Historias de vocalistas (Parte IX): Sustitutos de emergencia: Sammy Hagar y Gary Cherone

Por , el 28 - 11 - 2010



Continuamos la serie de artículos dedicados a los vocalistas del heavy metal. Después de anteriores entregas dedicadas a las separaciones conflictivas y a aquellos que fueron expulsados con premeditación y alevosía, seguimos con quienes fueron escogidos como sustitutos. Después de haber contado los casos de Tim Owens, John Corabi, Blaze Bayley y John Bush, toca el turno de Sammy Hagar y Gary Cherone, ambos asociados, de distinta manera, a Van Halen.

SAMMY HAGAR

La incorporación de Sammy Hagar a Van Halen en sustitución de su vocalista original, no fue asimilada por un sector del público. Los seguidores del popular grupo estadounidense se dividieron en dos corrientes, los que mantenían la defensa del sonido de la era David Lee Roth y quienes apostaban por el futuro con el nuevo cantante, en una línea más comercial que ya había dejado su huella antes de su vinculación, con el álbum 1984.

La llegada de Sammy, acrecentó la derivación del estilo hacia perfiles accesibles que posibilitaron una segunda etapa donde Van Halen no solo ratificaron su exitosa escalada hacia el triunfo sino que consiguieron llegar a un mayor número de aficionados.

Al llegar, Hagar era ya un reputado compositor que había gozado del éxito junto a Ronnie Montrose, entre 1973 y 1975, además de haber forjado una sólida carrera en solitario desde 1976 y de la que surgieron hits como “I Can’t Drive 55”, “There’s Only One Way To Rock” o, “Heavy Metal”. También había estado involucrado en un proyecto efímero denominado H.S.A.S., que incluía a Neal Schon, Kenny Aaronson (ex Foghat) y Michael Shrieve (ex Santana). Una especie de supergrupo que apenas duró un año.




La llamada le pilló en el momento más oportuno ya que estaba analizando el futuro de su carrera cuando le fue solicitada su incorporación. Por supuesto, no desaprovechó la ocasión y su vinculación coincidió con la definitiva expansión del grupo alrededor de todo el planeta, consiguiendo que los cuatro álbumes grabados durante ese periodo, 5150 (86), OU812 (88), For Unlawful Carnal Knowledge (91) y Balance (95), alcanzasen el número 1 en las listas de Estados Unidos, con numerosas canciones introduciéndose en posiciones de preferencia. Además fueron nominados para los premios Grammy, ganándolo en 1991. Todo funcionaba de maravilla hasta que, tal como había pasado con Roth, el carácter irascible de Eddie, en parte provocado por su dependencia del alcohol, unido a la falta de ideas para componer un nuevo álbum, fue mermando la amistad con Sammy.

Se han escrito infinidad de artículos sobre el conflicto entre los hermanos Van Halen y Sammy Hagar, así como numerosas declaraciones de una parte y de otra. Los unos insisten en que el vocalista se fue por su propia voluntad y el otro alega que fue despedido. Como suele ser habitual, la línea que separa la verdad de cada parte es difícil de trazar. Sin embargo, después de los años Hagar ha aportado datos sobre su posición, ofreciendo información que esclarece algo el asunto.

Según el vocalista/guitarrista, llegó un momento en el que no fueron capaces de ponerse de acuerdo con respecto a la creación de nuevos temas. El conflicto comenzó con la banda sonora para la película Twister; luego, Sammy no creyó conveniente sacar un “grandes éxitos” lo que le volvió a enfrentar con los hermanos quienes se salieron con la suya, involucrándose en una nueva gira coincidiendo con el lanzamiento del recopilatorio. Poco tiempo después, tras once años, la relación se truncó por primera vez.




Mientras el cantante retomaba su carrera en solitario, en Van Halen se especulaba con la posibilidad del retorno de David Lee Roth pero, tras hacer una aparición conjunta en la entrega de los premios de la MTV, quedó desmentida tal posibilidad en un nuevo cruce de declaraciones en ambas partes que dejó confundidos tanto a medios como a seguidores.

Aquí entra en acción el otro protagonista de este artículo, Gary Cherone, pero su historia queda para el final. Saltándonos esta etapa, encontramos seis años de silencio creativo, solo salpicado con noticias alejadas del ámbito musical que afectaron directamente a Eddie como, su operación de cadera, el tratamiento contra el cáncer de garganta y su divorcio después de 21 años de matrimonio.

