Entrevista con Néstor (vocalista de Olvido): “Somos una catarsis de sonido oscuro y melódico”

Por , el 15 - 07 - 2010

 


Olvido4

 
Olvido, proceden de la localidad catalana de Roses y Neurosis De Destino es su álbum debut. La formación está compuesta por Dani (teclados), Terry (guitarra), Nacho (guitarra), Ernest (bajo), Alfred (batería) y Néstor (vocalista). Hablamos con este último para conocer más a fondo las características del disco y las singularidades de una banda cuyos argumentos estilísticos encajan dentro del metal gótico.

 

Neurosis de Destino es vuestro debut discográfico. Cuéntanos las circunstancias que habéis tenido que afrontar desde vuestros inicios hasta conseguir entrar en un estudio. Supongo que requerirá un gran esfuerzo…

No creo que nuestra historia difiera mucho de la de otros grupos que ahora mismo están en nuestra situación o que esperan estarlo en breve: Llegar hasta donde hemos llegado supone una gran perseverancia (muchas veces conjurarse del modo “esto lo haremos por cojones, sí o sí…”), una gran capacidad de toma de decisiones, algunas dolorosas, otras a tumba abierta, tener fe en el proyecto, asegurarte esa fe con un gran control sobre el mismo, y luchar contra viento y marea en esos muchos momentos en los que parece que todo y todos se hayan puesto de acuerdo en hacerte fracasar… a pesar de que algunos de nosotros somos supersticiosos, somos del parecer de que cada uno se forja su destino y que la suerte no se encuentra sin buscarla. Creo que Neurosis de Destino es hijo de una mezcla de obcecación y visceralidad que ha llevado a Olvido a empezar a recorrer esta senda: A pesar de lo que algunos puedan pensar, el juego realmente empieza ahora y vamos a disfrutar con la partida.

¿Cómo se desarrolló el proceso de grabación. ¿Llegasteis con las ideas claras de lo que queríais o, una vez en el estudio, las madurasteis? ¿Quién tiene más peso específico en el aspecto compositivo? ¿Cuál piensas que es la parte más difícil del trabajo en estudio?

Llegamos al estudio con el 90 por ciento de las ideas muy claras: antes de entrar en Musiclan habíamos grabado todo el proyecto en una demo en el local de ensayo, a fin de pulir todos los detalles. El tiempo de grabación y el orden también fueron programados minuciosamente: fuimos concentrados y dispuestos a que, por nuestra parte, no hubiera ningún contratiempo. Para un grupo como nosotros, entrar en un estudio esperando la inspiración y amparándote en la capacidad de improvisación es un movimiento que puede costar muy caro, económica y mentalmente, y que puede repercutir muy negativamente en el producto final. El 10 por ciento restante sí lo dejamos al feeling del momento, sobretodo en el apartado de mezclas y post producción, y esa, sin duda, fue la parte más difícil: decidir cómo queríamos que sonara el disco globalmente. En cuanto al peso compositivo, Terry y Dani son habitualmente los que arman el esqueleto y los demás le ponemos las vísceras, la carne y la piel. Finalmente, entre todos lo dotamos de alma.

Parece ser que en la actualidad es necesario acudir a un estudio escandinavo para completar una producción con garantía de buen sonido…
Supongo que también depende, como en nuestro caso, de esa atracción e ilusión casi infantil de querer pisar el terreno que pisan nuestras bandas predilectas y, además, trabajar con gente de probado prestigio internacional. En su momento, surgió espontáneamente ponernos en manos de los Studio Fredman de Goteborg, y cuando tuvimos el master en nuestras manos ¡volvimos a ser felices adolescentes por un tiempo!
Desde luego Henke y Fredrik pusieron toda la carne (y suponemos que el vodka) en el asador y nos dieron un resultado mejor del esperado y del que estamos muy contentos. Años ha, existía la creencia de que en España sobraban buenos estudios y faltaban buenos productores de rock duro y metal, pero no creo que hoy en día sea ese el caso.

