momentos y recuerdos en la historia de uno. Porque hay momentos realmente malísimos, horribles, pero luego están esos otros tan fabulosos, que te hacen olvidar aquellos que fueron muy malos, y seguir buscando siempre ese gran momento de éxito. Esa es la cuestión, olvidar lo malo; sabes que puede pasar, sabes que te estás arriesgando a que sea horrible otra vez… pero en cierto modo te tienta a pensar que puede haber mucho de lo maravilloso también, y la vida es siempre maravillosa al fin y al cabo. Así que, en conclusión, todos esos grandes momentos son los que recuerdo, y no podría elegir entre ellos un momento especial en nuestras vidas. He vivido 60 años, si es para elegir un solo momento, no compensa mucho, je, je.

¿Dónde encuentras la inspiración para sacar ideas y seguir componiendo después de más de 45 años de trabajo?

Pues yo creo que es el tema de la inseguridad o algo así, la inseguridad de uno mismo. Necesito poder presumir, tener algo que enseñar a alguien y saber si le gusta. E incluso en el pequeño campo que es el estilo de canciones que hago, hay una chispa… sigo sintiéndome vivo, sigo sintiéndome creativo. Porque, aunque ese estilo sea limitado es el mío propio. Así que me encanta lo que hago, las canciones con Status Quo me emocionan mucho y realmente es genial. A veces es como cuando tienes sexo con alguien, con la misma persona, el mismo momento, el mismo escenario, la misma ropa, todo lo que forma parte de ello es igual, y sin embargo no funciona como lo hizo la última vez. Y lo vuelves a hacer, y puede que funcione esa vez. Pues es lo mismo en la música y es lo mismo en las giras. Tratas de hacer escrupulosamente lo mismo, y no siempre funciona. A lo mejor no es una buena analogía, pero supongo que todo el mundo entiende que algo muy grande y maravilloso ocurre en el sexo. Y siempre buscas eso una y otra vez cada vez que lo haces, y cuando no lo consigues te preguntas: “¿qué habré hecho mal?” y entonces lo haces otra vez y de repente es maravilloso! Y no hay nada que lo explique. Pues bien, creo que es lo mismo con la música. Algunos shows pueden ser realmente fantásticos, y algunos pueden ser “mmmmhh… psé”. A veces piensas que es porque tocaste delante de miles de personas, y eso no tiene nada que ver. Pueden ser 400 y conseguir ese mismo momento de euforia, de “aarghhh..!”. Pues es lo mismo con el sexo.

 


Francis Rossi 2

 

Siempre el sexo, eh? (risas)

Sí, claro, bueno, todos tenemos esta inquietud por dentro, es una cosa maravillosa, por supuesto.

¿Es eso lo normal entre los músicos de rock? Porque, desde luego, la mayoría siempre lo tenéis como un tema principal…

Bueno, lo cierto es que a mí me da igual el tema ese de “músico de rock” o no, yo no creo en ese “estilo de vida de rock’n’roll”, no pertenezco a nada de esas mierdas. Quiero decir que, ese estilo de, “montones y montones de sexo con montones y montones de gente, montones y montones de droga, montones y montones de alcohol, etc…”, no es más que un comportamiento estúpido… Quiero decir, es el tipo de comportamiento que mucha gente puede tener en los fines de semana y, por alguna razón, no sé cual, la gente es incitada a hacer eso todo el tiempo. Y parecen estar conformes! Todos: “pues bueno, vale”… Pues no! De vale nada, es un comportamiento estúpido! Quiero decir, enciendes la televisión ahora y es jodidamente estúpido todo lo que hay! Maldita sea! Tendré que ir a la tienda y comprar una televisión nueva! (risas) Ahora en serio, por alguna razón, el mito alrededor del rock’n’roll es ese morbo de: “lo vamos a contar… ahora… vamos a entrar en la habitación del hotel… ¡oh dios mío está jodidamente ahumado! Las vírgenes abundan por doquier, ¡vamos a emborracharlas y a drogarlas!” y la situación normal es: “gracias por ahumarme el hotel, adiós buenas tardes, hasta otra!”. Y es que aquí tienes la razón para todo esto: dinero! Todo jovencito que vea estas cosas por la televisión haría mejor en tirarla por la ventana, porque dirá: “ohhh… Eso es lo que yo quiero ser!” ¡No! Lo que tienes que apreciar es todo el trabajo que hay detrás y que no se ve, la buena música, los buenos discos, las buenas actuaciones! Y creo que es por esto que me considero bastante diferente a la mayoría de este mundo, porque la gente dice: “Nah, es que eso es rock’n’roll” pues no, yo no lo creo.

