Entrevista con León Larregui (Zoé) – “Nos gusta más que se nos relacione igual con el rock en español.”

Por , el 22 - 03 - 2011

Los mexicanos Zoé visitaban por quinta vez España, país que acaba de reconocerlos como nuevos ídolos del gran público. ¿Reconocerlos? Si, así es. A pesar de que la banda mexicana lleve una carrera que ya le ocupa más de una década, el público español empieza a dar buena cuenta de su música grácias al recopilatorio titulado “01-10” que se editó hace prácticamente un año en eeste bendito país y donde se podían encontrar las colaboraciones de Vetusta Morla, Enrique Bunbury, Dorian y Annie B. Sweet. A raíz de ese artefacto, se descubrirían grandes trabajos como “Reptilectric” (Emi, 2009) o “Memo Rex Commander y el Corazón Atómico de la Vía Láctea” (Noiselab Records / Emi, 2006), donde grandes las grandes canciones fluían cual humo de incienso. Pero sin duda alguna Zoé ya estaban más que consolidados en Latinoamérica, además de ser unos trabajadores natos que comenzaron autogestionándose en el submundo underground desde que se formaron en 1997, hasta que lograron grabar -por su cuenta y riesgo- en 2001 un primer long-play titulado de manera homónima. Sin contar el material inédito que se registró en 1999 bajo el título de “Olmos“.

Los cambios en la formación (exactamente en la batería) no fueron grandes obstáculos para estos mexicanos que presentan en estos días un unplugged grabado para Mtv y que se llama “Música de fondo“, donde ofrecen su mejor repertorio, solo que de manera acústica y nuevamente acompañados de amigos y colegas de profesion. Todo un experimento para la voz de León Larregui, la guitarra de Sergio Acosta, el bajo de Ángel Mosqueda y la línea rítmica de Jesús Baez y Rodrigo Guardiola a los teclados y batería, respectivamente. Todos ellos -como antes se ha anunciado- estuvieron visitando España para promocionar este nuevo artefacto y ofrecer un showcase en la madrileña Joy Eslava el pasado 9 de Marzo. Tras la resaca del calor recibido por el público español y mexicano que allí se citaron, León Larregui mostraba su faceta de orador. “¿Hace frío hoy, ¿no?“, espetó el vocalista antes de sentarse en la mesa de cierto emplazamiento de la calle Alcalá para desgranar lo que ha sido esta visita y lo que será el nuevo trabajo.

¿Frío? En el concierto de Joy Eslava tuvisteis calor de sobra, incluso gente de México.
¿Tú no tienes frío? [Risas]. Si, si. En el concierto había bastante mezcla de gente.

Tras ver la afluencia de gente, ¿cómo estáis viendo –en retrospectiva- la respuesta del público español en este caso?
Lo que pasó en el concierto fue muy positivo porque había entre un treinta o un cuarenta por ciento de españoles. Esta es la cuarta vez que tocamos aquí, la anterior fue en Rock in Río, aunque eso es diferente porque no fue exactamente en la ciudad de Madrid. Poco a poco sale más gente española que canta las canciones y que va entendiendo a la banda. Estamos muy contentos por eso. Obviamente sabemos que estamos todavía en el “tira y afloja”, pero cada vez aparece más gente y estamos muy contentos por eso.

De hecho lleváis más de diez años tocando y en España se os conoce de manera general desde hace relativamente poco gracias al recopilatorio “01-10”.
Exacto. Esa también es la cuestión. Llevamos una carrera larga de más de diez años, pero en España realmente el primer disco que se editó fue el “Memo Rex Commander y el Corazón Atómico de la Vía Láctea”, que es el penúltimo. Posteriormente fue “Reptilectric” y ahora se editará el “Mtv Unplugged”. Entonces si, la carrera de Zoé en España es corta. Pero ya te digo, es la cuarta o quinta visita, tampoco es que vengamos de manera tan seguida, también somos conscientes de que si queremos armar una carrera más sólida en España tendríamos que venir más seguido. Ese sería el plan. En verano haremos una gira más extensa, haremos alianzas con bandas de acá de la misma manera que nosotros ofrecemos alianza con bandas de México, como un intercambio.

