Kitaro. Un hombre y su sueño (Parte final)

Por , el 15 - 11 - 2011

1

Kitaro había colocado su primera pieza en directo con In Person Digital (1980), y la jugada no le pudo salir mejor. El campo estaba correctamente abonado para empezar a sembrar nuevos éxitos, discos como Tunhuang que venían a mostrar las siguientes progresiones que Kitaro tenía en mente. Tunhuang es un lugar histórico para el pueblo chino y ese nombre parecía el adecuado para titular a la tercera extremidad de Silk Road. Esta obra terminaría siendo conocida también como Silk Road III y Tonko, que significa Tunhuang en japonés. La composición ‘Free Flight‘ aparecería en 1988 en el redondo Ten Years transformada para crear una imagen de mayor seguridad y fuerza. El otro disco con novedades de 1981 fue Ki –una obra típica pero poco destacable–, ya que The World Of Kitaro y Best Of Kitaro se dedicaban a compilar lo ya conocido. Tal vez destacar el primero de los dos, una obra en la que participa The London National Philharmonic Orchestra.

Masanori sigue trabajando con el mundo de la imagen. En esta ocasión se encarga de poner música a la serie de anime titulada Queen Millennia. Sobre el grueso compuesto por desarrollos instrumentales destaca ‘Angel Queen‘, tonada en la que participa el guitarrista Steve Lukather (Toto) y la vocalista Dara Sedaka (hija del famoso cantante Neil Sedaka). Cierra 1982 con su Live In Budokan, demostrando que no hay nada mejor que jugar en casa. Esta grabación en directo es casi imposible de encontrar en la actualidad.

Un año después desembarcan en las tiendas Ten-Jiku y Silver Cloud. El primero parecía continuar con la interminable estela de Silk Road. Por ello, y aunque en Estados Unidos se pusiese a la venta bajo el nombre de India, el disco terminó siendo conocido por los seguidores como Silk Road IV. Mientras que en el segundo, Kitaro se deja llevar por una tendencia hacia la tristeza y los dejes más sentimentales. Remarcar de forma anecdótica que en Silver Cloud se contiene una tonada homenaje al actor Umezawa Tomio titulada ‘Dreams Like Yesterday‘. Lo curioso del asunto es que Tomio había realizado su personal revisión del ‘Caravansary‘ perteneciente a Ten-Jiku en su Umezawa Tomio Caravan (1983).

1

Con 1986 llega Towards The West, trabajo correctamente realizado pero que pronto se hundió en el olvido. No pasaría lo mismo con Tenku, primera grabación para el sello Geffen. Aquí Kitaro se centra en los sintetizadores digitales y comienza a dejar a un lado su reconocido sonido analógico. Dos años antes, en pleno 1984, Live In Asia / Asia Tour Super Live sirve como la promoción ideal para su Silver Cloud. Para la entrada de la nueva década Kitaro ya había dejado huella en los últimos años de los 80 con trabajos como The Light Of The Spirit (1987), obra en la que se contenía la nominada a un Grammy como mejor canción de new ageThe Field‘, Ten Years (1988), disco doble en el que se vuelven a grabar algunas de sus antiguas joyas, o su participación junto a Philip Glass y Mickey Hart en el proyecto The Gyuto Monks – Freedom Chants From The Roof Of The World. Pero en 1990 el artista presenta uno de sus proyectos más arriesgados: explicar con composiciones musicales la creación de Japón. Kojiki es la perfecta fusión de la música clásica europea con el folclore tradicional japonés.

1

En 1991 este genio se había sacado de la manga un nuevo trabajo en directo, Live In America, que encontró a su igual en una edición paralela para vídeo. También en 1991 Kitaro grabaría una banda sonora en nuestros días casi olvidada. La película para la que la grabó llevaba por título Shanghai 1920 – Once Upon A Time In Shanghai y los actores protagonistas eran Adrian Pasdar y John Lone. Aunque el largo trata sobre la violencia y los crímenes que se funden con la amistad de los protagonistas, el artista no se salió de las estructuras que ya había mostrado en sus anteriores bandas sonoras.

Pero 1992 traería el primer disco con tonadas cantadas de Kitaro. Jon Anderson, artista que no duda en aliarse con todo creador cargado de ideas frescas que mostrar, se encargó de las voces y realiza una de sus labores más destacadas en este álbum al que se puso por título Dream (en algunos países apareció como Lady Of Dreams). Pero el gran golpe de suerte llega cuando el aclamado director norteamericano Oliver Stone encarga la música de su película Heaven And Earth (1993) a Masanori. Kitaro se luce para sacar lo mejor de sí en una banda sonora que se terminaría ganando un Golden Globe Award 1994.

1

De 1994 a 1999, y a excepción de alguna grabación original que presenta material lejano al encargo o al arreglo comercial, Kitaro juega a dos bandas. Esas dos áreas de las que se ocupa son de las bandas sonoras para películas y documentales (The Soong Sisters de 1997 y Shikoku Eighty Eight Temples de 1999) y de los trabajos compilatorios de sus propios éxitos, tanto en directo como en estudio (Tokusen II de 1994, Healing Forest de 1998, Noah’s Ark o Best Of Kitaro 2, ambos de 1999). Entre sus creaciones particulares y libres de encargos se encuentra Mandala (1994), primer disco para el sello Domo Records, nominado a un Grammy como mejor álbum de new age, Gaia-Onbashira (1998) o Thinking Of You (1991), que se llevó el Grammy Award 2001 al mejor trabajo de new age. Entre las curiosidades editadas en esos seis años destacar Peace On Earth (1996), su primer disco navideño, Kitaro’s World Of Music Featuring (1996), con dos ediciones en la que se invita en cada una a un instrumentista diferente para acompañar a Takahashi (los músicos fueron Yu Xiao Guang y Nawang Khechog), y Cirque Ingenieux (1997), música de acompañamiento para las galas de dicho grupo circense.

1

Tanto en 2000 como en 2001, y tras ofrecer en los últimos cinco años gran variedad de obras recopilatorias, Kitaro se centra en continuar con su amor por las creaciones basadas en diferentes pueblos y en su forma de entender la vida. Con Ancient (2000) vuelve a trabajar para NHK en uno de sus documentales, como ya lo hiciera con Shikoku Eighty – Eight Temples (1999), mientras que An Ancient Journey (2001) es una muestra del interés personal del artista por representar en un álbum doble el gran crisol de culturas que pueblan el planeta.

Aunque en 2002 Kitaro continúa con la intención de compilar y mezclar sus clásicos de siempre con nuevas ideas musicales, ya sea con el recopilatorio Asian Cafe, el juego de pasado-presente de Mizu Ni Inori Te o el directo Live In Yikushiji, 2003 devolvería a la escena a un Masanori arriesgado. Sacred Journey of Ku Kai es un álbum conceptual que se centra en la imagen de Kûkai (774-835), creador de la rama musical japonesa del Shingon Shu. Aun así, no todo sería tan revelador, ya que en el mismo año edita Best Of Silk Road y Ninja Scroll, el segundo de ambos significa una nueva incursión en el anime. Una carrera la de Kitaro, como demuestran las dos partes de este monográfico, difícil de igualar.


KITARO SEGUNDA PARTE
[Crea tu propio canal de videos en Internet con MixTape – Musicopolis!]

Tags:
Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.