Bueno, he de decir que estoy totalmente de acuerdo contigo…

¡Gracias!

No, gracias a ti, faltaría más! Es un honor poder contar con testimonios auténticos de verdaderos “rockstars” que no tratan de vender lo mismo que el resto, con una opinión diferente. Ahora bien, entrando en preguntas más concretas… Sin contar los de Status Quo… ¿Cuáles han sido tus discos preferidos en la historia del rock?

Mmmmmmmmm…………… alguno de los Beatles probablemente, los tempranos o, bueno, todos los de los Beatles, la verdad. Hotel California (Eagles), el primero o el segundo de Andy Bown, y me he olvidado del resto, pero estoy seguro de que hay muchísimos más. Ésta es una de esas típicas preguntas que te pide que hagas una especie de lista como esos programas con los que puedes llevar tus 10 o 5 discos favoritos contigo… yo, de verdad, que no puedo hacer eso, en mi vida he sido capaz. Creo que me tiraría meses para elegir una lista adecuada. Es como si te preguntan: “¿Cuál es tu canción favorita?” “¿Cómo que mi canción favorita? Es como, “Mira es ésta o tal otra, y el resto de las canciones a la mierda, no importan”… pero en qué cabeza cabe… Bueno, pero ahí tienes una breve idea de cuáles son mis álbumes preferidos. Oh, lo olvidaba! The Essential Pavarotti, porque crecí con ello! (risas.) Que no, que va en serio! Es lo que escucho siempre después de los conciertos en las giras! De verdad, me encanta tanto… ¿sabes? Debería haber sido mi padre…

Eso no entra para nada dentro de la historia del rock, pero bueno…

¡Ah bueno (risas)… lo puedes quitar si quieres! Pero creo realmente que el rock tiene bastante de eso también.

 


Francis Rossi 4

 

Y… siguiendo con las listas. ¿Cuáles son tus cinco canciones preferidas de Status Quo?

De Status Quo? Oh Dios mío, buff…pero si es que… he escrito tantas canciones buenas! (risas) Venga vale…”In the Army Now”, (yo no escribí “In The Army” así que… ¿puedo contar esa canción?), emm… “Pictures of Matchstick Men”, “Marguerita Time”…, una canción llamada “All We Really Want To Do” (o la que en la práctica llamamos “Polly”) y, probablemente, “The Oriental”….oh, no, no, no… lo que te dije, ahora me has puesto en un aprieto, ves? Ya no sé cuál elegir! (risas) Venga, vale, “The Oriental” ; “Electric Arena”, y “Tongue Tied”. Y si quieres quitar alguna de esas para hacer cinco, por mí perfecto (risas).

Y los discos de oro plata y bronce de Status Quo?

Mmmm… Para mí, pues… Heavy Traffic, “In Search Of The Fourth Chord, Rock ‘Til You Drop… bueno, y Hello! también lo incluiría, sí. Me has dicho cuatro o cinco?

Solo tres…

Ah! tres, es verdad. Bueno pues entonces… esos cuatro y alguno más por ahí que otra vez no recuerdo (risas) me pasa mucho, ¿verdad? Lo cierto es que no podría decir sólo tres, no quitaría ninguno de esos. Perdona que esté así, pero esta mañana me he despertado a las 02h00 de la madrugada y no podía dormir y hasta ahora… así que no te extrañen mis conclusiones ahora (risas).

Quo, ha sido, posiblemente, el disco más enérgico y potente de tu carrera, podríamos decir que es la contribución más cercana al heavy metal de Status Quo?

Pues sí, mira, la verdad me sorprende que me hagas esta pregunta pero sí, está bastante bien la apreciación, sí podríamos decir eso. Pero te darás cuenta en ese disco, bueno, yo entonces que era joven no me gustaban muchas de las canciones en ese disco, digamos que estaba en un momento más “pop” si se puede decir e intentaba introducir el “hard chord” en el estilo y ahora no encaja si lo toco con algo más suave, sin embargo, en su momento lo mezclaba… Así que sí, estoy de acuerdo en que Quo es el álbum más cercano al estilo psycho- heavy metal, más que a ninguna otra cosa.

