Festival En Vivo – Getafe (Madrid) – Día 1 – 30/09/2010

Por , el 04 - 10 - 2010

 

30 de septiembre de 2010… llevábamos tanto tiempo esperando que llegase este día que, al despertar, parecía mentira que realmente fuese ese día. Cientos de personas llevaban esperando que llegase este jueves, preparando mochilas, neveras, coches y furgonetas, colchonetas, tiendas de campaña… Cientos de personas guardaban como oro en paño un simple papel convertido en abono o entrada, que les abriese las puertas del Festival Getafe En Vivo.

 

En esta ocasión acudíamos a este festival como redactores, con lo cual, el sólo hecho de no tener que estar pendientes de la cámara, de las luces, de la obturación y del ISO, nos hacía sentirnos raros pero, al mismo tiempo, saber que sería un concierto, un festival, totalmente distinto. Y, con sólo un día a nuestras espaldas, podemos decir que lo ha sido… Hemos podido “colarnos” entre la gente, comentar con ellos los conciertos, conocer personas que venían de todos los puntos de España y del extranjero… Un rollo y una forma de vivir un festival totalmente distinto a lo que una servidora esta acostumbrada desde que se dedica a esto.

 

Mientras íbamos camino del recinto (tras sufrir tremendo atasco) era curioso observar a muchos chavales que, tienda de campaña y saco a la espalda, caminaban contentos hacia la zona de acampada, dispuestos a darlo todo en este festival. Con muchos de ellos pude hablar a lo largo de la noche y era curioso escucharles decir: “sabíamos que estaba en la otra punta de Getafe y que sería complicado llegar pero te aseguro que nunca disfruté tanto de una larga caminata. Estamos aquí, por fin!

 

Dejaré de lado los momentos de espera para recoger la acreditación, los “no estás en la lista” que retrasaban a todos (aunque siempre traen algo bueno como el haber conocido en la espera a los compañeros de Tele K, bien majos ellos), los despistados que se acercaban a prensa a que les pusieran la pulserita por el abono… Dejaré de lado todo eso para introducirnos en un recinto espectacular (por lo grande, sobre todo) que, a esas horas (entre las 15:00 y las 16:00 de la tarde) estaba más bien medio vacío, lógico por otro lado.

 

 

Éramos pocos pero hacíamos ruido suficiente como para que Falsa Monea saltase al escenario bajo un sol de justicia a las 15:20 de la tarde y diese comienzo a la fiesta. Tras ellos, el escenario se llenó de los ritmos de una de las bandas revelación de los últimos años; 84 que, de ningún modo, se amedrentaron ante la falta de público. Son lógicas las quejas de aquellos que comentaban que había conciertos a unas horas que no venían a cuento pero, es de entender que, meter a tantos grupos y organizarlo de forma que todo cuadre, te lleva a escuchar a El Combolinga a las 18:00 de la tarde, con su música arrabalera y desvergonzada que hizo mover los primeros cuerpos de un público que, poco a poco, iba entrando en materia.
Muchos nos preguntábamos si la poca distancia entre el escenario 1 y el escenario 2, y lo comprimido de los horarios, no haría en algún caso que dos sonidos se solaparan. Hubo un segundo de acierto en esta premisa cuando, mientras Combolinga tocaba uno de sus temas, del escenario vecino se escucharon unos acordes. No fue a más, porque simplemente se trataba de una prueba (breve) de sonido.

 

 

Una docena de pasos a nuestra izquierda y ya, estábamos ante el escenario 2 y ante el grupo Goar Cicatriz que, con un pollo de plástico sobre el escenario hicieron gala del buen rock del que son capaces estos madrileños. Sin duda un concierto potente, entregado y entretenido, cuanto cabe. Así se las gastan estos Cicatriz que, sin duda, ganaron adeptos en la tarde de ayer.

