Laurent Garnier – “Tales of a Kleptomaniac” (PIAS, 09)

Por , el 03 - 06 - 2009

Laurent Garnier

Laurent Garnier

Laurent Garnier (¿el mejor DJ de todos los tiempos?) está de vuelta. Regreso protagonizado por su quinto álbum propiamente dicho (es decir, exceptuando sesiones enlatadas y recopilatorios) y una vez más, tal y como sucediera en anteriores obras como “The Cloud Making Machine” (F Communications/PIAS, 05) o ‘30’ (Mute, 97), el francés vuelve a dar lo que algunos dirán que es gato por liebre.

Con esto quiere decir que a Garnier se le tiene por ahí, sobre todo, como un DJ de techno, aunque sus sesiones suelan pecar de eclecticismo y lo suyo nunca tome demasiada distancia del house. Pero esa es la opinión popular, y poco se puede hacer contra ella. Sin embargo, cuando el gabacho se mete al estudio ya es otro cantar: en él da rienda suelta a sus diversos gustos musicales, del jazz a la canción francesa, y de esa manera le salen unos potingues como este “Tales of a Kleptomaniac”.

A estas alturas no debería extrañar por tanto que “Tales of a Kleptomaniac” comience a ritmo de breakbeat funk, ácido y analógico, y además barnizado con unos bajos dubstep (“No Music”); o que la siguiente sea un rap en francés, cálido y de tonos blues, que más adelante tendrá su contrapartida con un MC sudafricano (“Freeverse Part 1” y “Freeverse (Stripped to the Bone Mix)” respectivamente).

Pero más sabe el diablo por viejo que por diablo, o eso dicen, y Garnier rápidamente regresa a su senda más transitada con la impronunciable “Gnanmankoudji (Horny Monster mix)”. Que, como su propio título indica, es un monstruo de house orgánico, influencias africanas y vientos rebosantes. Este verano hará furor en Ibiza, me la juego. Peaje pistero del disco que se termina de pagar con “Last Dance @ Yellow”, tributo al mítico club japonés, la crepitante “Desireless” y su bombo crudo, y la ya conocía (fue uno de los temas más bailados del año pasado) “Back to my Roots”.

Otro peaje que paga el gabacho es el del drum’n’bass, estilo aquí un tanto zafiamente representado por “Bourre Pif (Avant Bath Time)”, mientras que la visión panorámica del álbum se completa con el break psicodélico de “Pay TV”, el downtempo jazz de “Dealing with the Man” o el dub presente en “Food for Thought”.

Un barrido estilístico este “Tales of a Kleptomaniac” con más luces (“No Music”, “Back to my Roots”, “Gnanmankoudji”) que sombras (“Dealing with the Man”, “Bourre Pif”), que volverá a dejar descontentos a los de siempre y que demuestra una vez más la camaleónica personalidad musical del Laurent Garnier creador.

Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.