Joe Jackson – The Duke (EarMusic, 2012)

Por , el 28 - 06 - 2012

1

Joe Jackson, el mito de la new wave británica, el hombre capaz de tocar desde un saxofón a un piano, un vibráfono, una armónica o ensalzar con su arte los sonidos del sintetizador más puntero. David Ian Jackson, el chico de Burton upon Trent que, nacido en la década de los 50 del siglo pasado, en 1979 se metió en el ajo de la ola power pop, que de igual manera capturaba a ingleses como a norteamericanos, gracias a un LP directo y excitante cual Look Sharp! Aquel debut llegaba a las tiendas dos años después de que tocara los estantes My Aim Is True, el que quedase como carta de presentación para el londinense Elvis Costello, músico y vocal que también le daba por aquellos días al pop corto en minutos y punzante en calado.

1

Lo abracadabrante de Jackson es que, en apenas dos años desde su puesta de largo oficial, y con poco más de tres long play y un EP, ya estaba produciendo a The Keys mientras facturaba por su cuenta un vinilo como Jumpin’ Jive, obra de puro swing. Y es que, sin duda, Joe fue para la new wave lo que The Clash para el punk: el inconformismo con unas reglas estilísticas, con una pegatina impuesta desde los dos o tres estatutos musicales que marcaban el movimiento primero del que partir. Hablo de disciplinas en la instrumentación. Bien es cierto que Costello también regeneró su discurso, pero Joe Jackson fue más allá y todavía más rápido que sus colegas de escena. Y si Joe Strummer y compañía en London Calling grababan temas de pop incuestionable y sobresaliente como ‘Hateful’, al igual que en Combat Rock se inventaban el funk tribal por medio de ‘Car Jamming’, Jackson cantaba al chachachá en ‘Cha Cha Loco’ (Body And Soul, 1984).

Ahora, y cuatro años después del pop intimista a la par que descarnado contenido en Rain, este artista del Reino Unido homenajea a Duke Ellington por medio de un jazz que no es tal –o por lo menos no en el sentido estricto del concepto–. En The Duke hay tanto tropicalismo como jazz pop, aromas swing, experimentación y unos arreglos arrebatadores que Jackson ha escrito para hitos como ‘Caravan’, ‘It Don’t Mean A Thing (If It Ain’t Got That Swing)’ o ‘Mood Indigo’. Extraños invitados que responden a los nombres de Iggy Pop o Steve Vai, entre otros, se acercan para dejarse escuchar aquí o allí a lo largo de un CD fundamental y vibrante. Crema pura.

Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.