Qué recuerdos te trae el primer disco en directo de Status Quo… Quo Live, pienso que no ha sido valorado lo suficiente…

Bueno, lo primero que se me viene a la cabeza pensando en ese álbum, y que no incluimos en la descripción del disco, es que lo grabamos en tres noches. La primera noche pensamos que fue increíble, la segunda estuvo aún mejor si cabría decir, y la tercera pensamos que estuvo realmente bien. Es como con tus tres primeros discos, el primero está bien, el siguiente crees que es mejor y con el tercero ya te olvidas de lo mucho que te gustó el primero. En el disco conseguimos mezclarlo todo un poco y dejarlo más o menos al mismo nivel, y bastante bien. De ahí que haya terminado siendo uno de nuestros álbumes más populares, aunque yo no lo incluiría como tal. Es que, realmente, no entiendo los discos en directo… Entiendo los conciertos en directo, vale, pero los discos… no pillo el concepto. Vamos a ver, los conciertos están para vivirlos en directo como su nombre indica, y si los grabas no me digas que es un “live!” porque solo es un disco más… “¡no pero es un directo!”… que no! Que es un disco! La gente dice, “no pero es que capta la “magia” del directo, blablabla”, pues no, el show, la gira, fueron mágicos, pero lo que está grabado, es una grabación y punto. Y realmente no puedes captar en una grabación lo que se vive en un directo.

 


Francis Rossi 3

 

¿Por qué dejó John Coghlan Status Quo tan pronto y en una época tan exitosa para la banda?

Bueno sabes que… en realidad, el desarrollo de una banda es una democracia. Es un triunfo a lo largo del tiempo, y es en las decisiones de esa democracia donde se encuentran, al fin y al cabo, las razones del éxito. Lo que pasó con John Coghlan fue que por aquel entonces, esa democracia no era tan importante como la razón del éxito, sino que, como mucha gente piensa, lo son el dinero y…, como hablábamos antes, es el comportamiento típico del “rock’n’roll”… y cuando esa mierda anda de por medio… que si muchísimo alcohol por aquí, sexo o lo que sea por allá, el desmadre… al final, el hecho de estar en una banda, de estar tocando esa noche, acaba volviéndose algo secundario. Y creo que eso acabó por tomar control de John Coghlan, al final, le gustaba darle a los porros demasiado y, encima, era muy bebedor también… Y… ya sabes que eso no mezcla nada bien. El que fuma porros, no va con borrachos o, los que están borrachos, no les gusta ir de fiesta con fumados. Pero él lo mezclaba todo y, en una noche de esas durante una gira, en uno de nuestros conciertos más cañeros, se desmayó. No sabíamos qué hacer, evidentemente, éramos muy jóvenes y, además, teníamos la presión de todo el trabajo que hacíamos junto a él. Una vez, estábamos grabando disco en Suiza y, de repente, en medio de la grabación, paró todo, tiró la batería a patadas y se fue. Le dijimos: “Bueno, esta es la última vez que vas a hacer eso”. Y fue la última vez. A veces la gente, al prensa, opina que habría que darle otra oportunidad pero, darle otra oportunidad supondría que acabara con el mismo comportamiento, así que… Estas cosas pasan en las bandas y es una pena pero es así… Precisamente hablé con Alan Lancaster esta mañana y, después de los años, se ha dado cuenta de las muchas cosas negativas que hubo durante aquellos tiempos. Ahora, a veces, preguntan si nos volveremos a reunir. Parece ser que para algunos, la reunión de Quo con Alan y John sería un hito en el universo, pero no… nada más lejos de la realidad, eso no sería así y simplemente algunas personas irían a vernos y ya está. No es lo mismo que si Status Quo no hubiese tocado durante 25 años y, de repente, se volvieran a juntar, hemos seguido tocando durante todos estos años con otros componentes y Status Quo ha seguido su curso, con lo cual, no hay esa especie de mito de “la banda que vuelve”, como alguna gente piensa que se diría si Alan Lancaster y John Coghlan volvieran. Es algo que podría pasar pero… probablemente no será así (risas).