 


Olvido3

 

Describe cómo es la música de Olvido ¿dónde crees que encaja mejor vuestro estilo?

Para mi es un ejercicio bastante complicado intentar definir algo de lo que formo parte. Siempre he tenido la esperanza que fuera la crítica especializada la que resolviera este misterio en algún momento, algo así como “ah… de acuerdo: estamos dentro de este estilo”. Quizás sea el reflejo inconsciente de la incapacidad de los propios miembros del grupo por encajar en algún lugar definido en el mundo. Una de las gracias de formar parte de Olvido es que siempre queremos dar un paso más para poder averiguar de una vez por todas “qué somos”. Como podrás suponer odiamos las etiquetas aunque entendemos que son del todo necesarias, un mal menor. Creo que nos sentimos cómodos con la etiqueta de “rock metal gótico”, aunque haya mucho más. Olvido es una catarsis de sonido oscuro y melódico que bebe de muchas fuentes y tendencias, todas ellas nada festivas. Por decir algo.

Sois una banda en la que las letras tienen bastante protagonismo. Como vocalista, supongo que te encargarás de escribirlas, ¿cuáles son los temas que abordáis y cómo es tu forma de encarar su creación, cómo surge la inspiración?

Escribir las letras es una tarea compartida, aunque Terry y yo mismo seamos los que más contribuimos en ello, además de encargarme de dar los últimos retoques a las letras o pasajes que escriben los demás, con la confianza que nos une. Los temas que aborda Olvido son casi siempre complejos puesto que tratan de la propia complejidad humana, y no siempre una sola letra trata de un único tema: Sentimientos y sensaciones, intuiciones e introspecciones, espiritualidad y cierto grado de profecía, nostalgia, desamores, pérdidas irreparables, la resignación, pasiones oscuras y prohibidas, la culpa, la justificación de los medios por el fin, los secretos… desde luego no somos un grupo que hable demasiado de salir, beber, liarla y ese tipo de cosas (pero si alguien quiere acusarnos de beatos, va bastante desencaminado).
Personalmente soy incapaz de escribir algo que no sea digno de acabar en la papelera si no estoy cargado de motivación e inspiración: A veces es tan sencillo como impregnarme de la música a la que debo poner letra, otras veces basta con unas copas y una buena conversación al lado del fuego o en la intimidad de las sábanas; la lectura también me proporciona fuentes de inspiración (Neurosis de Destino incluye referencias a Poe, al texto sagrado hindú Bhagavad Gita, a la Bíblia y los evangelios apócrifos, e incluso al mundo del cómic, por poner solo algunos ejemplos variopintos…). Otras veces la inspiración aparece de la privación del sueño o, al contrario, de sueños. Con la idea en mente y algún verso suelto, todo empieza a cobrar forma y sentido: sin duda no hay mejor forma de escribir una letra que ser sincero con uno mismo.

 


Olvido2

 

Es evidente que vuestras letras buscan despertar la imaginación del oyente, no son nada directas. Intuyo ciertas connotaciones religiosas en algunas…

