Iron Maiden – Estadio La Cartuja, Sevilla 14/07/2016

Por , el 01 - 08 - 2016

IRON MAIDEN MONTERREY 1/3/16

Programar conciertos en julio en Sevilla no es buena idea. En contra de la opinión generalizada sobre el mes de agosto, lo cierto es que en esta ciudad el mes de julio suele ser mucho caluroso que agosto. Pero la ocasión no era para dejarla pasar. Hacía 18 años desde la última vez que Iron Maiden tocaron en la ciudad, aún con Blaze Bayley en sus filas y presentando aquella vez un disco tan mediocre como Virtual XI. Así que mientras los teloneros The Raven Age daban su actuación nos acercábamos tranquilamente a los 40º y gran parte del público esperaba aún en las afueras del recinto.

En torno a las 22’15 hacía su aparición la banda inglesa, precedida del clásico Doctor, Doctor. Iron Maiden ha hecho giras varias veces de grandes éxitos, pero habitualmente cuando tienen un nuevo disco salen a presentarlo. Y así fue. Muchos hubiéramos disfrutado más con un set list más nutrido de temas clásicos, pero tienen nuevo disco y lo tocan, así que cayeron unas cuantas. Para abrir If Eternity Should fall y Speed Of Light y más adelante Tears of a Clown, The Red and the Black, Death or Glory y The Book of Souls. Hay que reconocerles el mérito de salir a defender cada nuevo disco que sacan a pesar de la indiferencia de una gran parte del público.

Pero algo de tiempo hubo para temas conocidos e incluso con alguno inesperado, como Children of the Damned. Cayeron The Trooper, Hallowed Be Thy Name, Powerslave, Fear of the Dark y Iron Maiden. Para los bises dejaron The Number Of The Beast, Blood Brothers y Wasted Years. Aunque hay tantos set lists como aficionados los dos temas elegidos para cerrar el concierto no parecen los más acertados cuando dejas fuera Run To The Hills, Running Free o Sanctuary.

IRON MAIDEN 15/4/16 LA FORUM SHOW 1

Entre medias disfrutamos de todos los clásicos de la banda en directo: casaca roja y bandera, un Eddie enorme pululando por el escenario y luchando con el señor Gers, máscaras, el “screaming for me…” y todo el espectáculo habitual. Pero Bruce Dickinson también dedicó unos minutos a criticar a la organización del evento con un sonoro “fuck the promoters!” entre otras lindezas por la decisión de poner a la venta la entradas de pista a un precio más elevado que las de grada. Una jugada que posiblemente la veamos más veces. Si quieres pagar la entrada más barata (73€ que ya es bastante…) pues tocaba sentarse en grada y disfrutar del bonito rebote de sonido del estadio que desvirtúa el sonido de cualquier banda. La otra opción era ir a pista, es decir la entrada básica de toda la vida de pie, que para la ocasión ha sido nombrada como “Black Circle“. El tipo de marketing que lo ideó seguro que ha sido ascendido, porque esa entrada costaba más cara. Pues bien, eso a Dickinson no le pareció nada bien y lo dijo bien alto. Para la próxima ocasión quizá estén más pendientes de cómo se organizan sus conciertos…

Pero volvamos al concierto. Corto -no llegó a las dos horas-, con un set list algo irregular y con una banda trabajando a una temperatura infernal que apenas terminaban las últimas notas de Wasted Years salieron disparados a los coches que les esperaban a un lado del escenario. Quizá por eso el espéctaculo estuvo falto de mayor intensidad. Iron Maiden son una banda que sabe dar su espéctaculo incluso en las condiciones más adversas y hasta en esos casos son capaces de dar grandes conciertos, pero quienes hayan tenido oportunidad de verlos en más ocasiones seguro habrán presenciado mejores conciertos que este.


Fotos: www.ironmaiden.com
Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.