Y evitáis a toda costa que se os denomine como ‘latin music’, que se tiende a relacionar con la música más comercial, tipo Shakira y demás.
Claro, exactamente. Fuera de Latinoamérica, incluso en Estados Unidos, con ‘latin music’ la gente tiene ese concepto de que de alguna forma va a tener un sonido de conga o algo relacionado con folclor latinoamericano. No nos gusta, nos gusta más que se nos relacione igual con el rock en español o con el rock en castellano.

Además que el término ‘independiente’ también se ha desvirtuado bastante.
Totalmente, porque no es un género, se convirtió en un género, pero no es así. Es como en su época el ‘alternativo’, que tampoco es un género. En el caso de ‘independiente’ es una forma de trabajar.

Vosotros lo sabéis bien, comenzasteis trabajando de manera autogestionada.
Exacto.

En general, ¿Qué habéis aprendido en todo este tiempo tanto con la gente con la que habéis colaborado como en vuestra carrera?
Yo creo que cada intervención de algún artista con el que trabajas te deja muchísimo. Hemos tenido la suerte de trabajar con artistas que admiramos mucho. Como también con artistas que son muy jóvenes pero son talentosos, como los que aparecen en el unplugged. Nos sentimos afortunados porque por ejemplo en “Memo Rex Commander y el Corazón Atómico de la Vía Láctea” tuvimos el privilegio de cantar con Tim Burgess, que es el cantante de The Charlatans, y en aquel momento The Charlatans era una de las bandas que más influenciaron a Zoé. Que cantara en una canción era como un sueño hecho realidad.

Luego, en el pasado disco (“Reptilectric”), nuestro amigo Nick McCarthy tocó en ‘Nada’. Así que esa canción ya tiene la guitarra de Nick [McCarthy] y la voz de Enrique [Bunbury]. Enrique es un idolazo en toda Latinoamérica, al cual admiramos mucho desde Héroes del Silencio. Al igual que Babasónicos, que es una banda de una generación distinta a la de Zoé, pero que también admiramos muchísimo y con los que hacemos muchísimas giras. También con Saúl Hernández, vocalista de Caifanes, que cantó en el primer disco de Zoé… Siempre ha habido colaboraciones muy importantes que han dejado huella.

Y con todo lo vivido, os ofrecen hacer un unplugged para Mtv, cosa que solo dan a los grupos más asentados, por así decirlo. Pero es que además pasáis vuestro repertorio eléctrico (y electrónico) al acústico. ¿Fue difícil adaptarse al sonido de este formato?
Fue complicado, pero también fue un reto muy interesante. El explorar para llegar a esa meta fue lo que nos impulsó a hacerlo. Hacer las canciones tal cual, agarrando la guitarra acústica nos daba ‘flojera’. Eso nos dio la pauta para explorar y para meternos en un viaje que nunca habíamos vivido. Fue muy interesante. Para empezar, trabajar con la formación básica (nosotros cinco) junto a otros cuatro músicos, se convirtió como en un grupo nuevo, éramos nueve personas ensayando todo el tiempo, eso nos dio más ímpetu. Aparte que son personajes y amigos muy queridos y muy talentosos. Chetes, Andrés Sánchez, Denise “Lo Blondo” (Hello Seahorse!), Yamil Rezc, que es productor de todas estas bandas nuevas en México… Todo aquello fue increíble, además de poder trabajar con Phil Vinall, productor de toda la vida. Phil es el que guía, es de ese tipo de personas que si te lleva a un cuarto oscuro el va delante con una linterna abriendo camino. Digamos que es el líder de la exploración [risas].

Expedicionario musical, como diría Dylan.
Exacto [risas].