Intuyes bien. La religión y el culto a fuerzas cósmicas, intangibles más allá de los actos de fe y las causalidades, han acompañado al hombre desde mucho antes que éste tuviera la capacidad de poner sus dogmas por escrito. Hasta aquí nada nuevo bajo el sol. En la historia reciente la religión no sólo nos ha procurado siglos de conflictos cuyo único fin ha sido legitimar a uno u otro grupo en liza para poder imponer su propia denominación a una deidad universal conocida como Dios, Alá o YHW (conflictos que, dicho sea de paso, son mucho más materiales que la mera religión, a la que siempre resulta providencial y expiatorio culpar de todos los males del mundo), si no que ha hecho mucho más que eso: Ha esculpido nuestra moral a niveles muy profundos e inconscientes. Nuestra cultura occidental se nutre de la moral judeo-cristiana: Puedes apostatar, declararte ateo, colgarte un anticristo o hacer libaciones en honor a cualquier dios muerto y olvidado que te plazca, pero cuando tu conciencia llame a la puerta y te haga sentir culpable por algo que hayas hecho, podrás darle las gracias a milenios de cristianismo, judaísmo e islamismo, puesto que la inmensa mayoría de nosotros hemos sido educados diariamente, directa o indirectamente (no hace falta haber ido a la iglesia cada domingo, ni mucho menos…), sobre esas bases. Sustraerte de ello es harto complicado y jamás se consigue hacerlo en su totalidad, ya que para ello deberíamos reeducarnos partiendo de cero. Volver a nacer en un entorno totalmente diferente.
En definitiva, la religión nos ha hecho tal y como somos, “a su imagen y semejanza” y, por tanto, nuestros sentimientos, deseos, pensamientos y anhelos ocultos le pertenecen y de ellos somos esclavos. Puesto que Olvido ahonda en los sentimientos humanos, sobretodo en los más oscuros, es lógico que la religión tenga en nuestras letras un papel presente y que usemos diversas deidades como arquetipos de las conductas humanas, tal como fueron imaginadas en tiempos pretéritos.
Por otra parte nos encanta el misterio y el misticismo, las profecías y las verdades superiores y ocultas: ¿Qué mejor campo de cultivo que la religión y la espiritualidad para encontrarlas y reflejarlas? Actualmente la sociedad avanza hacia un futuro incierto, material y de alentadas conductas psicopáticas, aparcando los sentimientos, las intuiciones y la conciencia de manera burdamente violenta… las religiones organizadas están cavando su propia tumba y con ellas, desgraciadamente, han arrastrado la espiritualidad, una característica inherente y fundamental del ser humano.

¿Hay alguna canción del álbum de la que te sientas más satisfecho por algún motivo especial?

Mmmm… me siento como tener que elegir a qué hijo quiero más y hacerlo público. Quizás “Eterno”. Aunque supongo que no será uno de los temas más populares del disco me encanta su dureza, sus tintes decididamente underground, y su letra hermética y decadente. Guardo muy buenos recuerdos del momento de su composición, de la primera vez que lo tocamos entero y se nos quedó esa cara de “¡Uau! Esto es bueno, tíos…”.

 


Olvido5

 

Me ha llamado la atención, De Cadenas Lentas y Amores Caídos con esos teclados setenteros de sonido hammond que le dan un toque diferente…

Dani es un teclista y compositor muy polivalente y de un gran gusto musical. Nos apetecía mucho hacer un guiño a esos grandes grupos de los 70’s como podrían ser Deep Purple o Led Zeppelin (sin olvidar a los Black Sabbath: sin duda te habrás dado cuenta de lo sabbáticos que son algunos riffs de ese tema), puesto que a todos nos hechiza el feeling, el concepto, la imaginería y la musicalidad de esa época dorada del rock, así que propusimos usar hammond y a él le encantó la idea dándole forma. Luego Alfred le metió ese ritmo en shuffle bluesero al pasaje y fue providencial. Realmente estamos muy satisfechos con el tema, por lo evocador que es hacia esos tiempos pasados y por lo movido y divertido que nos resulta tocarlo en directo. No todo tiene que ser oscuridad y depresión.

¿Quienes dirías que son los vocalistas que han influido en tu aprendizaje, en tu forma de cantar?

