Historias de vocalistas (Parte III): Separaciones conflictivas… Ozzy Osbourne, David Lee Roth

Por , el 29 - 09 - 2010



Continuamos la serie de artículos dedicados a los vocalistas del heavy metal; de aquellos que quisieron probar otras alternativas y de los que se vieron forzados a hacerlo. También profundizaremos sobre sus sustitutos, así como de los vocalistas “trotamundos”, los inamovibles y los que abandonaron este mundo dejando al grupo en la estacada y con un futuro incierto.

Después de las dos primeras entregas dedicadas a Bruce Dickinson y Rob Halford, quienes por decisión propia abandonaron sus bandas, entramos ahora en un terreno escabroso donde conflictos de muy diversa índole provocaron, finalmente, la salida más o menos forzada del cantante.

OZZY OSBOURNE

Sin duda, el caso más representativo de un vocalista que abandonó (o fue “invitado” a abandonar) una banda es el de Ozzy Osbourne, con el tiempo convertido en todo un icono del heavy metal y con una trayectoria tan exitosa como polémica.

Ozzy participó con Black Sabbath en sus ocho primeros discos, seis de ellos: Black Sabbath, Paranoid, Master Of Reality, Volumen 4, Sabbath Bloody Sabbath y Sabotage, contenían los más oscuros y perversos riffs de una época que dejó marcada a toda una generación y fijó las bases para las siguientes. Tras un largo periodo de consolidación comenzaron a aparecer los problemas con su séptimo disco, Technical Ecstasy (1976), que no alcanzó la relevancia de los anteriores debido a problemas internos y saturación creativa. Metidos en una espiral de drogas y con las ideas más turbias que nunca, emprendieron en 1977 la grabación de su octavo álbum pero, en mitad de los ensayos, un “paranoico” Ozzy decidió dejar a sus compañeros “colgados”.

Mientras cada lado intentaba rehacer su camino y cuando Black Sabbath estaban a punto de entrar al estudio con Dave Walker (ex Fleetwood Mac y ex Savoy Brown), Ozzy rectificó su decisión y volvió a la banda. La atmósfera no fue la ideal para trabajar con la necesaria tranquilidad y construir algo consistente. Además, tuvieron que partir de cero ya que Mr. Osbourne no quiso saber nada del material que habían compuesto hasta ese momento; las prisas, las drogas, sobre todo el alcohol, y la tensión entre Tony Iommi y Ozzy repercutieron en Never Say Die, álbum que tampoco consiguió críticas positivas. Asimismo, las actuaciones de presentación resultaron poco convincentes por la desgana exhibida.

El lamentable estado psicológico y físico de Ozzy llevó al grupo a tomar la decisión de comunicarle su despido, aunque el cantante también tenía motivos suficientes como para darle otro rumbo a su carrera artística. Fue el batería Bill Ward, su mejor amigo, el encargado de enseñarle la “puerta de salida”. El resto es historia conocida.




A vista pasada, la marcha de Ozzy de Black Sabbath fue mucho más beneficiosa para el vocalista quien reactivó su carrera junto a Randy Rhoads con una serie de álbumes espectaculares. La prematura muerte del guitarrista significó un duro golpe pero no la derrota total. Ozzy se recuperó y continuó manteniendo su estatus de gran estrella, con unos discos más acertados que otros pero siempre creando expectativas a su alrededor, hasta la actualidad.

Unos Black Sabbath prácticamente hundidos encontraron a su “salvador” en la persona de Ronnie James Dio, curiosamente, recomendado por Sharon Arden, hija del representante Don Arden y futura “señora Osbourne”. Sin embargo la trayectoria de Black Sabbath volvió a resentirse tras la marcha de Dio. Si se analizan las respectivas carreras por separado, seguramente el beneficiado resulte Ozzy Osbourne, aunque el prestigio adquirido por la formación de Birmingham sea indiscutible.

