Hypocrisy: A Taste Of Extreme Divinity

Por , el 11 - 12 - 2009

 

 
Peter Tägtgren es uno de esos personajes incansables metidos en varios proyectos a la vez. Prolífico como pocos músicos, además de haber adquirido una sobresaliente reputación haciendo de productor, es el máximo responsable de dos bandas punteras, Pain e Hypocrisy, sin olvidar sus múltiples colaboraciones en otras agrupaciones.

 

Quizá, por su permamente ocupación, este nuevo álbum de Hypocrisy, A Taste Of Extreme Divinity, ha tardado cinco años en ver la luz, después de que en 2005 apareciese Virus.

 

Veterano en mil batallas, director de una banda que fundó en 1991 y con un estilo definido que no permite excesivas licencias, Peter mantiene su habilidad para encontrar el equilibrio necesario entre los parámetros de corte melódico dentro de una estructura de marcada agresividad instrumental.

 

Si bien es cierto que estamos ante un álbum con sus cuotas de armonía, no podemos compararlo con los trabajos de bandas más clásicas, procedentes asimismo, de Suecia, vinculadas al death metal melódico porque Hypocrisy se permite ciertas licencias que le otorgan una identidad personal.

 

Como guitarrista, vocalista y también productor, Peter se decanta de manera ostentosa hacia la exaltación de esos elementos. Es decir, las guitarras aportan un amplio dominio dentro de los esquemas compositivos, impregnando el ambiente con su corrosiva y remarcada presencia, con la voz como apoyo fundamental, ya sea mostrando su lado gutural o haciendo demostraciones hirientes a grito pelado, dejando que la batería, a cuyo cargo continua todo un experto como Horgh (Immportal), cubra un eficaz cometido pero siempre desde una perspectiva secundaria, aunque con una especial contribución en el apocalíptico “Taste The Extreme Divinity”.

 

El disco, cuenta con dos tipos de composiciones, las que arremeten con furia devastadora, “Valley Of The Damned”, “Hang Him High”, “Solar Empire” o “Weed Out The Weak”, todas con sus cuotas de armonías candentes, y las que se adentran en un marco más marcado y cadencioso con ejemplos como “Global Domination” y, sobre todo, “The Quest”.

 

En definitiva, death metal de voluminosos contornos y momentos atmosféricos, con la brutalidad y la armonía compitiendo por el protagonismo.

 

CALIFICACION: 7,5

 

GRUPO: Hypocrisy
TITULO: A Taste Of Extreme Divinity,
DISCOGRAFICA: Nuclear Blast
AÑO: 2009
PAIS: Suecia

 

CRITICA REALIZADA POR LOCKY PEREZ
 

 
 
 
 
Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

    8 comentarios

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.