Muchos cantantes nacionales e internacionales han puesto su granito de arena en mi forma de cantar desde que inicié mi andanza por el mundo del rock y el metal. Te podría citar a Nick Holmes (Icon es uno de mis discos favoritos), Bruce Dickinson (me encanta su discografía en solitario y, además, tuve oportunidad de conocerle junto a Terry en una anécdota de esas que se cuentan en una barra y nadie te cree), Phil Anselmo, Glenn Danzig, Eddie Vedder (sí, supongo que suena algo raro…), ICS Vortex (una verdadera epifanía) y el recientemente malogrado Peter Steele (tengo toda la discografía oficial, singles, directos piratas, promo tapes… incluso de la banda pre-TON, Carnivore; una verdadera lástima y un destino cruel para mi cantante y frontman favorito. Mi pregunta ahora es si aparecerá algún álbum póstumo con rarezas y temas inéditos… ¡tiene que ser mío!). Del panorama nacional Enrique Bunbury y Marc González han sido mis principales espejos.
Supongo que todas estas influencias, más algunos dejes personales que han ido surgiendo inconscientemente, son las que me han dado esta manera de cantar, curiosa según me cuenta la gente que nos escucha, aunque yo sea incapaz de verlo así.

¿Cómo observas la actualidad del rock estatal, piensas que evoluciona de forma positiva o crees que son necesarios algunos cambios?

Tengo el pálpito que, por fin, el panorama del rock y el metal estatal se está acercando a Europa y se está abriendo a las “nuevas” tendencias, caminando lenta pero inexorablemente hacia la meta de reducir esos diez años que históricamente nos separan de lo que sucede en el resto del mundo en ese aspecto. Por fin hay quienes son capaces de separar el rock urbano del metal, de no meter toda la música con guitarras distorsionadas en el mismo saco de “heavy metal”, de atreverse a escuchar letras en castellano que no tengan la protesta y la política como único argumento, de descubrir nuevos grupos y tendencias más allá de algunos dinosaurios que ya tienen poco o nada que decir pero siguen ahí ocupando un lugar en el panorama que le pertenece por derecho a nuevos grupos emergentes con ideas y conceptos frescos. Creo que, por fin, la gente empieza a ser selectiva y a buscar activamente grupos y estilos que satisfagan plenamente el gusto musical que persiguen… aún así, hay mucho camino por andar y eso no sólo implica a los seguidores, sino también y, especialmente, a medios, discográficas y a los propios grupos.

En vuestro caso particular, todo el tema de Internet, las descargas ilegales, etc., ¿ha resultado positivo o negativo?

Supongo que hemos llegado en un relativo mal momento, por tratarse de una época de cambio en que aún no logra imponerse un modelo claro y las formas de edición y distribución clásicas se solapan con las más actuales, con muchas preguntas sin respuesta y círculos viciosos: ¿Publicar LP’s, EP’s o retornar a los singles?, ¿En soporte físico, en la red, o ambos?, ¿Gratis, pagando… pagando qué y en qué suma?… etc…
No se si Neurosis… está colgado en la mula (prefiero no mirarlo), pero sí tenemos constancia de que a partir de cada disco que vendemos se generan varias copias piratas: Por un lado, como grupo novel, esto beneficia enormemente nuestra expansión pero perjudica seriamente nuestros medios para seguir componiendo y publicando música (por no hablar ya de la consiguiente pérdida de calidad de audio de las copias piratas); hay que tener en cuenta que no se trata de una demo para promoción, si no de un trabajo en el que además del grupo han participado varios estudios de grabación, técnicos, promotores… diversos estamentos de producción musical que tienen un coste monetario elevado, el cual es sufragado en parte gracias a la venta de discos.
Particularmente sería partidario de “liberar” la descarga gratuita de un trabajo una vez se han cubierto unas ventas y cargos mínimos que permitan al grupo seguir creando… en fin, se han vertido ríos de tinta sobre el tema y no tengo una gran historia o idea que contar al respecto. Confiaremos en que el mundo del metal siga plácidamente en crisis como hasta ahora y atesore entre sus seguidores a más compradores compulsivos, detallistas y coleccionistas que cualquier otro género musical (doy fe que yo mismo y los miembros de Olvido nos encontramos entre ellos). Amen.

 

ENTREVISTA REALIZADA POR LOCKY PEREZ
 
Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.