Libros: Discos Conceptuales (150 títulos imprescindibles)

Por , el 23 - 03 - 2012


Discos Conceptuales

Alberto Díaz y Xavi Martínez, autores de Discos Conceptuales, se puede decir que realizan una labor de redescubrimiento. Todos sabemos qué es un disco conceptual y lo asociamos, generalmente, a obras de reconocida fama como The Wall de Pink Floyd o Tommy, de The Who, por citar dos claros ejemplos. Sin embargo este libro profundiza mucho más dentro de la historia de la música, sacando a relucir las numerosas obras con argumento temático que han realizado artistas de todos los estilos por un espacio que abarca 55 años.

Arrancando en 1955 y, cronologicamente, hasta 2010, el libro revela los argumentos de 150 obras con un estilo fresco y desenfadado, donde no faltan los toques de humor, tanto en el texto analítico de cada trabajo como a la hora de calificar su género en la ficha inicial.

Un libro ideal para quienes no hayan podido desenterrar las, a veces, enigmáticas tramas imaginadas en la mente de los músicos y completar el conocimiento de las historias a través de sus textos.

Seguramente, algunas piezas causarán sopresa al haber mantenido su condicion de “conceptual” solo al alcance de los aficionados más “espabilados”.

Comenzando en 1955 con un álbum facturado por y Frank Sinatra, el libro nos invita a un recorrido de lo más versátil que incluye grabaciones de la banda de Frank Zappa, The Mothers Of Invention, The Beatles, The Moody Blues, The Who, The Kinks y King Crimson, correspondientes a la década de los sesenta, para continuar en los setenta con Emerson Lake & Palmer, Jethro Tull, David Bowie, Uriah Heep, Pink Floyd, Eagles, Lou Reed, The Who, Yes, Queen, Rick Wakeman, Kraftwerk, Genesis, Alice Cooper, Elton John, Rush, Alan Parson Proyect, Meat Loaf, Talking Heads, The Jam y, el mencionado The Wall de Pink Floyd, “la madre” de todos los discos conceptuales, sin olvidar algunas referencias nacionales como, Canarios, Iceberg, Miguel Ríos y Orquesta Mondragón.

En la década de los ochenta se repasan, entre otros, álbumes conceptuales de Electric Light Orchestra, Bruce Springsteen, Styx, Hüsker Dü, Marillion, Tom Waits, Kansas y King Diamond. Además, Roger Waters insitía en sus neuras con Radio K.A.O.S.; Kiss entraba en el mundo del disco argumentado con el fallido Music From The Elder; Foreigner empalagaba los paladares con Agent Provocateur e Iron Maiden contribuía con su excelente Seven Son Of A Seven Son, sin dejar de lado la vital obra de Queensrÿche, Operation: Midcrime. En el apartado de lo más exótico, Tom Jones se veía envuelto en un trabajo relacionado con el famoso torero español El Cordobés, que no acabó de cuajar.

Llegados a la década del rock alternativo, los noventa, aparecen trabajos como Ten, de Pearl Jam y Antichrist Superstar (Marilyn Manson), junto a “metaleros” como Savatage, WASP, Cradle Of Filth, Fear Factory, Dream Theater y hasta el mismísimo Bruce Dickinson, “volando” fuera del nido de Iron Maiden con The Chemical Wedding.

En el nuevo milenio, el fallecido Ronnie James Dio fue uno de los primeros en apuntarse al disco conceptual con Magica, mientras Macabre hacían apología de los extremismos dedicando un disco nada menos que a Jeffrey Dhamer, más conocido como el carnicero de Milwaukee. También se apuntaron a la moda artistas tan dispares como Radiohead, Drive-By Truckers, Coheed And Cambria, Queens Of The Stone Age, Tom Petty & The Heartbreakers, Tori Amos, Neil Young & Crazy Horse, Iced Earth, Fantomas, Ministry, Mastodon, Green Day, The Mars Volta y de nuevo Queensrÿche, con la segunda parte de Operation: Midcrime. Tampoco podemos dejar de lado las incursiones de Sepultura con Dante y la de los esperpénticos Gwar con Beyond Hell, así como el homenaje a los dioses de la guerra de Manowar con Gods Of War. Hasta los mismísimos Judas Priest terminaron por caer en la tentación y aportaron Nostradamus al mundo conceptual.

En definitiva, un universo por descubrir con la inestimable guía de este libro que ofrece las pautas necesarias para, la mayoria de las veces, adentrarse en intrincados razonamientos concebidos en el intelecto del correspondiente músico y poder conocer quiénes estuvieron más acertados en sus planteamientos y quiénes “patinaron”.

Finalmente, de toda la obra, cabe mencionar los trabajos más raros que un perro verde y los encontramos en los que protagonizaron el cómico y actor estadounidense Jackie Gleason, con Music To Remember Her (1955), dedicado a la mujer y en el que Jackie, en realidad no tocaba ni una nota ni cantaba; The Transformed Man (1968) donde El Capitan Kirk de Star Trek, o sea William Shatner, hacía sus pinitos vocales fuera del Enterprise; Etre Dieu: Opera-Poème, Audiovisuel Et Catharre En Six Parties (1984), con el famoso pintor Salvador Dalí, nada menos, jugando a lo que en definiva era… Dios y, Charlemagne: By The Sword And The Cross (2010), en el que el actor Christopher Lee, colgó por unos momentos los colmillos de Drácula para sacar a relucir su voz de barítono.

Por si no fuera suficiente, se añaden notas resumidas de 50 títulos adicionales como complemento.

LOS DATOS

TITULO: Discos Conceptuales
EDITORIAL: Lenoir Ediciones
www.lenoir.es
AUTORES: Alberto Díaz y Xavi Martínez

 

POR LOCKY PEREZ
 
Tags:
Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

    3 comentarios

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.