No hay que olvidar el reencuentro fugaz de Black Sabbath con Ozzy en 1997 que se saldó con una gira así como el lanzamiento de un CD/DVD denominado Reunion que, además de sus clásicos, incluía dos composiciones nuevas, “Psycho Man” y “Selling My Soul”. La cosa no pudo fructificar más allá porque cuando estaban preparando un álbum completo el cantante tenía también pendiente un álbum en solitario y las sesiones de grabación se pararon.

Los vínculos de Ozzy con Black Sabbath también se han visto alterados debido las divergencias entre el vocalista y Tony Iommi con respecto a ciertos derechos económicos reclamados por el “Madman”.

 
 

DAVID LEE ROTH

Otro conflicto destacado es el que mantuvieron en su momento David Lee Roth y Van Halen. Sobre su separación se han escrito infinidad de cosas, en algunos casos, incluso aludiendo a temas de faldas con infidelidades incluidas. Para nadie es un secreto la imagen de sex-symbol que atesoraba Mr. Roth en sus momentos de esplendor, tanto físico como artístico.

No obstante, todo apunta a la intención de los hermanos Van Halen de dar un giro al sonido de la banda, algo que ya comenzó con el álbum 1984. En declaraciones cruzadas, Eddie acusó a David de alejarse de la música para intentar ser una estrella de cine y no estar lo suficientemente implicado con el trabajo del grupo, algo que el cantante negó rotundamente alegando que era una mera escusa para darle el “pasaporte” y tomar las riendas absolutas del futuro de la formación.




Una cosa es cierta, la aparición del álbum 5150 ya con Sammy Hagar en sus filas como cantante significó un giro hacia esquemas más comerciales y, por añadidura, la captación de un público más amplio. El resultado fue la diversificación de dos corrientes, una que prefería el sonido más contundente, rockero y experimental de la época con David Lee Roth, formado por una colección de discos con una marca muy personal: Van Halen, Van Halen II, Women And Children First, Fair Warning, Diver Down y el mencionado 1984, y otra de composiciones accesibles encabezada por 5150 y seguida de OU182, For Unlawful Carnal Knowledge y Balance, que les permitió mantenerse en la cima durante una década más hasta la marcha, también polémica, de Sammy Hagar.

Otro punto clave en la separación de David Lee Roth y Van Halen fue el lanzamiento por parte del cantante de un EP en solitario en 1985, titulado Crazy From The Heat, paralelamente a su permanencia en la banda y que obtuvo una sonada repercusión. ¿Tuvo celos Eddie del éxito de su colega?, ¿se le subieron los humos más de lo habitual a Mr. Roth? Todo es posible.

Tras el EP, y ya fuera de Van Halen, la suerte sonrió a David con el álbum Eat ‘em And Smile, en el que mantenía la frescura de sus trabajos con Van Halen apoyado por un par de genios como el guitarrista Steve Vai y el bajista Billy Sheehan. El álbum también tuvo una versión en español.




La carrera de David en solitario no aguantó tanto como la de Van Halen sin él; su siguiente disco Skyscraper, publicado en 1988, no obtuvo tanto éxito como el anterior, precisamente por haber intentado apartarse de su sonido característico al haber introducido elementos más comerciales. Con el paso del tiempo y tras continuos cambios de músicos, el destino le llevó hasta prácticamente el anonimato, con disparatadas apariciones en Las Vegas.

Como es sabido, a lo largo de los años hubo diversas negociaciones para el retorno de David a Van Halen pero todas acabaron en nuevas discusiones y en fracaso, hasta que, finalmente, en 2007 se anunció la vuelta del vocalista original y que provocó la realización de una gira por Estados Unidos.

En este caso, es evidente que el más perjudicado fue David Lee Roth ya que su éxito en solitario fue muy efímero y después de haber sido toda una estrella mediática su luz fue apagándose hasta quedar olvidada. El grupo, por su parte, disfrutó de una segunda etapa triunfal aunque muchos de sus primeros seguidores nunca perdonasen la salida de su primer cantante. También es cierto que desde 1998, con el escasamente alabado Van Halen III, no han entregado un nuevo disco a sus seguidores.

Próximas entregas: Phil Anselmo, Max Cavalera, Michael Kiske…

 
 
 

POR LOCKY PEREZ
 
Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.