Get Well Soon – La Casa Encendida (Madrid) 2/05/2010 – El hechizo de la mirada interna

Por , el 11 - 06 - 2010

getwellsoon

 
Venían a presentar su último trabajo, su segundo disco grande ‘Vexations’ (2010), un disco doble ambicioso a la par que bien notable. Era la primera visita a Madrid de la banda alemana Get Well Soon, y desde el primer momento consiguieron conectar con el público, pese al calor sofocante del patio de La Casa Encendida y un estilo introspectivo, oscuro, grandilocuente, pero que cala hondo por la franqueza de la propuesta. Impregnaron el espacio de una atmósfera especial, con ese impulso de pop-folk orquestal repleto de clasicismo bien entendido, no forzado. Liderados por Konstantin Gropper, un compositor con talento que contribuye al panorama con música rica en matices, volátil, visceral y terrenal, con un gran influencia del pop más orquestal, del dramatismo, de la épica, y fuertemente inspirado en la estética del romanticismo alemán y en esa mirada a la psicología, a la diversas manifestaciones del alma. Conjugan ese poder evocador de las músicas pop, con un alto dosis de ideario ilusorio, aires de fábula con un cariz intimista. Un sexteto mágico, (batería; bajo; guitarras; violín y coros; teclados; guitarras y voz), que entiende de dotar una capa épica a su música, de imaginar parajes sombríos, de dar voz a esa alma acallada.

 

Su repertorio se centró en su último trabajo, logrado, brillante y sorprendente con canciones como “We are free”, un canto intenso, “We are ghosts”, con la incipiente realidad confusa, la leve tranquilidad de “Red nose day”, ese despertar que es “A voice in the Louvre”, la intensidad liberadora de “5 steps 7 swords”, con ese susurro deslizante y el crescendo de los metales, o “Angry young woman”, un single redondo con un inicio abrupto que deriva en un toque clásico para recurrir a la épica más cautivadora. Pero también recuperaron joyas de ‘Rest your head so you will get well soon’ (2007), como la excelente versión de Underworld “Born slippy (Nuxx )” o “I sold my hands for food so please feed me”. Get Well Soon poseen una intensidad que recuerda a los inicios de Arcade Fire, los ambientes embriagadores de Thom Yorke, la desnudez rabiosa de The National (quizás porque la voz de Gropper recuerda a la de Matt Berninger). Get Well Soon son una banda a tener en cuenta porque suenan creíbles, sinceros, porque sus armonías tienen gancho, sus melodías elevan el preciosismo a la enésima potencia, y porque sus fantasmas nos conmueven, porque son comunes al resto de los mortales. Sus pequeñas postales sonoras, con cierta niebla y ese poder oculto, tenebroso, se instalan en nuestros sueños, acompañan nuestras pesadillas o ese pesar y lamento que en ocasiones se instala en nuestra vida. Nos hechizaron en directo con una actitud sobria pero eficaz y sobre todo con unas piezas que respiran vida más allá del dolor del vivir. Necesitamos dosis para ‘ponernos bien pronto’, mirarnos un poco al ombligo, escuchar, aliviar el dolor y mirar al futuro con el brillo en nuestra mirada.

 

Texto: Andrés Castaño
 
 
 
Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.