Juan Perro – Veranos de la Villa (Madrid), 10/07/09

Por , el 13 - 07 - 2009

 

Maño de nacimiento, madrileño de adopción y cubano por vocación y deseo propio, el señor Santiago Auserón respira, sabe, huele y suena a Cuba y a sus ritmos.

 

Juan Perro ya no anda enamorado de la moda juvenil, de hecho no sonó un solo acorde de su etapa como líder de Radio Futura, pero realmente tampoco es que le hiciese mucha falta echar mano de sus mejores composiciones para poder brindar al público, que llenaba a duras penas tres cuartos del aforo del escenario de la Puerta del Ángel, un maravilloso concierto basado en su repertorio en solitario y más en concreto en su último álbum, “Algo se está cociendo”.

 

Comenzó el concierto al revés, saliendo él primero para ofrecernos fruta a capella con tan sólo su guitarra acústica al hombro, y una vez hecha su propia presentación cantada apareció la banda en escena, una banda formada por guitarra eléctrica, batería y contrabajo que le ponen énfasis al sabor cubano de la música de Auserón, ya que los tres músicos provienen de la isla caribeña. Ya puestos en marcha, la formación comenzó a meter al público dentro del concierto a base de las buenas canciones que forman su último disco, “Poco talento”, “Una bestia que ruge” o la que dedica al fallecido Joe Strummer “José Rasca”. Esta vez las butacas no sobraban, el show de Juan Perro es principalmente un espectáculo que se agradece ver sentado, es música de degustación y no convierten esos ritmos cubanos en ritmos bailables hasta muy avanzado el concierto, cuando ya comienzan a sonar sus canciones más conocidas como “A un perro flaco” o “La charla del pescado”.

 

Mención especial creo que debo hacer a dos temas que enganchó seguidos y que hicieron que la gente acabase por darse cuenta de que este tío es puro talento tanto componiendo como interpretando en directo sus canciones. Fueron “El carro” y “Reina Zulú”, canción con la cual la cosa comenzó a animarse y la interacción entre músico y público empezó a existir aunque no con el resultado que al señor Auserón le hubiese gustado ya que comparó los coros del público de los Veranos de la Villa con los que podrían haber hecho los zombies del Thriller de Michael Jackson. Pero no sólo se acordó de MJ y de Strummer a la hora de dedicar canciones, también se acordó de la ciudad que le vio convertirse en una auténtica estrella del Rock and Roll, Madrid, una ciudad que no faltó su cita con el concierto de Juan Perro y que vigilaba al artista desde la parte derecha del escenario. Allí plantó su mirada el perro para dedicarle una canción marinera a los “navegantes del lago de la Casa de Campo” y otra al corazón de la Villa, “Malasaña”.

 

Es verdad que a la mayoría, en una noche calurosa como la de ayer nos hubiese gustado escuchar “Luna de agosto”, “37 grados”, más o menos “La canción de Juan Perro” o el “Tierra para bailar” de principio a fin, pero Radio Futura no tocaba ayer, tocaba el señor Santiago Auserón y la verdad es que no estamos ante el típico caso “carrera mediocre en solitario post-grupazo que ha marcado época”. No, no, no. A este tío todavía le sobra música que regalarnos, y buenos conciertos que ofrecernos y es que cuando uno escucha a Santiago Auserón cantar solo le queda por decir aquello de “¡qué bien ladra este perro!”.

 

Miguel Ángel Ariza
Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.