 

 

Unas cuantas canciones más tarde (lo que viene siendo una hora después) se apagaban las luces del escenario 2 y se encendían las del 1 para que pudiésemos disfrutar de Calaña que, con su fusión de flamenco / rock, hizo que las caderas volviesen a moverse a ritmos rumberos y sin parangón mientras que, a pocos metros de allí, el escenario 3 se llenaba de sonidos metaleros que salían de los instrumentos y la voz de los alcalaínos A Palo Seko.

 

 

En esta ocasión no podíamos estar en todo y optamos por hacer lo que hicieron muchos, es decir, medio concierto de un lado y el otro medio del otro. Una mezcla de flamenco, rock, metal, punk que hizo nuestras bocas agua. A Palo Seko son perros viejos en esto de la música y se nota que disfrutan haciendo lo que le viene en gana sobre el escenario. ¿Que hay que mandar un recadito al gobierno?, se le manda. ¿Qué hay que dar un toque a Telemadrid?, se le da un toque. ¿Qué hay que hablar de la huelga?, pues los A Palo Seko no se callan. Auténticos donde los haya, es una gozada disfrutar de sus directos.

 

La noche pintaba de lujo para seguir disfrutando y la explanada de cada escenario cada vez contaba con más gente. Se notaron las horas que eran, los que llegaron tarde, los que venían del trabajo… Tanto que, Koma, Saratoga, Poncho K y Albertucho, pueden decir que llenaron sus conciertos (si es que se puede llenar un espacio tan “abierto”). Si bien es cierto que a todos y cada uno de los que estábamos allí se nos hizo corto el concierto de Saratoga. Al finalizar daba la sensación de que faltaba mucho más por escuchar, mucho más por ver pero, terminó ahí y nos quedamos con un regustillo entre dulce y salado en la boca.

 

Por nuestro lado, la cobertura de este primer día de Festival terminó con Obus que, como siempre, rompieron el escenario con la mejor cosecha de Hard Rock de la noche.
Para los más atrevidos y, sobre todo (para qué lo vamos a negar), para los que no tenían que trabajar hoy temprano, aún les quedaban más de seis horas de música, de la mano de Narco y de los cuatro grupos Tributo que fueron los encargados de cerrar el recinto tras llenarlo de música hasta, casi, las ocho de la mañana.

 

Dejaré para luego las anécdotas que me guardo en el bolsillo: los baños de tías y tíos, una argentina sirviendo cerveza llamada Julieta, los tickets y las púas del refrigerio, la polvareda (demasiado polvo y, en algunos caso, demasiada arena)…
Terminaré diciendo que para ser el primer día de un festival principiante, todo salió sobre ruedas. Y, cómo no… hoy toca mucho más

 

Texto: Toñy Espada
Fotos: Tom Hagen
Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

    1 comentario

  • En estos pasados meses CALAÑA ha continuado con su gira de presentación de su segundo disco ‘A Cal y Canto’ (La Matriz Records/Warner Music 2010) por toda la península (ver gira abajo) y al mismo tiempo la banda ha estado trabajando en un nuevo video del tema “Cuarto Creciente”. La propia elección del tema fue ya difícil para el grupo, pero basándose en comentarios de seguidores de la banda y viendo la gran acogida que el citado tema estaba cogiendo en sus directos, sin duda “Cuarto Creciente” fue la mejor elección para comenzar a trabajar la idea de un nuevo y sorprendente videoclip.

    El video ha sido dirigido por prestigioso director Vicente Linares (2 nominaciones a los premios Carlos Gardel 2010) y la productora cinematográfica Buen Día Cine. Vicente Linares ha trabajado con artistas de la talla de Andrés Calamaro, Fito Páez, Ariel Rot o Loquillo, así como en diferentes campañas de publicidad y varios documentales.

    Para esta ocasión CALAÑA han apostado por un video diferente-personal a la vez que multicultural- y sobretodo manteniendo la inspiración, ritmo, buen rollo y el colorido que transmite la propia canción.

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.