God help the girl

Por , el 29 - 06 - 2009

 

god-help-the-girl1

 

No eran tan geniales ni la película de Todd Solondz , “Storytelling”,ni la banda sonora que para ella hicieron los casi siempre impecables Belle And Sebastian, un grupo que guarda joyas que tienen igual peso en sus numerosos singles que en sus siete álbumes de estudio más la sesión que para la BBC realizaron hace un año.

 

Pero, mientras la legión de sus ansiosos seguidores, (aquellos que alabarán sin tregua canciones inmarchitables para el pop europeo como “Like Dylan in the movies”), esperan su nuevo disco de estudio tras el más que notable “The life pursuit”, pueden tararear sus primaverales canciones de esta futura banda sonora, que Stuart Murdoch ha compuesto para la película que se comenzará a rodar en 2010. Y ojito que el señor Murdoch y sus colaboradores han fabricado un clásico.

 

Entre sus varias colaboraciones, se encuentra la de ese crooner creador de esas impecables y maravillosas canciones llamado Neil Hannon, líder de The Divine Comedy, que deja su impronta en “Perfection as a Hipster”,cantando como tan bien sabe. ¡ Cuánta clase tiene, señor Hannon!.

 

Pero el disco recuerda a los álbumes pretéritos de Belle And Sebastian, donde la voz femenina era la protagonista de ese universo de dulces melodías y naturaleza amateur. Ocurre en la herencia del grupo, que se desvirtúa con instrumentos de viento y cuerda en algo más folk para reforzar ese carácter de suntuosidad afable de “Act of the Apostle”.

 

La reproducción orquestal que hacen en esa genialidad que da título al disco es más identificable con la herencia que los escoceses hacen de su música. De ahí que parezca fácil seguir por el camino tan trillado del grupo, con el dueto de “Pretty Eve in the Tub”, narrando más que cantando, esos cuentos que parecen salidos de libros con ilustraciones de colores desgastados por el perfume de lo clásico.

 

También tienen otro rato para aparcar su gusto por el jazz en la breve “A United Theory” y trasladar una balada de cuerpo y alma del sentimiento que les une a su grupo madre en un tono tan pianístico como de evocación capital en el carácter de esa música que tan bien saben practicar, con esas suaves melodías orquestadas hacia los lugares comunes del grupo en “Hiding neath my umbrella”. Y quién iba a decir que la auténtica joya vendría del calco que se hace de una de las gemas de “The life pursuit”: “Funny little frog” se revisita de tal manera que incluso Feist o Joan as Police Woman no podrían cantarla mejor. Lo mismo sucede con “I just want your jeans”. “Funny little frog” suena perfecta, no parece una imitación y, si lo parece, es igual de buena que la original. Increíble.

 

Y así, Stuart Murdoch ha ilustrado otra colección de cuentos para aquellos que no se creen que cualquier lobo podría vestirse con piel de cordero. Porque no hacen de lo bonito algo adornado. Hacen del adorno un decorado nada abigarrado, que a la sombra de los músicos que la hacen fantasear, recrean un mundo que sirve para acompañar sus grandes creaciones. Junto con el enorme disco de “The leisure society” (“The sleeper”), otro gran clásico para esta temporada. Ni más ni menos.

 

Texto: Ángel Del Olmo
Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

    1 comentario

  • foret dice:

    excelente critica es el mejor album que he escuchado en años, te transporta!

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.