La mejor muestra está en ‘Soñé’, que es el corte que se ha presentado como single de este unplugged. En formato acústico presenta un aire más tranquilo, como balada, además del toque que le da la voz de Denise Gutiérrez “Lo Blondo”. ¿Os gustó este resultado final?
Si, el resultado de estas cosas fue surgiendo por la exploración. Por ejemplo, Denise solo iba a cantar la canción ‘Luna’, pero al final se quedó casi en todas. Canta en nueve canciones del unplugged. Se convirtió en un emblema del show porque le da una dulzura a todo, vino a endulzar con su voz, que es preciosa. Y así fueron sucediendo “accidentes” de ese tipo que fueron marcando la dirección y el concepto de este unplugged. Cuando se publique verán que la batería de Rodrigo [Guardiola] parece un puesto de mercado de pulgas, porque hay una maleta, charolas, cacharros, hay también una jaula de pájaros como si fueran platillos, un bombo de no se cuantas pulgadas, una silla… fue una locura. Es que siempre estábamos acostumbrados a buscar “sónicamente” a través de la manipulación del sonido a través de máquinas, procesar el sonido. Y en este caso como era la exploración acústica, que más bien era la búsqueda de algo que sonara interesante y que no tenían que ser necesariamente instrumentos musicales, cualquier cosa era válida. ¡También hay una máquina de escribir de hace percusión! Son muchas cosas las que jugaron un papel interesante en la percusión.

¿Algo así como volver a los inicios?
Más bien como desnudarse y jugar como un niño con cualquier cosa que hiciera ruido. Encontrar una forma de expresión.

Incluso hay una canción inédita, ‘Labios rotos’.
Si. ‘Labios rotos’ es una canción que estaba en el baúl de las canciones nuevas y como tiene un tinte así como de bolero quedaba perfecta para quemarla dentro del unplugged.

Me consta que la gira de presentación será prácticamente igual a como se muestra en el unplugged.
Haremos una gira que será única y donde solo haremos esto. Ahora vendrá México y un trozo de California. Se sumarán también Centroamérica y Suramérica. El formato será con todos los músicos que estuvieron en el programa del unplugged, obviamente será sin Enrique [Bunbury] y sin Adrián [Dárgelos] (Babasónicos) que tienen sus agendas llenas de proyectos. Pero todos los demás van a estar. Incluso andaremos de arriba para abajo con el circo. Digo que será único porque no se va a volver a repetir. Va a ser una gira que se acaba y no se va a repetir.

Entonces para el siguiente disco (que todavía queda) seguirá sonando la electricidad y la electrónica que lleváis.
¡El siguiente disco! [Carcajada]. Si, será así, aunque te puedo decir que todo este viaje del desenchufado nos ha dejado muchísimo como músicos y seguramente dejará huella y se notará en el nuevo disco. Nos hizo cambiar y crecer como músicos.

Estrictamente acústica, dejarás aparcada la Rickenbacker…
Estrictamente, va a ser duplicar lo que pasó ese día. Bueno, duplicar no sería correcto porque serán muchísimos conciertos [risas], replicar –más bien- lo que pasó ese día. Ahí toco la guitarra acústica, la verdad es que la toco muy mal…

¿Crees que tocas mal la guitarra?
Si, porque soy más compositor que instrumentista. Pero la toco como en dos canciones y ya.

Pero hay quién la lleva aunque sea para posar o para… ¿ligar? No creo que te metieras para eso.
¿Para ligar? No, no, para nada [risas]. Igual el ingeniero me pone el volumen bajito [carcajada].

Queda claro que Zoé tendrá más miras al futuro.
Si. Antes de que nos ofrecieran hacer el unplugged, nosotros llevábamos desde el año pasado trabajando en el nuevo disco. Se interrumpió porque nos parecía que valía la pena hacer esto y que nos podía dejar mucho. Pero ahora reanudaremos el trabajo con el nuevo disco que pensamos sacar en Marzo de 2012. Entonces estamos enfocados a hacer primero esta gira y después eso, acabar y meternos de lleno al nuevo disco.

Y ya sin duda alguna, la repercusión será infinitamente mayor, porque se os conoce más.
Pues eso esperamos. Es por esa razón por la que aceptamos hacer este “Mtv Unplugged” porque pensamos que de alguna forma nos podía ayudar a homogenizar lo que pasa en México con otros lugares. Es un buen vehículo de promoción.


Entrevista realizada el 16/02/2011 por Charly Hernández
Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.