Otro dato curioso es que en 2002, mientras Van Halen seguía en el lado oscuro, Sammy Hagar y David Lee Roth se “inventaron” una gira conjunta con excelente rendimiento, con asistencia de numeroso público y presencia en algunos conciertos de Michael Anthony.

Llegados al 2004, se anuncia un nuevo álbum de grandes éxitos, Best Of Both Worlds, con canciones tanto de David como de Sammy, y ¡sorpresa!, se produce el retorno de Hagar cuya pretensión es crean nuevas composiciones pero, llegado el momento de entrar en el estudio, tras varios meses infructuosos, deciden dejarlo e involucrarse en una nueva gira donde las tensiones surgen de nuevo. Eddie, protagoniza un serio incidente en uno de los vuelos que transporta a la banda intentando romper a puñetazos una ventana del avión. Sammy, reacciona y pone como condición para terminar la gira viajar en un avión distinto, lo que le es concedido.




El tiempo pasa y Sammy, un tipo activo y en constante actividad, desea, componer, facturar un nuevo álbum y salir de gira para promocionarlo, pero Eddie, afectado por el abuso de la bebida, las enfermedades y la falta de inspiración, deja pasar el tiempo, hasta que, el primero se cansa y deja el grupo por segunda vez, y de forma definitiva, para seguir su carrera artística con su grupo The Waboritas, dirigir su club Cabo Wabo y gestionar su marca de tequila, el 80 por ciento de cuyos derechos vende a una multinacional para asegurarse una existencia de absoluta tranquilidad económica.

La última jugada de Sammy Hagar, es su apuesta por el supergrupo Chikenfoot, aliado con personajes de la talla de Chad Smith, batería de Red Hot Chilli Peppers, el guitarrista Joe Satriani y el propio Michael Anthony al bajo, junto a quienes publicó en 2009 su álbum debut homónimo.

Así pues, la presencia de Sammy Hagar en Van Halen, representa sin duda la cumbre de su trayectoria y, aunque la banda ya había saboreado las mieles del éxito, con él alcanzó su cenit, seguramente, imposible de alcanzar a estas alturas a pesar de la vuelta de David Lee Roth.

GARY CHERONE

La unión del vocalista de Extreme, Gary Cherone, a Van Halen, puede considerarse en toda regla como una solución de urgencia. La marcha de Sammy Hagar y con David Lee Roth, entre el sí y el no, imponía una decisión rápida.

El elemento clave fue Ray Danniels, en aquellos momentos manager de ambas formaciones, quien sugirió a Eddie que probase a Gary. Después de haber interpretado algunos clásicos, fue invitado a unirse al grupo. No tuvo que pensárselo mucho ya que por entonces Extreme acababan de disolverse.




El aporte de Cherone, quien ya había demostrado su valía con Extreme, fue Van Halen III (98), un disco más en sintonía con la primera época del grupo, alejado de las grandilocuentes y superproducidas grabaciones de la “etapa Hagar”. Este era un trabajo más orgánico que no satisfizo a unos seguidores ya acostumbrados a otro tipo de productos. Además, la correspondiente gira de presentación tampoco tuvo la repercusión esperada. Era obvio que la “solución Cherone” tenía los días contados y así fue.

La separación fue amistosa, nada que ver con las polémicas anteriores, quizá, también, porque la coyuntura no era la misma. Se especula que el grupo se vio forzado a despedirle por presiones de la discográfica debido a las pobres ventas. Lo cierto es que ha sido el único disco de Van Halen hasta la fecha en no alcanzar el estatus de platino.

En conclusión, la capacidad de Gary Cherone, no puede condicionarse a su paso por Van Halen. Había mostrado ya sus condiciones en Extreme, ratificadas con su regreso en 2004 y el excelente disco Saudades de Rock, publicado en 2009. Posiblemente fue víctima de la alargada sombra de dos “monstruos” como David Lee Roth y Sammy Hagar.

Próxima entrega: Trotamundos: Joe Lyn Turner, Jeff Scott Soto, Graham Bonet…

 

LOCKY PEREZ



Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.