Gov’t Mule – Sala Heineken (Madrid), 16/11/09

Por , el 03 - 12 - 2009

 

govt_mule

 

Quince minutos antes de que Gov´t Mule comenzase a sumarle decibelios a la noche la calle Princesa de Madrid se había convertido en algo así como una procesión exclusiva de guitarristas y el santo esa noche era el señor Warren Haynes, un tipo conocido en el “mundillo Allman Brothers” como el tío que hizo de Duane Allman cuando la banda americana decidió resucitar a finales de los 80. Esto quiere decir dos cosas claras sobre este tío: 1-los tiene cuadrados, 2-ya tiene que tocar la guitarra como para atreverse a sustituir a alguien así.

 

Pues bien, efectivamente, el chaval toca la guitarra que se sale pero lo bueno de esta banda es eso precisamente, que es una banda y suena como tal. La comparación que más me venía a la cabeza durante el concierto era siempre con otro de los guitar heroes que suelen visitarnos últimamente, el señor Joe Bonamassa. Aunque las coordenadas de ambas bandas sean las mismas y su pilar fundamental sea la técnica de sus guitarristas es cierto que “la mula”,como los llaman sus fans españoles, tiene un aire mucho más fresco y menos prefabricado que Bonamasa. Temas como Bad Little boggie, con el que abrieron el concierto, A million miles from yesterday o Soulshine”, con la que terminaron el primer set, demuestran además que son capaces de hacer buenas canciones, y digo buenas y no excelentes porque como suele ocurrir con este tipo de jam bands, es que son espectacularmente buenos tocando pero no demasiado brillantes componiendo canciones. Quizá la clave que mejor resuma todo esto sea que para mi el clímax de todo el concierto fue la versión que los cuatro músicos realizaron de uno de los mejores blues que se han escrito jamás, el Red House de Hendrix.

 

También tuvo tiempo la banda de hacer guiños a Santana e incluso de mostrarnos su propia visión del reggae con la base de Lively up yourself de Bob Marley y es que tiempo fue lo que no le faltó a Gov’t Mule. Dos sets completos de canciones que casi llegaron a las 3 horas de concierto con un descanso entre uno y otro, cosa a la que el público patrio no está muy acostumbrado, ni al parón, ni al minutaje, que por cierto, a uno ya se le iba haciendo un poco largo al acabar el show. Los juegos de intensidades de la banda y los solos de Haynes que al comienzo de un concierto pueden hacerte disfrutar de lo lindo se acaban por convertir en más de lo mismo cuando llevas 2 horas y media de show. Aún así, la gente se lo pasó pipa, la banda merece la pena, el concierto es un espectáculo musical que no se ve todos los días por España y además cuenta la leyenda que nunca puedes dejar de ver a Gov´t Mule cuando pasan por tu ciudad…nunca han hecho dos conciertos iguales. Suficiente información como para probar suerte de nuevo.

 

Texto: ladyizabella
Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.