Hablando de Alan Lancaster, él estuvo contigo desde los inicios… ¿Qué pasó para que dejara la banda. Si no me equivoco, su marcha estuvo rodeada de cierta polémica…

Pues, las razones principales por las que Alan dejó la banda fueron my similares a las de John Coghlan, bueno, no del todo quizás. Alan y yo nos conocemos desde el colegio y ya entonces empezamos como banda, Al cabo de unos doce años las cosas empezaron a irnos bien, y Rick Parfitt se unió en el 67. Entonces, parece ser que Alan se quedó más en segundo plano, por así decirlo. No porque nosotros hiciéramos algo, o así lo que quisiéramos, sino porque las cosas sucedieron así, simplemente. Principalmente fueron diferencias musicales. Por ejemplo, lo que hemos hablado del álbum Quo, que yo pienso que está muy lejos de ser nuestro mejor álbum. Pienso, sin embargo, que donde realmente llegamos a congeniar juntos fue en On The Level, hay una mezcla bastante rara, interesante diría yo, pero esta vez eran melodías más tipo “pop” digamos, y entonces fue donde más nos llegamos a entender. Pero, por lo general, Alan y yo teníamos diferencias musicales muy evidentes que nunca pensé que llegarían a tanto, al principio incluso era divertido y enriquecedor, pero bueno, las cosas pasan así. Y el caso es que nos conocemos desde que éramos niños, y hablar con él ahora es como… “vaya, qué raro”, pero en realidad, ahora nos llevamos muy, muy bien. Le conozco desde que tenía 11 años y ahora tengo 60. Y sé el tiempo qué es eso…

Bueno, eso parece ser un final feliz al fin y al cabo…
Sí, es un final feliz, de hecho, sí.

¿Cuáles son tus aficiones al margen de la música?

Pues… no sé qué decir. Bueno, suelo ir bastante a disparar, hago mucho tiro skeet pero, normalmente, o estoy en casa tocando o estoy toqueteando algo en el estudio o compongo o… ¡lo que sea! Lo que quiero decir es que siempre hay algo que hacer en este trabajo. Practicar es una de ellas, hay que tocar y practicar mucho todos los días, encontrar el sonido que buscas, etc… La verdad es que, si no necesitara tocar la guitarra, no sé en qué emplearía todas esas horas de mi vida! Así que para contestar tu pregunta… la verdad es que a penas tengo ningún hobbie. Bueno, normalmente cuando vuelvo a casa, me gusta meterme con el jardín, con el coche, me gusta pasar las Navidades con mi familia por supuesto… pero vamos, la mayor parte del tiempo me gusta tocar, me gusta exhibirme delante de la gente, jejeje.

Además del Reino Unido, ¿tienes pensado presentar el disco en directo en otros países?

¡Bien! ¿Cuáles?

Bueno, la primera idea era hacer unos 6 shows o algo así empezando por el Reino Unido pero, una vez empezamos, comenté con uno de los músicos que, la verdad, estaría bien hacer más porque el rollo es muy distinto a tocar con Status Quo y me encanta también. Así que hemos cogido unos cuantos shows en Escandinavia, se ha planteado ir a España, a París por septiembre y después haremos unas cuantas fechas más… Va a ser un poco duro porque mis rodillas se van a resentir, pero mientras aguanten… Me encanta ver a las chicas delante del escenario, me encanta tocar encima del escenario, y eso es una muy buena terapia para mí. Así que para responder a tu pregunta una vez más, sí.

¡Perfecto! ¡Entonces esperamos verte en España pronto!

¡Por supuesto! De hecho, el otro día lo comentaba con uno de los músicos… ¿dónde están las chicas morenas…? ¡en España! Es que a mí no me gustan mucho las rubias, ¿sabes? Y la comida española… Es que tampoco me gusta mucho la comida inglesa. Así que… seguro, pienso visitar España en este tour.

Estupendo, esperamos recibirte pronto. Muchas gracias por todo, ha sido un placer y hasta tu próximo show aquí!

 

NOTAS:

Bob Young, ha sido habitual colaborador en Status Quo desde 1968, ejerciendo de compositor en muchas de sus canciones.

Andy Bown, teclista y guitarrista, es miembro de Status Quo desde 1976.

 

ENTREVISTA LOCKY PEREZ/ASTRID DE LERA – FOTOS: LOCKY PEREZ
 
Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

    1 comentario

  • Ana dice:

    Me encantria conocerlo personalmente!!
    impresionante equipo!!!
    the best music in the world!
    Ana

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.