Festival En Vivo 2012 – Rivas Vaciamadrid – 27, 28 y 29/09/2012

Por , el 10 - 10 - 2012

Nueva edición del festival En Vivo, esta vez en la localidad de Rivas Vaciamadrid, en las afueras de Madrid, y nuevo éxito de público, con 55.000 entradas vendidas. Este año el evento central sobre el que giraba todo era la esperada vuelta de Extremoduro a la capital, y para la gran mayoría de los asistentes el resto de formaciones no fueron sino un sinfín de teloneros hasta la actuación de Robe Iniesta y sus secuaces, sin contar con lo “sospechosos” que eran los cabezas de cartel internacionales de los dos primeros días, de buen nivel musical, pero muy por debajo de lo que un evento de esta magnitud debería tener.

El jueves la lluvia se hizo notar a ratos, y ensombreció las actuaciones de bandas que necesitan del buen rollo general para tener éxito, sin embargo, The Locos consiguieron hacer bailar al ritmo del ska de sus canciones reivindicativas, que suponemos que dejaremos de escuchar en directo por un tiempo dada la anunciada vuelta de Ska-P para 2013. Yosi siempre hace de Yosi, y en ocasiones esto significa actuaciones alejadas de cualquier profesionalidad, letras que no recuerda, estrofas que no canta o algún curioso déjà vu respecto al año pasado: “¡buenas noches Getafe!”. Siempre hay algún momento emocionante en los conciertos de Los Suaves, pero cuando el tiempo o el horario no ayudan, con su cantante en ese estado pasan a ser un grupo mediocre.

Plato fuerte del primer día, Soulfly, con sesenta minutos de tiempo que a priori parecían pocos y al final se hizo largo. Max Cavalera estuvo más preocupado en arengar a las masas que en cantar bien y un volumen excesivo de la batería deslucieron una actuación que también contó con buenos momentos durante algunas canciones como ‘Back to the Primitive’ o ‘Refuse/Resist’ de Sepultura.

El segundo día fue el día de la lluvia, constante, incómoda y plomiza, pelear entre chubasqueros mientras el litro de cerveza no deja de aguarse no es lo mejor para disfrutar de la música. Menos mal que también es constante Rosendo, que con sus fieles compañeros lleva años sin bajarse del notable, incluso a remojo suenan potentes y certeras ‘Different, eso sí’, o ‘Fuera de lugar’, además de las inmortales ‘Flojos de pantalón’ o ‘Masculino Singular’.

También entre el diluvio tocó Kiko Veneno, siempre correcto y con su ‘Joselito’ a cuestas, o Celtas Cortos, a los que se les vieron muchas carencias, desafinados y con pocas ganas, ante un público bastante desanimado de por sí.

Bad Religion fue la única banda que consiguió calentar un poco el gélido ambiente que la lluvia provocó, con sus pildorazos punkrockeros y pese a demasiada charla (si el público se está mojando id al grano colegas). ’21st Century Digital Boy’, ‘You Are’, ‘Infected’ o ‘Generator’, una sucesión de diversión en pequeñas dosis, muy disfrutables incluso ante chaparrones bíblicos.

El último día salió el sol y se estrenó Enrique Villarreal con su nueva denominación, su apodo de toda la vida, El Drogas, donde condensa su experiencia vital en Txarrena (‘Azulejo frío’, ‘Todos los gatos’), La Venganza de la Abuela (‘Cerocomasiete’, ‘Fue 24D ¿y qué?’) y, por supuesto, Barricada, con los temas más celebrados por un público por fin en efervescencia. El lenguaje musical de sus nuevos compañeros es muy diferente a los de su antigua banda, y suenan más al grano, más hardrockeros, realmente frescos. Buenas noticias para el sufrido panorama estatal.

Y Robe llegó, con su inseparable Iñaki “Uoho” Antón y dos horas y media de set por delante ante un auditorio Miguel Ríos repleto. Una actuación separada en tres actos, con la sección central empleada en tocar íntegramente La ley innata, único momento en el que el público respondió de forma tibia, dado el fanatismo histérico que se vivió en el resto de legendarias canciones.

Extremoduro han alcanzado una madurez excepcional, superviviente de incontables rumores de muerte por sobredosis y/o enfermedades venéreas, Roberto Iniesta, el poeta de las amapolas, la luna, las drogas, la soledad y el amor esquivo ha conseguido que sus textos sean exorcizados por miles de individuos mientras conseguían la mejor calidad de sonido de todo el festival.

Un año más el En Vivo se convierte en un éxito de público, en su haber la apuesta a caballo ganador con Extremoduro, en su debe la repetición de formaciones año tras año, que hacen felices al gran porcentaje de primerizos festivaleros que congregan, pero que restan alicientes a muchos otros aficionados.


Texto: Rafael Mozún
Fotos: Tom Hagen y David Durán, cortesía de LTI
Tags: , ,
Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.